Cinco Premios Nacionales de Literatura nos abrazan con sus poesías

José Mármol creó la iniciativa “Decir poesía en cuarentena”, la cual contó con el respaldo de Tony Raful, Ángela Hernández, Mateo Morrison y Jeannette Miller.

Por MARÍA MERCEDES

La poesía es un reflejo del alma. Es una escritura creativa que para este tiempo de aislamiento social es una buena alternativa. Por eso, recientemente y tomando en cuenta el “Día Mundial de la Poesía”, que celebramos el sábado 21 de marzo, cuatro poetas que ostenta el “Premio Nacional de Literatura”, invitaron a la población para se lean un poema cada día.

Más allá de esta fecha propuesta en 1998 por la Unesco, la iniciativa de José Mármol que contó con el respaldo de Tony Raful, Ángela Hernández, Jeannette Miller y Mateo Morrison sigue vigente porque la lectura es una actividad que además de enriquecer nuestro intelecto genera el estado de bienestar que tanto necesitamos.

Su propuesta de que las redes sociales y otros medios digitales se llenen de poesía fue bautizado con el mensaje “Decir poesía en cuarentena”.

El poeta José Mármol dijo que el propósito es lograr que “la magia de un poema toque los corazones aislados y tienda un puente solidario en todo el ciberespacio”.

“Quise solidarizarme con la gente que está aislada en casas, apartamentos, hospitales, habitaciones, funerarias, etc., aprovechando la levedad del ciberespacio para llegar hasta ellos”, afirmó Mármol.

Agregó que el objetivo es lograr que “la magia de un poema toque los corazones aislados y tienda un puente solidario en todo el ciberespacio”.

En ese sentido, solicitó a los poetas que graben con sus teléfonos o cámaras digitales, uno de sus poemas breves, y para quienes no son poetas, que lo hagan tomando una creación de otro autor, y se le cuelgue en sus perfiles y redes bajo el lema “Decir poesía en cuarentena”, y se le coloques las etiquetas #diamuldialdelapoesia

#decirpoesiaencuarentena

#quedateencasa

Agradecimiento

Mármol agradeció el respaldo de los amantes de la poesía.

Poema

El colega José Rafael Sosa nos compartió este poema que circula en las redes escrito por un poeta español anónimo con motivo de la pandemia del Coronavirus.

“Era el 11 de marzo del 2020

Las calles estaban vacías

Las tiendas cerradas

La gente ya no salía.

Pero la primavera no lo sabía

Y las flores seguían floreciendo

Y el sol brillando

Y las golondrinas volviendo

Y el cielo se coloreaba de rosa y de azul

Por la mañana se amasaba el pan

y se horneaban los bizcochos

Oscurecía siempre más tarde

y por las mañanas las luces entraban más temprano a través de las ventanas.

Era el 11 de marzo de 2020

Y los jóvenes estudiaban conectados

Y por las tardes la ineludible cita para jugar a las cartas

Era el año en que solo se podía salir para ir de compras

Después de un rato, cerraron todo

También las oficinas

El ejército comenzaba a vigilar las salidas y las fronteras

Porque ya no había más espacio para todos en los hospitales

Y la gente se enfermaba,

Pero la primavera no lo sabía

Y los brotes seguían saliendo

Era el 11 de marzo d 2020

Y todo el mundo estaba en cuarentena obligada

Los abuelos, las familias y también los jóvenes

Entonces el miedo se hizo real

Y todos los días parecían iguales

Pero la primavera no lo sabía

Y las flores volvieron a florecer

El placer de comer juntos fue descubierto otra vez

Escribir, dejando libre la imaginación

De leer volando con la fantasía

Hubo quien aprendió un nuevo idioma

Y quien volvió a estudiar

Y volvió a tomar el último examen que faltaba para la tesis

Quien entendió que estaba amando separado de la vida

Quien dejó de hacer tratos con la ignorancia

Quien cerró la oficina y abrió una taberna

Con solo ocho asientos

Hubo quien se convirtió en médico para ayudar a cualquiera que lo necesitara

Fue el año en que se entendió la importancia de la salud y de los afectos

El año en que el mundo pareció pararse

Y la economía desplomarse

Pero la primavera no lo sabía y las flores dieron paso a los frutos.

Y entonces llegó el día de la liberación

Estábamos viendo la tele y el Primer Ministro

Dijo que la emergencia había terminado

Y que el virus había pasado

Que todos los seres humanos, juntos, habían ganado

Y entonces salimos a las calles

con lágrimas en los ojos,

sin mascarillas, ni guantes

Abrazando nuestro vecino

como si fuera nuestro hermano

Y fue entonces que llegó el verano

Porque la primavera no lo sabía

y seguía estando ahí a pesar de todo,

a pesar del virus

a pesar del miedo

a pesar de la muerte

la primavera no lo sabía

y enseñó a todos

la fuerza de la vida”.

Poema Anónimo

Loading...
Revisa el siguiente artículo