La pasión por el merengue nos hizo conquistar un récord Guinness

El domingo 3 de noviembre de este año, quedará en la mente y el corazón de un pueblo que ama su ritmo autóctono… Ese día, con la emoción a flor de piel y al compás de “El merengón”, establecimos el récord del baile de merengue más grande del mundo. Esta memorable historia puede continuar con otras noticias positivas para el país.

Por MARÍA MERCEDES

Unir a un pueblo en un mismo sentir es una arriesgada hazaña que el productor Alberto Zayas logró el pasado domingo 3 de noviembre, cuando en la Plaza España de nuestra emblemática Ciudad Colonial, 422 parejas calificaron al bailar “El merengón”, que le dio ese merecidísimo récord al merengue que forma parte de nuestra cultura, idiosincrasia, de nuestro ADN musical.

merengue

Si la emoción de los ensayos era indescriptible, lo vivido esa tarde-noche sencillamente fue fuera de serie. La pasión, entrega y dedicación que pusieron los participantes –verdaderos  protagonistas de esta historia-, es más que aplaudible.

Y es que desde el 4 de julio, cuando Zayas hizo el anuncio oficial de esta iniciativa que ponía a disposición del pueblo, la acogida no se hizo esperar. A través de llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes en las redes sociales muchos jóvenes y adultos expresaron su interés de participar y de romper el récord que en el 2013, hizo Rusia con 330 parejas bailando merengue de manera uniformada y  sincronizada.

La misión de superar esta hazaña se hizo “vox pópuli”. Por eso, las convocatorias realizadas durante dos meses en Santiago, La Vega, Baní, Cotuí, San Francisco, San Cristobal, Haina, Barahona, Yamasá,  Fantino,  La Romana y también aquí en Santo Domingo sobre pararon las expectativas del equipo que integra la casa productora “AZ Films Producciones Zayas”.

El tutorial colgado en las redes fue el primer contacto visual con esta hazaña premiada en nuestra tierra ubicada en el mismo trayecto del sol. Cada paso establecido para que la coreografía fuera lo más profesional posible marca el ritmo de la pasión y la efervescencia que sentimos por el merengue.

Luego, teníamos la incógnita de cuál canción sería escogida. La respuesta no se hizo esperar, pues poco tiempo después se anunció “El merengón” tema que hizo famoso Joseíto Mateo lo bailarían las parejas seleccionadas.

merengue

A principio de octubre nos dijo Zayas que “‘El merengón’ es un clásico de nuestro merengue autoría de Joseíto Mateo, que mejor manera de rendirle un homenaje a nuestro ‘Rey del merengue’, es una forma de que el merengón suene a nivel mundial”.

Para tan especial ocasión, este tema que ha transcendido en el tiempo, contó con los arreglos de Antonio González, un artista multipremiado al Grammy Latino. La magia de esa tambora que nos hace mover los pies y las caderas la puso Juan de la Cruz; Chocolate la conga; y Leo Pimentel el sonido del piano. Las voces las pusieron de los artistas Elvis Crespo, Manny Cruz y Miriam Cruz, quien estuvo presente y dijo sentirse emocionada y orgullosa de la dominicanidad.

“Como dominicana me siento muy orgullosa y emocionada de ver a tantas parejas bailando nuestro merengue. No podía dejar de venir y presenciar tan hermoso momento”, expresó.

Con esta canción icónica, alegre y que verdaderamente invita a bailar, las parejas –muchas de ellas formadas en importantes academias y ballet folclóricos-, danzaron de manera sincronizada y uniformada. En el caso de las damas, la falda con los colores de nuestra bandera fue confeccionada por la diseñadora dominicana Michelle Reynoso.

Un equipo unido por la misma pasión

Este evento constituido como una “Marca país” fue visto en vivo, así como por millones de dominicanos que residen dentro y fuera del país a través de la transmisión oficial que hizo Telesistema. La conducción estuvo a cargo de las comunicadoras Luz García y Elinés Olaverría.

merengue

Además de los participantes, más de 100 personas se entregaron en cuerpo y alma para lograr este récord “Marca país”. Entre ellos el coreógrafo Marcos Taveras, los supervisores y los testigos formaban parte de los requisitos que establecía Record World Guinness para validar que las reglas fueran cumplidas al pie de la letra.

A las 5:53 de la tarde, después de una leve lluvia que bendijo el momento, los participantes balaron “El merengón” durante un tiempo cronometrado de cinco minutos 18 segundos. El tiempo, la coreografía, sincronía, el vestuario y la pasión que trasmitieron los voluntarios fueron evaluados por Natalia Ramírez, adjudicadora de Guinness World Records.

