Todo lo que debes saber antes de hacerte tu primer tatuaje

Inquietudes. Un tatuaje es una decisión permanente que requiere un proceso previo de preparaciónSobre Canoa Tattoo

Todo lo que debes saber antes de hacerte tu primer tatuaje

¿Lo hago o no lo hago? ¿Me quedará bonito? ¿Y si no me gusta como se ve? ¿Aguantaré el dolor? Debo de pensarlo bien, es una marca que permanecerá en mi piel para toda la vida. ¿Y si cuando llegue a la vejez me veo ridículo con una mancha de tinta en mi cuerpo?

Esas son algunas de las interrogantes que surgen cuando cruza por tu cerebro la idea de hacerte tu primer tatuaje.

Para que no haya espacio para dudas o arrepentimientos, conversamos con Michel Pantaleón, propietario de Canoa Tattoo, uno de los estudios de tatuajes con mayor reputación en la capital.

Michel nos explicó todo el proceso, desde la elección del diseño hasta el cuidado que requiere un tatuaje para lograr una cicatrización exitosa.

1.-Diseño

Algunas personas llegan con una idea preconcebida, otros solo saben que tienen el deseo de tatuarse, algunos quieren celebrar un suceso maravilloso, otros quieren cerrar un capítulo de un episodio negativo y deciden hacerlo con un tatuaje.

¿Qué tienen todos en común?

Nervios y la curiosidad general de conocer cada parte del proceso.

“Seas virgen (sin tatuajes) o no, lo que vayamos a trabajar, siempre trato de que lo hagamos entre los dos. Ya cuando te tatúo tú estás de acuerdo con el diseño. Yo solo soy un intérprete de lo que tú te deseas tatuar”, señala Pantaleón.

“Tengo que sacar el psicólogo y preguntarle sobre sus gustos y aficiones porque hay clientes que no saben qué quieren o no se deciden por un área específica del cuerpo. Nunca trato de cambiar la idea del cliente pero sí debo ajustar el diseño a lo que realmente se quiere o al tamaño adecuado según la zona del cuerpo”, explica el artista.

La ventaja de esta etapa es que es una especie de negociación entre el tatuador y el cliente, el cual, si lo amerita, puede tomarse su tiempo y replantearse el diseño, ubicación o hasta la misma idea en sí de hacerse el tatuaje.

Debe generarse un clima de confianza entre ambos.

2.- Precio y cantidad de sesiones

Dependiendo del tamaño y complejidad del diseño se establece el precio y se fijan las sesiones si es un tatuaje grande que amerita hacerse poco a poco.

Lo ideal es que haya un mínimo de 15 días entre una sesión y otra, tiempo que dura la cicatrización.

3.-Preparación

Ya que se ha llegado al consenso mutuo sobre el diseño, parte del cuerpo a tatuar y precio a pagar, se procede a preparar el área de trabajo y la parte del cuerpo elegida para portar el dibujo.

Se lava la piel con agua y jabón. Se seca con papel toalla y se pega el diseño o se hacen dibujos directamente sobre el cuerpo.

Como la superficie de la piel es curva y con mucho movimiento, en esta fase se reexamina el diseño y se reajusta con un marcador, de ser necesario.

“No es común, pero algunas personas pueden tener reacciones alérgicas a la tinta. Yo trato de utilizar las mejores del mercado. Parte de la calidad que yo te ofrezco es porque trabajo con buenos materiales”, afirma el tatuador.

“Con los años he ido probando y ya sé cuáles elegir o cuál color de qué marca da mejores tonos según el color de piel del cliente”, acotó.

Es necesario que el cliente sea honesto con el tatuador y le cuente si tiene problemas de cicatrización, queloides, si por su trabajo o estilo de vida tiene mucha exposición a la luz del sol e incluso si ha consumido alcohol o estupefacientes ya que todos esos factores incidirán en el resultado final del tatuaje.

4.- Preguntas frecuentes:

-¿Debo ser mayor de edad?

En Canoa requieren que sus clientes porten cédula.

-¿Hay algunos diseños que tienen mayor demanda?

El símbolo de infinito, plumas, aves, estrellas, corazones son diseños que tienen mucha demanda. También todos los tatuajes que expresen paz, y es por eso que diseños como el símbolo de Om y la Mano de Hamsa están en auge.

Los tatuajes minimalistas están muy de moda.   “Aunque el concepto esté de moda, lo personalizo (con una inicial, una raya doble o más gruesa), para que el cliente no sienta que va a encontrar su tatuaje repetido en la calle”, dijo.

-¿Puedo llevar un amigo para que me dé apoyo moral?

¡Claro! Pero una o dos personas, no más de ahí, porque lo que se quiere es crear una experiencia bonita para el cliente.

-¿Hay un lugar privado para tatuajes íntimos?

Sí. Algunos tatuajes requieren que el cliente se desnude.

-¿Tengo que rasurar la zona donde me voy a tatuar?

Como primerizo, es comprensible que no llegues depilado. El tatuador examinará la zona y la rasurará si es necesario.

-¿Si estoy nervioso, cómo me calmo?

Se le puede poner una película o la música que más le guste.

-¿Duele igual en todas las partes del cuerpo?

Hay áreas en el cuerpo que por naturaleza duelen más que otras. Aunque todo dependerá del nivel de tolerancia de cada cual; hay zonas donde la piel es muy delgada, como en la oreja o el cuello, y tiende a doler más. También en las costillas o tobillos, ya que hay poco almacenamiento de grasa y la aguja se siente directamente sobre los huesos.

“Yo no puedo decirte cuánto te va a doler. Cada persona es una biblia diferente. Te puede picar, te puede arder, puede que sea un dolor tolerable para ti, como puede ser que desde que yo prenda la máquina el cliente empiece a gritar como loco porque siente que lo van a matar. Hay personas que se desmayan, les baja el azúcar. Los nervios son muy traicioneros”, detalló Michel.

¿Y si practico algún deporte o entreno en el gimnasio?

La sudoración también puede alterar tu tatuaje y es por esto que Michel recomienda esperar por lo menos una semana luego de realizar el dibujo para retomar tu agenda de actividades físicas.

¿Puedo tomar alcohol luego de hacerme un tatuaje?

Lo ideal es que no se ingiera alcohol ni durante el proceso de tatuaje ni durante los 15 días posteriores. “Aunque la gente no lo crea, el alcohol sí afecta la cicatrización del tatuaje”, señaló el experto.

5.-Higiene

El local en general se limpia todos los días.

“Entre un cliente y otro se desinfecta el mobiliario donde se acomoda a las personas (sillas, camillas, estante donde se colocan los materiales) y los instrumentos con los que se trabajan.     

Se utiliza mucho material desechable (guantes, agujas) porque “así cuido al cliente y me cuido yo”, detalló Pantaleón.

“Además, como cliente primerizo, es importante crearle una buena impresión”, enfatizó.

6.-Ya tengo mi tatuaje, ¿Y ahora, cómo lo cuido?

Al salir del estudio de tatuaje, el cliente debe protegerlo, por eso debe permanecer con el diseño envuelto en plástico un mínimo de dos horas, cinco como máximo.

Debe lavarlo con jabón de cuaba o jabón de Castilla, ya que tienen un PH neutro y es muy difícil que causen alguna alergia.

Al cumplirse los dos días se inicia el proceso de aplicación de crema cicatrizante, hasta que se cumplan los 15 días de esta fase. Se aplica dos o tres veces al día, siempre con las manos bien lavadas.

Lo ideal es que al cumplirse los 15 días y culmine la etapa de cicatrización, el cliente pase nuevamente por el estudio de tatuaje para que el tatuador supervise que todo quedó como lo habían ideado.

De por vida se debe aplicar bloqueador solar en el tatuaje, más en el clima tropical en el que vivimos.

Arte en la piel

Sobre Canoa Tattoo

Michel Pantaleón no tenía claro a qué se iba a dedicar en su adultez, solo sabía que cuando tuviera un negocio este se llamaría “Canoa”, por un mote que le quedó de sus días como bachiller.

Hace 15 años surgió Canoa Tattoo. Nació como un escape para Pantaleón. Hoy día se ha convertido en su proyecto de vida.

“El dibujo siempre ha sido mi pasión desde que tengo uso de razón, pero nunca le encontré el ‘gustico’ a pintar cuadros y un día viendo televisión, vi en el cable cómo hacían un tatuaje y quedé impactado”, comentó.

Ahí se despertó la curiosidad. La aventura comenzó de manera autodidacta, siendo un adolescente junto a los amiguitos del barrio y la construcción de su primera máquina casera, la cual sustituyó por una profesional cuando obtuvo su primer empleo formal.

Resalta que en esa época el acceso a Internet era más limitado y las opciones para nutrirse de conocimientos eran las revistas, conversar con personas ya tatuadas o ir a algunos de los estudios que existían en la calle El Conde, rogando que uno de los tatuadores contestara a sus preguntas o le dejara observar una sesión de tatuaje.

Con la práctica y el paso de los años, Michel se ha convertido en uno de los artistas del tatuaje con mayor reconocimiento en el país. ¡Eso sí! No se dejen engañar por las apariencias. Al diferencia de la imagen estereotipada de un tatuador, Pantaleón no exhibe ninguna de sus creaciones en su propia piel.

Canoa Tattoo está ubicado en la Calle Club de Leones, No. 90, Ensanche Ozama, Santo Domingo Este.

Trabajan exclusivamente con citas puesto que en un día manejan un flujo que va desde tres hasta diez clientes y cada uno requiere atención personalizada. Teléfono: 829-913-2025

Redes Sociales: @CanoaTattoo (Instagram), Canoa TattooRD (Facebook) y @michel_c_tattoo (Twitter)

Loading...
Revisa el siguiente artículo