“Hay un país en el mundo”… un canto que exalta la dominicanidad

Documental. Es un recorrido visual por nuestra identidad que nos hace únicos y especiales. Actualmente, se proyecta en los Caribbean Cinemas de Downtown y Novocentro, en Santo Domingo; y en el Cinema Centro Cibao, en Santiago.

Por María Mercedes
“Hay un país en el mundo”… un canto que exalta la dominicanidad

“Yo amo República Dominicana”, porque esta es la tierra en la que Dios me bendijo al nacer; y es aquí donde comparto mi historia de vida con personas alegres, amorosas, solidarias y de valores inquebrantables. Como valor agregado, tengo la dicha de vivir en un terruño, cuya belleza se aprecia por aire, mar y tierra.

dominicanidad Pinky Pintor, Josefina Navarro y Luis Molina Achécar la noche del entreno. FE

Bueno, esta confesión que mi profesión me permita dejar constancia tiene como misión hacer una valoración del documental “Hay un país en el mundo…”, a través del cual el cineasta y productor de televisión José Enrique Pintor (Pinky), muestra aspectos culturales muy propios de nuestra nación.

Pienso que el título de este audiovisual no pudo ser más acertado, porque es indudable que los dominicanos tenemos una conexión muy especial con este mensaje que nos legó nuestro poeta nacional, Don Pedro Mir.


Cartelera

Este documental cuenta con la distribución de Caribbean Cinemas y posteriormente llegará a la televisión. Actualmente, está en la cartelera de Downtown Center y Novocentro; en Santo Domingo; y en el Cinema Centro Cibao, de Santiago. El objetivo final es subirlo a las plataformas de Internet y que sea llevado a las bibliotecas.


Desde la primera imagen que se proyecta en la pantalla grande, el corazón se alegra porque tal como afirma Pintor “Este país cuenta con cosas positivas. Se me ocurrió la idea de hacer este documental resaltando los aspectos positivos. La literatura, gastronomía, folklor, pintura, economía, agricultura, sociedad, música, entre otros aspectos”.

Contenido didáctico

Los hijos de esta patria somos muy amigables. Precisamente, ese sello de nuestra idiosincrasia que hace presente en este documental que inicia con la conversación de la niña María (Nicole Cuesta), y del músico (Manny Cruz), quienes en el frío invierno en Nueva York añoran estar aquí. A ellos se une Freddy Ginebra, quien hace el papel de narrador que pone el punto de exaltación por lo nuestro.

dominicanidad

El guion de este documental creado por Producciones Amaru tiene un valor didáctico. Desde esta óptica, en sus 90 minutos de muestra un recorrido audiovisual por aspectos vinculados a nuestra cultura; también habrá de cumplir su objetivo de convertirse en un referente para las presentes y futuras generaciones.

La noche de la proyección inaugural realizada en la Sala Principal del Teatro Nacional con el auspicio del Banco BHD-León, Pintor –quien es español, pero de corazón dominicano-, dijo que el documental es “un legado cultural, un reflejo de lo que somos como sociedad en muchos aspectos, un trabajo que merece ser del conocimiento de toda nuestra juventud; una recopilación de testimonios sobre diversos temas de la identidad dominicana, con música e interpretaciones de todos los géneros y generaciones; un aporte de importancia de una institución como el Banco BHD-León que decide apoyar a través de la Ley de Cine este tipo de proyectos cinematográficos”.

Asimismo, manifestó que el país cuenta con mucho techo para la realización de documentales. “Es uno de los grandes nichos de nuestra ley. Nos hemos enfocado mucho en la ficción, sin embargo la legislación nos ampara para poder desarrollar trabajos en este formato”.

Un equipo valioso

Para hacer este trabajo, Pintor se tomó cerca de tres años de labor de investigación, coordinaciones pre-producción hasta que finalmente se terminó. En este tiempo logró conformar un equipo de personalidades de la talla del historiador Roberto Cassá, el antropólogo y folklorista Dagoberto Tejeda, el periodista Huchi Lora, el fotógrafo Eladio Fernández, el músico y compositor Luis Ovalles, y otras destacadas personalidades como Freddy Ginebra, José Alcántara, y José Rafael Lantigua (Literatura).

También se destacan los testimonios de los historiadores Mu-Kien Adriana Sang y Manuel García Arévalo; el arquitecto José Enrique Delmonte, la folclorista Xiomarita Pérez, el fotógrafo Eladio Fernández y la gestora cultural Verónica Sención.

dominicanidad

Fue una jornada intensa y valió la pena, pues cada uno de estos profesionales aportaron sus conocimientos e hicieron un levantamiento a nivel nacional sobre aspectos de la historia, literatura, pintura, economía, gastronomía, turismo, creencias, folklor, los juegos infantiles, biodiversidad, la fotografía, la religiosidad, la medicina natural y popular; la agricultura, artesanía y el deporte que nos hace erizar la piel: el béisbol.

Nos comunicamos a través de la música

No cabe duda, la música es parte de nuestra idiosincrasia, y así se hace palpable en este documental que es también un recorrido musical que cuenta con la participación de Xiomara Fortuna, Milly Quezada, Sexapeal, Joseíto Mateo, José Virgilio Peña Suazo, Kinito Méndez, Michel, Fefita La Grande, Marijó, La Materialista, Vickiana, Anthony Ríos, Mark B, Krisspy, Pochy Familia, Diomary La Mala, Tony Almont, Niní Cáffaro, Roldán, Rafael Solano, Niní Cáffaro, Wason Brazobán, El Jeffrey, y otros artistas que interpretan una selección de temas musicales representativos de la cultura musical de nuestro país.

dominicanidad

Las interpretaciones que resultaron muy acertadas contaron con los arreglos de Antonio González.
En este aspecto se destacan los musicales de temas emblemáticos como “Dominicano Soy”, interpretado por artistas de distintas generaciones y con arreglos que le impregnan nuevos colores a esta pieza.

Personal técnico

La producción tiene el crédito de Shandy Cuesta; la asistencia de dirección de Patricia Ramírez (Pachy), la producción de línea de Miguel Campusano y la dirección de arte de Ruth Matos. La fotografía es de Elías Acosta, quien contó con el soporte de José Luis Alcántara, Julián Roa y Elías Nariosky en su equipo. La producción es de Producciones Amaru.

Patrocinio y distribución

“Hay un país en el mundo…”, está sustentado en la legislación que incentiva a la industria del cine y cuenta con el patrocinio del Banco BHD-León, en el marco de la celebración de los 45 años de la entidad financiera.

Loading...
Revisa el siguiente artículo