Tras más de una hora de espera en la que todos los participantes permanecieron en la pista de baile, Ramírez dijo “Hoy tres de noviembre estamos presentes como el equipo de Record Guinness Latinoamérica para certificar el título mundial del baile de merengue más grande del mundo. Para eso era necesario el cumplimiento de varios requisitos; el último titular que nosotros tenemos registrado es en el país de Rusia en 2013, con un número de 330 parejas. Los requisitos adicionales además de superar el número de parejas era cumplir con la coreografía de un mínimo de cinco minutos que fuera pre-aprobada con respecto a un baile de merengue”.

merengue

Ramírez destacó que en el baile se pudieron notar valores tan importantes como el trabajo en equipo, la responsabilidad y la representatividad de cada región presente en Plaza España.

“También, pudimos verificar uno de los tres grandes valores que tenemos en la empresa y es la pasión que tiene la gente aquí en República Dominicana a un baile que los identifica a nivel mundial”. Los expertos en coreografía Chiqui Haddad e Isadora Bruno validaron estas evidencias.

¡Si se pudo!  

La confirmación de esa buena noticia se convirtió en una gran fiesta, especialmente en la pista de baile, donde uno de los participantes provenientes de San Pedro de Macorís dijo “me siento muy orgulloso de representar mi país en ‘Un récord pal´ merengue’. Estamos felices y contentos porque si se pudo, si se pudo”.

Muy emocionada otra participante exclamó “¡Somos dominicanos, somos bandera y le hemos demostrado al mundo que de que si se pudo!”.

Luego de entregar el certificado que valida este récord, a los participantes se les entregó su medalla que dice ‘Un récord pal´ merengue’. En ese momento, vimos a Liondy Ozoria y a Jenny Blanco, dos figuras de la televisión dominicana que se unieron a esta hazaña.

Ambos manifestaron lo emocionado que estaban de ser parte de esta historia. Liondy confirmó que será un honor mostrarles esa medalla a sus hijos, a sus nietos; mientras que Jenny no podía ocultar su felicidad y aunque había terminado el récord, ella seguía dando los pasos de baile que memorizó en su corazón.

Con ese orgullo patrio que permanecerá por siempre en el recuerdo de los participantes y del público que se dio cita a Plaza España, también se celebró por anticipado el “Día Nacional del Merengue”, que es el martes 26 de este mes; justamente tres días antes de la conmemoración de nuestra primera Carta Magna, un 6 de noviembre de 1844, en San Cristóbal.

Vendrán otros récords…

Sin duda, esta iniciativa quedará en la historia por unir en un solo corazón a este pueblo que tiene en el merengue su ritmo autóctono, y que por su importancia histórica en 2016, la UNESCO lo declaró “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”; y en 2018, la OEA le entregó el premio “Patrimonio Cultural de las Américas”.

Al hablar con la prensa, Alberto Zayas confirmó que vienen nuevos récord para el país. “Muy feliz, muy contento, decirles que RD seguirá rompiendo récords. Poder traer una buena noticia a tu país, a mi país, el país de todos es motivo de orgullo”.

Posiblemente, Zayas tenga en mente superar este mismo récord para seguir con la consigna de que nadie puede bailar más merengue que nosotros; o establecer una nueva marca con otro ritmo que nos identifica: la bachata que también espera que le sea otorgado su título patrimonial. Desde mayo de este año, el récord lo tiene Barcelona, España con mil personas bailando el género del amargue.


Muy ardua la labor detrás de cámara

“Soy simplemente un capitán de un gran barco, donde me acompaña un gran equipo”, dijo Zayas al admitir que los dos años que estuvo trabajando para establecer esta marca fueron agotadores. En este proceso tuvo que hacer muchas reuniones, viajes dentro y fuera del país. En ese sentido, agradeció a todas las personas que lo apoyaron de principio a fin para que República Dominicana celebrara esa buena noticia.

La transmisión en vivo por más de dos horas,  se realizó por  Telesistema 11desde la Plaza España, en la Ciudad Colonial “Patrimonio de la Humanidad”. Tras la descalificación de cinco parejas por no cumplir los requisitos, la adjudicadora de Guinness Record, Nathalia Ramírez, otorgó el Record Guinness, con la participación válida de 422 parejas. Sin duda, el reto nos dejó la moraleja de que el amor por la cultura que nos identifica promueve la unidad, y por ende, siempre tendremos momentos de alegría y mucho júbilo.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo