Espejo de Papel: ¡Auditar ya!

Espejo de Papel: ¡Auditar ya!

El dinero de los sobornos y donaciones de campañas salió de los bolsillos de los contribuyentes. El esquema estaba inspirado en la más descarnada práctica agiotista.

La compañía cargaba al presupuesto de sus proyectos en el exterior una tasa de un veintidós por ciento.

El dinero así recaudado engrosaba los fondos de la Caja 2, que era entonces utilizado para sobornos y donaciones.

La sobrevaluación estimada, solo por concepto de las obras realizadas aquí, alcanzaría unos mil cincuenta y cuatro millones de dólares.

El cálculo aplicado solo a Punta Catalina arrojaría una cifra de seiscientos millones de dólares. ¡Auditar ya!

Recomendamos:

#LaVerdadVerdad: Sobre el acuerdo homologado

Metrónomo: Acuerdo y Orden