Cotuí muestra su legado cultural a ritmo de carnaval

Este carnaval original y ecológico en el que tradicionalmente se destacan los Platanuses, Papeluses y Funduses. En su tradicional recorrido de cuatro kilómetros desfilaron “Las damiselas”, un grupo femenino que desde hace 21 años engalana esta fiesta cultural.

Por MARÍA MERCEDES

Cada año, República Dominicana muestra con esplendor su carnaval. Además de alegrar al público local y extranjero con la espectacularidad de sus trajes y la cadencia de sus movimientos, esta actividad cultural tiene la buena práctica de que se hace con el alma y en equipo.

Uno de los carnavales que sus habitantes se involucran de principio a fin en los preparativos es el de Cotuí, el cual gracias a una invitación del Departamento de Promoción Nacional del Ministerio de Turismo, liderado por Milka Hernández tuvimos la oportunidad de conocer  desde su elaboración hasta su salida por las calles de este municipio de la provincia Sánchez Ramírez.

Allá pudimos palpar en primera persona, cuanto fervor y entusiasmo le ponen los cotuisanos para que su fiesta popular siga siendo considerada como uno de los más originales y creativas de nuestra geografía.
Acompáñenos en este recorrido, en el que les presentaremos algunos de los personajes que se sienten orgullosos de su identidad. Por eso, con sus anécdotas y proyectos mantienen viva esta tradición que han de heredar las futuras generaciones.

Sus personajes aman el carnaval

Esa mañana tranquila y un tanto soleada, un grupo de periodistas llegamos a Cotuí para que su gente nos cuente cómo nació y organizan su carnaval. Sin duda, esta es una tarea ardua, pero que realizan con el compromiso de mantener viva su mayor legado cultural.

La primera persona que entrevistamos fue a Herminia Gil, una afable señora que desde años participa en el “Concurso de caretas”, que pone en relieve la creatividad e inspiración de sus creadores. Ella nos confirmó lo orgullosa que se siente de colaborar con su pueblo en esta valiosa misión.

Ramona Viloria, conocida cariñosamente como “Ramona Cunca”, nos dijo que tiene 50 años fomentando el carnaval de su tierra. En un breve repaso histórico, confesó que antes de ella involucrarse en el carnaval había comparsas, pero con el paso del tiempo se han incorporado otros personajes que lo han enriquecido. Tradicionalmente, en este carnaval se destacan los Platanuses, Papeluses y Funduses, cuyos trajes son confeccionados con hojas de plátano, papel y funda o bolsas plásticas.

En esta breve conversación, la dama recordó las caretas creadas por Ramón A. Manzueta (Patón o Pateca), y que los Papeluses construidos por José Arístides Monegro (Negrote), surgieron buscando la identidad, la autenticidad, lo singular, lo particular. Precisamente, esos valores son los guían el carnaval cotuisano en la actualidad.

Luego, el gestor cultural Felipe Orozco informó que tiene tres décadas dedicándose a fomentar la tradición del carnaval. “Yo soy fundador del carnaval de Herrera, y vivo en Cotuí desde hace 32 años donde llegué para trabajar la cultura desde una ONG”. En este transcurrir, fue director cultural de la Universidad Tecnológica del Cibao Oriental; ahora es director cultural del Ayuntamiento municipal.

Un carnaval con olor

Al valorar el carnaval de Cotuí, Felipe Orozco dijo lo siguiente: “Yo he visto muchos carnavales y este es uno de los más originales de República Dominicana porque tiene vistosidad, creatividad, originalidad y hasta olor porque cuando los muchachos pasan vestidos con hojas de plátano, de gayumbo nos dejan un rico aroma”.

Afirmó que cada año las personas renuevan sus disfraces, y que cada vez son más frecuentes las caretas de higüero, así como otros modelos que también usan materiales del medioambiente para su confección, que empieza desde que pasa la Navidad.

Le preguntamos cuál es el recorrido que hacen los personajes de este carnaval, a lo que nos respondió que el jueves 27 de Febrero recorrieron entre tres a cuatro kilómetros. El punto de partida es el Ayuntamiento; desde ahí caminarán por el barrio Esperanza, Los Cajuiles, El Tamarindo, La Gallera y Pueblo Nuevo hasta llegar al Parque Duarte.

En este recorrido cultural también desfilaron “Las damiselas”, un grupo femenino que engalana esta fiesta. Sobre su origen habló Eugenia Torres, directora de la Escuela de Bellas Artes, quien confirmó que el grupo tiene 21 años desfilando en el carnaval y que sus 22 integrantes se destacan por su alto sentido de hermandad, compromiso y trabajo en equipo.

Continuamos esta crónica destacando la participación de los personajes agrupados en “La Tribu”, quienes tienen dos décadas alegrando esta tradición. La estrofa de su canción promocional dice  “Con La Tribu en carnaval, estamos en Cotuí, vamos todos a gozar”.

Francisco José Cáceres, del Consejo de Desarrollo de Cotuí confirmó que “estamos haciendo un aporte promocional para darle más fuerza al carnaval de nuestro pueblo. Aquí recibimos la mayor cantidad de fotógrafos en un carnaval y eso es por nuestra originalidad”.

Juampa “¡Yo soy el carnaval!”

“Juampa” es sinónimo de alegría desbordante. Su carisma y su contundente forma de expresar sus ideas cautivan a sus amigos y a quienes les conocen por primera vez. En los minutos que le dedicó a los periodistas que hicieron esta cobertura, les contó que está orgulloso de ser parte de este carnaval que es diferente a los de otras provincias porque es ecológico.

A la fecha, Juampa representa a muchos personajes en los que siempre busca emular a sus ancestros negros. Para los fines, no usa caretas, sino que se auto pinta el rostro; en ocasiones, lo hace Melvin Díaz, artista del pincel que ha dejado plasmado su arte en la ruta de los murales.

“Aquí todo el mundo tiene libertad para disfrazarse”, afirmó  Juan Francisco Vásquez, nombre real de este artista camaleónico, quien en 2018 fue elegido “Rey del carnaval” en homenaje a su medio siglo aportándole su talento a esta profesión que más le satisface.

Su fama se ha extendido por todo el país por sus majestuosos disfraces, que cada año sorprenden al público con una nueva creación.

Además de alegrar las calles de nuestro país con su carisma y espontaneidad, Juampa tuvo la oportunidad de llevar nuestra cultura carnavalesca a la Bolsa Turística Internacional  (ITB Berlín), donde usó diferentes trajes y se cambió los accesorios para verse diferente cada día. “Yo trabajé todos los días entre seis a diez horas”, indicó Juampa, quien con esa gran sonrisa que le caracteriza exclamó “¡Yo soy el carnaval!”.

¿Qué nos contaron los artesanos?

En esa interrelación de experiencias, pudimos ver a los artesanos en plena acción. Por ejemplo, la careta de Wellington Morales fue una de las admiradas. El joven que tiene aproximadamente seis años confeccionando caretas, le contó a la prensa que la hizo de materiales reciclados, entre ellos guásima, con el armazón de papel periódico y la lengua con semillas de pioneer. El ganó el primer lugar.

Horas más tarde, a Herminia Gil y a Felipe Orozco le vimos evaluando las caretas, siendo unos de los requisitos fundamentales la funcionalidad, es decir, que pueda ser usada por las personas.

Las caretas ganadores fueron en primer lugar “Camaleón”; “El Jabalí”, y  “Careta de Higüero” ocuparon el segundo y tercer lugar, respectivamente.

“Muy bonito y colorido”

Julio Tejeda, Rey del Carnaval de Cotuí de este 2020, nos contó que se siente muy feliz con esta distinción que es una muestra del apoyo que durante años le ha ofrecido a esta fiesta cultural. Igual satisfacción muestra la reina Agustina Regalado.

Las damiselas, los platanuses, papeluses, funduses, Alegoría a Cayena en papel, Califé en papel, Dominicanas, Muñecas de papel, Roba la Gallina fantasía en papel, Roba la Gallina, Hombre de Zancos, Príncipe Africano, El Mediodía, el General Cocotico son algunos de sus personajes.

Según datos históricos, el primer carnaval de Cotuí era de casino, y se celebraba en el casino Juan Sánchez Ramírez, fundado en el año 1893, y del que ahora solo existe la infraestructura.  Esos clubes sociales estaban en casi todas las provincias del país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo