Rejuvenecimiento facial: la nueva forma de maquillaje en el cine

Desde hoy está disponible “The Irishman”, la última obra maestra de Martin Scorsese, quien se sumó a la tendencia de usar esta técnica para contar cerca de sesenta años de historia de Frank Sheeran (Robert De Niro)

Por nicholas townsend www.publimetro.cl

Ya está disponible en Netflix “The Irishman”, la cinta del director Martin Scorsese, que previo a su estreno en la plataforma de streaming se ha llenado de elogios. Protagonizada por Robert De Niro, Joe Pesci y Al Pacino, este trabajo ha sido catalogado como una obra maestra y estos tres actores corren con ventaja en una posible nominación a los Oscar.

Rejuvenecimiento facial:

El cinta es la mirada del director de “El Lobo de Wall Street” (2013) a la historia de Frank Sheeran (De Niro), quien pasa de ser un camionero a un asesino a sueldo bajo las ordenes de Russell Bufalino (Pesci), para luego volverse la persona de confianza del sindicalista estadounidense Jimmy Hoffa (Pacino). Basada en el libro “I Heard You Paint Houses” de Charles Brandt, el resultado: tres horas de cinematografía con solidas interpretaciones.

Scorsese, quien antes del estreno de “The Irishman” -que tuvo una breve pasada por algunos cines para poder entrar en la carrera por los premios de la industria del cine-, estuvo en el ojo público, primero por las referencias a “Taxi Driver” (1976) y “El Rey de la Comedia” (1982) que los críticos encontraban en “Joker” de Todd Phillips, y luego por sus palabras contra las cintas del Universo Cinematográfico de Marvel (“Los cines se han convertido en parques de diversiones”). Y ahora se suma a la lista de directores que apostaron por realizar una película para una compañía de streaming siguiendo los pasos de “Roma” de Alfredo Cuarón.

Pero más allá de unirse a ese “club”, el cineasta se suma también a la tendencia de utilizar una técnica que ha destacado en estos últimos años: rejuvenecer a los actores de manera digital. Una herramienta necesaria para narrar cerca de sesenta años de vida de Frank Sheeran. “Para mí, estos efectos especiales de rejuvenecimiento son la nueva forma de maquillaje”, afirmó Scorsese sobre la decisión de ocupar esta herramienta, durante una presentación de la película en Nueva York.

En entrevista con la revista Empire, el director reveló que accedió a usar esta técnica, luego de que él mismo probara si era posible quitarles años a los actores de una manera creíble. Para ello, le pidió ayuda a Robert De Niro, quien recreó la famosa escena de Navidad en la cinta “Goodfellas”.

En qué consiste la técnica

El rejuvenecimiento de actores es posible, después que se grabe al sujeto a quien se le va a cambiar la edad y, mediante un software, alterar su cara según las necesidades de la historia. Todo el proceso se realiza en la etapa de post producción y es totalmente digital. Una captura facial que, en su página web, Industrial Light & Magic (empresa fundada por George Lucas que estuvo involucrada en “The Irishman”) asegura que “proporciona una captura facial de alta fidelidad, para poses estáticas o en movimiento”.

Entre los sistemas que destacan en las dos últimas décadas se encuentran el de captura universal (Ucap) y Mova. El primero fue el responsable de iniciar la exploración de animaciones faciales humanas realistas, tal como se pudo ver en las secuelas de “Matrix”; mientras que el segundo consiste en malla animada de alta resolución y con textura impulsada por la actuación de un actor. Esta técnica permite animaciones de los personajes de muy alta calidad, efectos que se pudieron ver en “El curioso caso de Benjamin Button”, las cintas de “Harry Potter” y “Avengers”.

Cabe mencionar que esta herramienta era el principal problema inicial del presupuesto de lo que ahora es la última gran obra maestra de Scorsese (que contó con un presupuesto de 160 millones de dólares), ya que para el filme debieron financiar un software especial para la película. “Creo que los efectos están muy bien. Siempre bromeo con que esos efectos me pueden dar 20 años más de carrera en la actuación”, dijo De Niro sobre esta técnica a la BBC.


Una herramienta cada vez más recurrente

Este año hubo otra cinta que llamó la atención por su trabajo visual. “Gemini Man”, del director Ang Lee, rejuveneció el rostro de Will Smith en veinte años. Otros ejemplos recientes son el personaje de Samuel L. Jackson  en “Capitana Marvel” (2019), Johnny Depp en “Piratas del Caribe: La venganza de Salazar” (2017), Robert Downey Jr. en “Capitán América: Civil War” (2016), Arnold Schwarzenegger en “Terminator: Génesis” (2015), Hugh Jackman en “Logan” (2017) y Jeff Bridges en “Tron: Legacy” (2010), entre otros.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo