María Jiménez Pacífico, la modelo “plus size” latina que triunfa en la moda internacional

Es colombiana y ha triunfado en Europa y Estados Unidos.

Por Luz Lancheros
María Jiménez Pacífico, la modelo “plus size” latina que triunfa en la moda internacional


Crédito

CréditoCrédito

Irónicamente, en Latinoamérica, la parte del mundo más conocida por celebrar en apariencia las figuras curvilíneas de sus mujeres, las modelos “plus- size” parecen ser un mito. Que llegue a existir una Tara Lynn o incluso una Tess Holliday es casi una rareza en una industria de moda  que apenas acepta mujeres no caucásicas o más allá de la talla 2.

Pero hay una modelo de talla grande que ha sido una excepción y que ha triunfado en la industria de la moda estadounidense. Se llama María Jiménez Pacífico y es colombiana. Y ya ha posado para catálogos de marcas como Zara Islandia, así como para la prestigiosa publicación Plus Model Magazine. También lidera una campaña contra el bullying en su país natal. Asimismo, se abre, paso a paso, camino en un mundo que apenas es un gran descubrimiento para Latinoamérica. Este medio habló con ella a propósito de sus logros y sus proyectos.

¿Cómo comenzó a modelar?

Fui descubierta por un fotógrafo de reinas de belleza de Islandia. Cuando él lo hizo yo no tenía ni idea de que fuese modelo de talla grande. En el pasado tuve trastornos alimenticios y estuve entre la talla seis y ocho. Él me hizo un portafolio y me llevó la agencia número uno de este país, ESKIMO  Models. A los tres días sale mi primer contrato para modelar en la revista NUDE Magazine. De ahí modelé para Zara y Topshop en Islandia.

 

¿Y cómo se enteró de que existían las modelos “plus size”?

Cuando estoy en plena sesión, la editora de la revista me comenta que están haciendo  un especial de modelos de tallas grandes. Como yo no sabía qué era todo esto, me puse a investigar y me encuentro con un mundo maravilloso, ya que es positivo para la imagen de la mujer. El 50% de la población es de talla grande y es positivo que las mujeres puedan identificarse conmigo.

¿Qué la convenció definitivamente de querer meterse a modelar?

Sufrí de mucho bullying de niña. Me dije que quería ayudar a las jóvenes que viven en una sociedad donde si no eres talla cero no eres bonita. Sentí que tenía una misión en mis manos.  Me dije: “Quiero ayudar a la gente. Ayudar a las niñas”. La sociedad está tan afectada que te dice que si no eres talla cero no eres bonita.

¿De qué se enorgullece?

Hace poco salí en la revista “Plus Model Magazine” en un editorial especial. Soy la primera modelo colombiana en aparecer. También conquisté el mercado en Europa y ahora estoy en Estados Unidos por la misma razón.

 

¿Por qué cree que le fue tan bien en Europa?

Tengo 25 años. Terminé en Islandia, ya que mi padrastro es de allí. En Colombia sufrí de mucho bullying y me tocó ir al psicólogo. Mas en Islandia tienen la mente abierta,  respetan mucho a la gente y nadie juzga por la apariencia del otro. Descubrir eso es un choque cultural: las chicas de talla grande visten bien y se sienten bien consigo mismas. Eso es un espejo. Gracias a ellas me dije: “Yo también puedo hacerlo”.Comencé a aceptarme: fue un proceso y lo logré. Acepté mi celulitis mis kilos de más. Cada detalle en nuestro cuerpo significa algo. Y no me mortifico por estereotipos, vivo con libertad.

¿Cómo es el día a día de una modelo plus size?

Me va excelente, gracias a Dios. Me han tratado de maravilla. Me he encontrado con grandes personajes de la industria, me han tratado con mucho respeto. Se trabaja con el mismo profesionalismo. Trabajo en sesiones de más de 8, 12 horas y lo hago hasta que consigo lo que requieren los productores.

¿Qué se necesita para ser modelo?

No es para todo el mundo. O eres no eres. Tienes que tener ciertos rasgos de tu cara, cierta imagen para serlo, ciertos ángulos. Esto influirá para que seas una modelo con potencial, que pueden transformarte.  Yo iba a ser médico forense, esto no lo busqué. Esto llega, no tienes que buscarlo y por supuesto, cambió mi vida fuertemente.

 

¿Cree que hay cierta hipocresía cuando se habla de modelos “plus size”?

Se excluye a  la mujer “plus size” de la alta moda. No se quiere diseñar para ella, cuando su figura es la de una gran parte de la población y no pueden exigir adelgazarnos. Deben pensar en la diversidad y la belleza. Pero al mismo tiempo, hay una industria que es rentable y la gente se da cuenta de lo que pasa y de cuánto han cambiado los ideales de belleza.

¿Cómo se sintió modelando en Latinoamérica?

Todo toma a tiempo y todo es un proceso. Sé que voy a conquistar el mercado latino porque estoy segura de mi potencial. Me recibieron bien en Colombia, tuve un apoyo muy importante en medios. Tuve acceso a todo y siento que fue un éxito. Falta es apoyo de la industria.

¿Cómo se ve en el futuro?

Llegará un momento en que los verdaderos diseñadores de alta costura, dentro de 5 o 10 años, pensarán y diseñarán para mujeres de tallas grandes. Eso me encantaría, yo me imagino modelando en una pasarela con Zuhair Murad, mi diseñador favorito. Él trabaja con todos esos tejidos. O de Valentino.

 

¿Qué le diría a una mujer “plus size” que no se acepta a ella misma?

Que todo comienza por eso. Al final del día somos roles, pero tenemos que estar felices con nuestra propia piel. Hay que ser feliz con uno mismo y ese es un gran éxito. Si te amas y te aceptas ganaste el mundo: camina con confianza en tí misma y arrasarás el mundo. No habrá obstáculo si comienzas desde tí misma.

Loading...
Revisa el siguiente artículo