La grata experiencia de ver a Fernando Villalona en vivo

Música. En su concierto “Fernando Villalona una marca nacional”, interpretó 24 canciones de su amplio repertorio. Cada una fue más aplaudida que la otra.

Por María Mercedes

En los minutos de espera, el público conversaba muy animadamente. Además de que siempre es lindo compartir con los amigos, pienso –sin temor a equivocarme-, que estaban felices de asistir al concierto “Fernando Villalona una marca nacional”.

Con un Teatro Nacional lleno a capacidad y rendido a sus pies, “El Mayimbe”, hizo su aparición a las 8:38 de la noche. Por supuesto, la ovación no se hizo esperar. El tema que estrenó esta singular noche fue “El Quijote”, quizás porque así de quijotesca fue la aventura de emprender su carrera artística y materializar esta idea que hace 21 años le propuso el maestro Amaury Sánchez.

Tras interpretar el segundo tema “Delirante amor”, el artista pronunció estas palabras “Buenas noches, gracias por venir”… “Cantar con una orquesta tan grande y todos maestros es una bendición”.

Testimonios y anécdotas

En el desarrollo de este espectáculo, muchos artistas, periodistas y familiares dieron testimonio de su trayectoria a través de videos proyectados en un sistema de pantallas que también formó parte de la escenografía.

Ramón Orlando fue el primero en dar su testimonio  y recordó que le hizo los arreglos a la canción “Sé que te perdí”, la cual le abrió camino como arreglista. Y destacó que “El Mayimbe” “tiene un encanto natural que le caen atrás los niños, los jóvenes, los adultos… También, es un ícono que fue imitado por su estilo”.

La periodista Marivell Contreras habló sobre su amistad con Fernandito, la cual inició cuando producía los programas de Yaqui Núñez del Risco, a quien vimos en un vídeo de recuerdo presentando a Fernando junto a Los Hijos del Rey.

 Fernando Villalona

Posteriormente, Zoila Puello; el ex presidente de Acroarte Carlos T. Martínez, los artistas Manny Cruz, Sergio Vargas y su hermano Angelito Villalona dejaron plasmados sus buenos recuerdos en una proyección que afloró anécdotas que su público desconocía.

Duetos

Fernando cantó “Pídeme” con Frank Ceara versión bachata; con Jackeline Estévez interpretó “Me muero por ti”. Previo a salir al escenario, Estévez hizo la anécdota de que esa canción sería para la artista mexicana Lucía Méndez y cuando llegó a las manos de Villalona, él dijo que la iba a interpretar con la mejor artista dominicana… el tema fue merengue del año en los Premios Casandra (1998), otorgado por Acroarte.

Otro invitado especial fue el salsero Michel, a quien le une el tema “Cama y mesa”.  Sobre ésta, Fernando Villlona dijo que está dedicada a las mujeres porque “todas deben ser tratadas con cariño y amor”.  La agrupación “Son de Loma”, también estuvo presente en este concierto hecho para la historia y lo hicieron cantando “El gustico”.

A cada uno de sus invitados, Villalona los recibió con una vestimenta impecable creada por el diseñador Tony Mena.

“La noche más importante de su carrera”

Fernando Villalona quiso dejar en el público un recuerdo para toda la vida al decirles: “Este ha sido el espectáculo más importante de mi vida y mi carrera”.

“Me hicieron la noche que yo necesitaba, si Papá Dios que me manda a buscar mañana…”, el público no le dejó terminar la frase, pues de inmediato le gritaron ¡no!

En este concierto en honor a sus 46 años en la música, también, dedicó unas palabras para Tatico Henríquez y Luisito Martí “siempre serán recordados”.  Y a su esposa le dedicó estas palabras “gracias por darme tanta tranquilidad y apoyo, te amo Fátima”.

Un público más que complacido

Este concierto no fue unilateral. Además, su conexión con el público es instantánea, espontánea y efusiva. Por eso, cuando entonó “Traigo la contra”, se pudo observar que la gente bailaba desde sus asientos, y así sentados les seguían el ritmo a su famoso paso del dominó. Lo mismo hicieron en los cinco minutos que dura el merengue “El gusto”.

En todo momento, Fernando Villalona se mostró feliz y cercano. Las personas que estaban en primera fila tuvieron la oportunidad de estrechar sus manos y de salir premiados con autógrafos en discos compactos que sus seguidores coleccionan y que vieron de esta una oportunidad para que ese recuerdo tuviera aún más valor sentimental.

De igual manera, sus seguidores disfrutaron cuando entre canciones y canciones en las cuales pronunció sus lemas “Suena Martin” o su grito insigne “esooooo”.

¡Dale Mayimbe! Le gritaban del público, mientras los músicos se preparaban para entonar la canción “Delito”. Al maestro Sánchez también le vimos tan feliz, que no solo se unió a estos pases de bailes, sino que también saludó al público.

Gracias a esa auténtica sintonía, los presentes tuvieron la confianza de solicitar su canción favorita y de pedir “otra, otra”, cuando las luces del Teatro Nacional se apagaban en señal de que iba a finalizar el concierto.

Aplausos y despedida de pie

Cada canción de Fernando resonaba con los más íntimos recuerdos de sus fans. Por eso, no dudaron en ponerse de pie cuando escuchaban canción tras canción, especialmente “América Latina”, y la tan aclamada “Dominicano soy”, interpretada con bailarines vestidos con los colores patrios; detrás ondeaba la imagen de nuestra insignia tricolor. “Gracias”, dijo y se despidió haciendo reverencia. Y volvió para cantar “Seré”.

De esta manera, “El niño mimado”, hizo un recorrido por los géneros balada, bolero y merengue que los dio a conocer. En este concierto entonó 24 temas emblemáticos musicalizados magistralmente por la Orquesta Filarmónica integrada por 54 músicos. Quedaron muchos, pero el público estaba consciente de que no podía interpretarlas todas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo