Taron Egerton: “Me gusta ser discreto”

Este año se hizo parte del enfrentamiento entre ingleses y estadounidenses en la pantalla grande con el estreno de Kingsman: El círculo dorado. El actor británico habló con Metro de su presente y sus próximos proyectos

Por Gabriela Acosta

A sus 27 años, podría decirse que Taron Egerton representa a una nueva generación de actores británicos.
Con poco más de 7 años de carrera, el actor va sumando proyectos. Este año estrenó la cinta Kingsman: El círculo dorado, en la que muestra su elegancia actoral junto a Colin Firth.

Quizá su nombre no suene mucho, pero al actor está ganando terrero en el cine. Más con su papel de Gary Eggsy Unwin en la segunda parte de Kingsman, es el protagonista, un chico malo que termina trabajando como un divertido espía inglés.


(Leonardo DiCaprio) produjo la nueva versión de Robin Hood y la filmamos en Croacia, no puedo decir mucho, pero creo que será algo distinto a lo que se ha visto


En entrevista con Metro, Taron señaló que su mayor preocupación en este medio es no tener tiempo para la familia. El británico no gusta de las redes sociales pero normalmente utiliza Instagram para mostrar sus momentos familiares.

¿Cómo te sentiste en la secuela dirigida por Mattew Vaughn?

— Creo que hay un cambio, en lo personal veo un cambio físico en mí y una madurez en la historia. Además esta nueva entrega tiene más acción con un humor británico y estadounidense.

¿Cómo ha evolucionado tu personaje Gary Eggsy Unwin?

— Debo confesar que Kingsman: El servicio secreto representó la primera ocasión en que puse un pie en un set cinematográfico, y ni se diga de interpretar el papel protagónico. Estoy fascinado de regresar al lugar en donde todo comenzó.

Es mi primera experiencia en la que regreso para una secuela y disfruté trabajar nuevamente con Matthew (Vaughn).

Te señalan como uno de los mejores actores británicos, ¿te asusta ese término?

— Soy un chico de clase media y aprovecho cada oportunidad. Soy un actor al que le gusta trabajar y con la idea de que a la gente le guste mi estilo, así que aún soy un principiante.

Al ser una cinta de origen galo, ¿cómo tomaste la idea de combinarlo con un estilo western?

— Fue divertido combinar esos dos estilos, entre cuestiones de política y costumbres.Durante el rodaje hubo una rara combinación de acentos.

¿Ya llegan más proyectos a tus manos?

— Debo confesar que sí tengo muchas más opciones ahora que hace seis años.

¿Qué más hay en tu lista de pendientes?

— Creo que me he vuelto apasionado de los escenarios, me gustar estar ahí, pero me gustaría hacer un musical, pues creo que no canto tan mal.

Tienes poco tiempo en el medio, ¿algo que te provoque cierto miedo?

— Suelo ser muy discreto, no me gustan mucho las redes sociales y mi agente dice que eso es malo para un actor.

Me gusta ir al pub y hacer tonterías con mis amigos, así que no quisiera cambiar mi estilo de vida. Soy un chico de casa, que disfruta de hacer las cosas más cotidianas, pero creo que eso no será fácil con una carrera como la mía.

Lo que me preocuparía es que se hable más de cosas que no sean de trabajo: que si como, que si estoy gordo, que si me vieron con tal persona. Eso no es saludable.

¿Estás trabajando con Leonardo DiCaprio?

— Él produjo la nueva versión de Robin Hood y la filmamos en Croacia, no puedo decir mucho, pero creo que será algo distinto a lo que se ha visto.

Dices que eres un chico de casa, ¿qué no te gustaría perder en esta carrera?

— El reconocimiento te da fama y halaga, eso lo agradezco porque sé que forma parte de esta profesión que elegí, pero también es importante distanciarme de ello.

Me gusta perderme con mi familia durante semanas, luego vuelvo al trabajo, siempre trato de que exista un balance.

Yo quiero seguir siendo Taron David Egerton​, el chico de Birkenhead (Reino Unido).

Loading...
Revisa el siguiente artículo