Ander y Omar: Una relación que mueve fibras en Élite

En Madrid, hablamos con Arón Piper (Ander) y Omar Ayuso (Omar), la pareja gay de Élite, que es una de las más aclamadas por los fanáticos de la exitosa serie española de Netflix

Por Catalina Forero Metro World News

¿Es un conflicto manejar el tema de la homosexualidad dentro de una serie adolescente?

–Arón: Mi conflicto no es la homosexualidad, para nada, en el caso de Omar, sí, porque su personaje tiene de fondo una cuestión cultural, religiosa y de familia que lo acentúa. Pero, en realidad, para mi personaje no lo es. Es simplemente un chico al que le gustan los chicos.

–Omar: Sin pensar especialmente en ello, no creo que sean características distintas a las que podrían tener otros personajes. Al final, Carla, por ejemplo, tiene el conflicto de su padre, como yo tengo el de los míos. En su caso es una cuestión económica y de interés, y en mi caso es una cuestión religiosa y cultural, pero al final son problemas que se trabajan desde el mismo punto de vista. No lo sobredimensiono.

–Arón: Eso es lo bueno, normalizarlo. Somos la pareja gay de Élite, pero no está tratado así.

–Omar: Y si lo normalizamos desde el trabajo, eso se refleja en pantalla. Evidentemente no está 100% normalizado, porque no es así en la sociedad, y claro que destaca, pero en la medida de lo que puede, lo intentamos.

¿Cómo ven la evolución de su relación?

–Arón: Partiendo de la base de que terminamos la temporada uno viéndonos 15 minutos al día, es algo difícil de llevar. Hemos pasado un verano entero así. Entonces se tambalea un poco.

–Omar: Se tambalea un poco. Omar está cómodo con como están las cosas, porque al final le permite tener todos sus frentes atados, pero eso no puede seguir así y a Omar le toca decidir por fin, y decidir es costo y oportunidad. Decidir es renunciar: su pareja o su familia.

¿Han recibido ataques homófobos por sus personajes, en la calle o en redes sociales?

–Omar: He lidiado con ataques homófobos a título personal, pero por el personaje no. He recibido más ataques por moro que por gay.

–Arón: Yo ni uno. De hecho, vengo de un pueblito pequeño y en mi pueblo habrá un gay o dos fuera del armario, pero la respuesta ha sido sorprendentemente guay.

¿Hicieron algún trabajo previo los dos para que hubiera más química en pantalla?

–Omar: Por nuestra cuenta no tanto, pero hay una cosa que es real y es que desde el casting número uno hay una química brutal entre nosotros. Nos hemos entendido muy bien. Luego ha habido unos meses de proceso de ensayo en los que se hizo todo.

¿Cómo evitan caer en el cliché?

–Omar: Para hacer un buen personaje, que realmente tenga algo, tienes que poner parte de ti. No es algo cuantificable a la hora de actuar, pero es ponerle parte de ti.

–Arón: Tiene que ver mucho también con lo que está escrito en el papel, si en el guion el personaje es cliché, muy difícilmente vas a poder sacarlo de ahí. Muchas veces te encuentras con personajes que lees en el guion y no tienen nada, pero en nuestro caso, son personajes que están muy bien escritos.

–Omar: Además, en esta temporada es diferente, porque antes no existían, pero ahora  los personajes tienen nuestras voces y nuestra esencia y eso se nota.

Loading...
Revisa el siguiente artículo