El documental ‘Santo Domingo’ nos trasporta a nuestros orígenes

Cada escena, diálogo y sonido de este audiovisual que pronto se estrenará en las salas de cine del país busca llevarnos al génesis de nuestro pasado. Sus guionistas José Enrique Pintor y Huchi Lora coinciden en que éste será un legado histórico de gran relevancia para la sociedad dominicana y las futuras generaciones.

Por MARÍA MERCEDES

La llegada de los españoles a la isla –precisamente un 5 de diciembre de 1492-, marcó el inicio de una historia que tuvo su génesis en esta isla que fue el punto de partida de muchos navegantes que salieron en busca de otros territorios en América.

documental

Las cartas, tratados, libros y otros documentos manuscritos han dejado por sentado lo ocurrido en nuestro pasado, sin embargo, es mucho y a la vez es poco lo que se sabe sobre los acontecimientos que se produjeron en ese y los siglos subsiguientes.

Con el interés de mostrar esa otra cara de la historia con sonido e imágenes, José Enrique Pintor “Pinky” junto al periodista Huchi Lora escribieron el guion del documental ‘Santo Domingo’.

De forma cronológica, el docudrama narra la historia de la primera ciudad de América desde la llegada de los españoles al continente hasta la edificación de una ciudad que habría de convertirse en la cuna de las más importantes primacías del mundo hasta entonces conocido, como la defensa de los derechos humanos y la lucha por la protección de los indígenas con el sermón de adviento que pronunció fray Antón de Montesinos el 21 de diciembre de 1511.

Para tenerlo en pantalla, ‘Santo Domingo’ fue producido con la asesoría de historiadores dominicanos y españoles. Sustentando en la documentación existente sobre la época, esta investigación este audiovisual se ha de convertir en un referente para las presentes y futuras generaciones.

Vale destacar que el documental ‘Santo Domingo’ fue anunciado en junio de este año, y teniendo como única empresa inversionista a través de la Ley de Cine al Banco BHD León, pronto estará en las salas de cine.  Sin embargo, en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional fue realizado un pre-estreno que dejó muy buenos comentarios en el auditorio.

Referencia de todo un continente

Al dirigirse a los presentes, José Enrique Pintor destacó que “Santo Domingo es una ciudad única, un punto de luz que se habría de convertir en referencia de todo un continente. Una ciudad merecedora del mejor de los homenajes: el de perdurar y ser, a lo largo de la historia, la primera en muchas cosas de este lado del mundo y convertirse en un documento audiovisual sin precedentes”.

Previo a la proyección del documental en el Teatro Nacional, Huchi Lora resaltó que la trama hace énfasis en todas las primacías de la ciudad, destacando la más importante de ellas: “la única que no está edificada en piedras, sino en principios cristianos imperecederos que la hacen cuna de la defensa de los derechos humanos en la historia universal”.

El periodista y escritor expresó que “Santo Domingo resume la historia de la ciudad más antigua del nuevo mundo como centro inicial del Gobierno español de las Indias. Historiadores dominicanos y españoles enriquecieron este documento audiovisual con el aporte de los contextos históricos en que nace y se desarrolla la ciudad primada de América, poniendo especial atención a los detalles históricos para que los espectadores se trasladen a la época y sientan y vivan ese momento”.

“Una historia que merece ser contada”

En su mensaje, Luis Molina Achécar, presidente del Banco BHD León, afirmó que conocer el pasado facilita el entendimiento del presente y aporta a la cimentación del futuro. “La historia trasciende la necesidad única de tener una memoria de los acontecimientos pasados; ella permite a los pueblos considerar el origen del presente y adecuar las decisiones futuras”.

Posteriormente, se refirió al documental como “una historia que merece y tiene que ser contada por el papel protagónico de nuestra ciudad en el descubrimiento de América; por las múltiples primicias y tesoros históricos que son patrimonio de la humanidad”.

Agregó que los acontecimientos históricos que ocurrieron aquí no pueden quedarse en el olvido “por la gestación de la República dentro de sus muros; por estar su nombre estrechamente vinculado al que llevó la isla por mucho tiempo, y al gentilicio dominicano que hoy, con orgullo llevamos; y para motivar a los sectores público y privado a seguir invirtiendo en su mantenimiento y desarrollo, asegurando la dignidad que se merece”.

Ardua labor técnica para su realización

Desde el día de la rueda de prensa realizada en el Museo de las Casas Reales puede percibir la magnitud de esta producción cinematográfica que ya es una realidad.

En reconocimiento a todo el equipo que trabajó en este proyecto. Por eso, no nos sorprende que José Enrique Pintor haya dicho que “Santo Domingo es el esfuerzo titánico de muchísimos profesionales de distintas áreas que, entusiasmados con dejar un legado para las futuras generaciones, se abocaron a lograr recreaciones como nunca antes vistas en nuestra cinematografía”.

Asimismo, indicó que ‘Santo Domingo’ es una obra cinematográfica que recrea los momentos más significativos de la conquista, presentando a quienes protagonizaron el proceso y demostrando la preponderancia histórica de nuestra ciudad, en la que, entre muchas primacías, fue planteada la primera defensa de los derechos humanos.

Precisó que ‘Santo Domingo’ es más que un documental. “Es un viaje mágico a 1492 y el esfuerzo titánico de muchísimos profesionales de distintas áreas, que entusiasmados con dejar un legado para las futuras generaciones se abocaron a lograr recreaciones como nunca antes vistas en nuestra cinematografía.

Con mucha contundencia, José Enrique afirmó que “Santo Domingo se merece eso y más. Se merece cada encuadre, cada rincón convertido en un set, cada rostro en personaje, cada rayo de luz en un brote de color, cada retoque en un traje de la época; cada fotograma, cada movimiento de cámara, cada expresión de un actor. Santo Domingo se merece todo el esfuerzo, todas las horas, todos los meses y años que dedicamos a darle forma a los escasos minutos que hoy nos harán viajar en el tiempo”.

Además agregó que este es “un recorrido que nos ha marcado a todos y habrá de dejar buenos recuerdos en los espectadores que habrán de disfrutarlo”.

“Ojalá no deje impasible a nadie. Ojalá despierte en nosotros algún sentimiento, alguna emoción, alguna reacción. Ojalá aprendamos algo o sencillamente nos recuerde las clases de historia y aquel placer de imaginarnos dentro de los relatos del maestro de turno”, dijo con gran emoción.

Para cautivar al espectador

El documental está dividido en dos partes, una en la que historiadores de España y República Dominicana aportan los datos sobre cómo sucedió el descubrimiento y posterior colonización de la isla.

Sus palabras y valoración de los hechos se traducen en imágenes que presentan los distintos elementos sociales, bélicos y económicos que dieron origen al establecimiento de Santo Domingo.

Con una representación escénica, en la segunda parte, el público aprecia una recreación de importantes momentos representados por actores que le dieron vida a personajes relevantes en las primeras décadas de la conquista, como: Cristóbal Colón, Nicolás de Ovando, Diego Colón, el padre Bartolomé de las Casas y Fray Antón de Montesino.

La actriz, cantante y comunicadora Marina Frías se desdobla para interpretar con su voz a la ciudad que cuenta detalles interesantes sobre la construcción de las edificaciones emblemáticas de la Ciudad Colonial como: el Alcázar de don Diego Colón, la Catedral Santa María de la Encarnación, el hospital San Nicolás de Bari o la Fortaleza Ozama, los cuales casa año reciben la visita de miles de turistas y visitantes nacionales.
Para hacer más real esta historia, la dirección de arte se la jugó para presentarle a usted –que no se la debe perder-, una producción con detalles bien cuidados.


Legado histórico

En palabras de Luis Molina Achécar “esta pieza audiovisual es un legado histórico que el Banco BHD León entrega a la sociedad dominicana como parte de nuestra responsabilidad social enfocada en el apoyo al arte y en la promoción de los valores; los valores que nos recuerdan de dónde venimos, como la nobleza de los taínos; los valores que persisten, como la fe cristiana; y los valores que nos mueven adelante, como la decisión de los frailes dominicos de hacer lo correcto”.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo