Bocao Food Fest: Demasiada comida rica para tan poca barriga

Dos días de duración. El Bocao Food Fest reunió una variada oferta gastronómica, ideal para compartir con amigos, familiares y hasta su mascotaUno de los creadores, junto a José Miguel Guerrero, de la guía gastronómica Bocao, conversó con Metro RD sobre el éxito de la segunda versión de su festival de restaurantes y food trucksA tomar en cuenta

Bocao Food Fest: Demasiada comida rica para tan poca barriga

Los amantes del buen comer estuvieron de fiesta durante el pasado fin de semana. El sábado 16 y domingo 17 se realizó la segunda versión del Bocao Food Fest en el parqueo al aire libre de Acrópolis, bajo la temática “Sabores del mundo”.

La novedad en esta ocasión consistía en brindar un mejor ambiente, un espacio más amplio, donde el público asistente pudiera disfrutar no solo del sabor de la comida de calle con los Food Trucks, sino de platos creados especialmente para el evento por chefs de renombre, con una oferta gastronómica que iba desde pizzas, hamburguesas, hot dogs, tacos, papas fritas, empanadas, ensaladas, pasando por diversos cortes de carne a la parrilla con sus guarniciones, ceviche, comida dominicana, coreana, postres y bares con bebidas alcohólicas y sin alcohol.

Una velada sabrosa

En la noche del sábado nos aventuramos a descubrir todo lo nuevo que tenía Bocao.

Fue tanta la acogida del público que al llegar a Acrópolis un personal de seguridad mandaba a los vehículos a seguir adelante porque el parqueo estaba copado en su máxima capacidad, así como estaban todas las calles aledañas con filas de carros que llegaban hasta la Max Henríquez Ureña.

La entrada al recinto, a un costo de RD$250.00, tenía un sistema dividido en tres filas: los que compraron las boletas online, los que las adquirieron el mismo día del evento y los que compraron en preventa (estos últimos con opción de ganarse un pasaje junto a un acompañante a Lima, Perú o México DF).

La fila para comprar las boletas en el lugar se tornó larga como la Cuaresma, en cambio, la de preventa no tenía aglomeración alguna de personas. Un elemento a resaltar es que los niños menores de 12 años no pagaban en la puerta y que estaba permitido entrar con su perro siempre y cuando estuviera limpio y con su correa.

Una vez dentro, se escuchaba la música en vivo y se vislumbraba un mar de gente, que más bien parecía un hormiguero.

¿Y el calor? Al ser un evento al aire libre, el calor era extenuante pero eso no impidió que las personas se organizaran e hicieran sus filas una vez elegidos los locales donde querían comer.

¿Por dónde empezar?

Nuestra primera parada fue en Mila Restaurante, para probar las papas con toque gourmet del chef Henry Horne. Después de unos 20 minutos en la fila, cuando finalmente nos acercamos al mostrador, nos comunicaron que una de las cuatro variedades, las Buffalo Fries, se agotó, y eso que todavía faltaban más de dos horas para cerrar las puertas del festival.

Elegimos entonces las Mexican Fries cubiertas de carnitas, salsa ranchera, chorizo, jalapeño, queso, cilantro y mayonesa de aguacate. Cada minuto de espera valió la pena. Fue una excelente opción para abrir el apetito.

Como el calor seguía haciéndonos su mala jugada, pasamos por el stand de The Cock’s Tail detrás de su sangría japonesa y por el bar de Ocean Spray a buscar un juguito de arándano para refrescar el ambiente.

De ahí pasamos al parque de la veterinaria Dr. Noé y Royal Canin, seducidos por un tierno cachorro de labrador llamado Johnny que trabaja como perro de terapia en la Asociación Dominicana de Animales de Terapia y Servicios (ADATS).

Proseguimos el recorrido y nos detuvimos en un set para fotos al estilo shabby chic, bellísimamente decorado con flores por las chicas de Castello.

Como el hambre ya picaba de nuevo, nos dirigimos a la “esquinita caliente”, nombre que le dio el propio chef Franmi Ignacio al rincón donde estaba su negocio, Oveja Negra Food Truck, junto al carrito del chef Rodolfo García, Ofo’s Food Truck, y las empanadas de Empanadas RD. ¡Cuánta comida rica junta!

Otras opciones que tuvieron muy buena acogida fueron las hamburguesas de Block Burger y las de Los Jefes Food Truck, los tacos de Don Camarón, el quipe de chivo de Chef Tita en Travesías y las “Collaboration Pizzas” en la Trattoria móvil de Pizzarelli, quienes pusieron las pizzas de Ofo’s, Bambam y los Porcsinis nuevamente a disposición del público.

Definitivamente, una oferta gastronómica y de entretenimiento muy amplia que por más voraz que sea tu apetito es imposible abarcarla en dos días.

Jean Carlos Núñez: “Creo que terminaré haciendo el Food Fest en el Olímpico”

Uno de los creadores, junto a José Miguel Guerrero, de la guía gastronómica Bocao, conversó con Metro RD sobre el éxito de la segunda versión de su festival de restaurantes y food trucks

Jean Carlos Núñez

Jean Carlos Núñez

Fuente externa

Foto:

¿Superó esta versión del Bocao Food Fest la primera hecha el pasado mes de diciembre?

Sí. Este año la versión fue diferente a la del año pasado. En este Bocao Food Fest Sabores del Mundo queríamos recrear un parque gastronómico dándole mayor participación a chefs, restaurantes independientes y food trucks.

¿Cuáles fueron algunos de estos chefs que participaron en el festival?

Estuvo Catherine Lemoine con su ceviche peruano, chef Tita con la comida dominicana, chef Henry con las papas gourmet y muchos otros que le dieron una esencia diferente al del año pasado.

¿Cómo estuvo la asistencia en este Bocao Food Fest?

Estábamos esperando una asistencia alrededor de seis mil a siete mil personas, porque el año pasado recibimos entre cuatro mil y cinco mil personas, pero este año lo superamos teniendo una presencia de más de nueve mil personas en el fin de semana completo.

¿Qué fue lo que más te sorprendió?

La gente colaboró mucho. El dominicano tiene una resistencia a hacer filas porque no estamos acostumbrados a este tipo de eventos y ver a las personas apoyando esta iniciativa fue muy satisfactorio.

¿Y la preventa tuvo también esa buena acogida?

Al principio estuvo un poco lenta. Aquí la gente deja todo para último y queríamos incentivar la preventa para que así cuando llegaran al evento evitaran la fila y la entrada al parque pudiera fluir un poco más.

En la última semana se incrementó la venta de boletas en un 50 por ciento, motivado también por la rifa de los pasajes de Copa Airlines. La ganadora fue Liam Marie Díaz y se dio a conocer en la noche del domingo. Ahora ella debe decidir si viajará a Perú o a México.

¿La alianza que hubo este año con Acrópolis motivó ese flujo masivo de personas?

Sí. Una de las características de Bocao en sus actividades es que trata de hacerlo en lugares céntricos para que las personas tengan fácil acceso. Me atacaban mucho para que lanzara otro festival pero yo me tomé mi tiempo para evaluar. El espacio del primero tenía 1,100 metros y éste tenía 3,599 metros. De seguir así, creo que terminaré haciéndolo en el Olímpico, agregó entre risas.

¿O sea, que ya tú asumes ese compromiso de seguir haciendo festivales?

Sí, sí. Y creo que una de las mejoras que influyó este año era que contábamos con los parqueos de Acrópolis. La gente busca facilidades.

¿No resulta excesivo que además de pagar por la comida también haya que pagar un costo de entrada?

No. Hay un tipo de público que entiende por qué se paga ese dinero y hay otro que no. Recrear un parque gastronómico cuesta mucho dinero por más patrocinadores o aliados que estén conmigo. Yo estoy acondicionando un espacio para que las personas puedan tener energía eléctrica, agua, seguridad, planta de emergencia para que los productos no se dañen, música, entretenimiento, y todo eso conlleva un costo.

Los precios de la comida oscilaban entre RD$100 y RD$300 cada plato. Además, el pago de entrada ayuda a mantener un mejor control del parque.

Finalmente, ¿qué tiene Bocao en agenda?

Estamos pensando replicar el Bocao Food Fest en Santiago, hacer una versión más pequeña, pero siempre algo diferente implementando mejoras. Hay que pensar en el “efecto wow”.

Recomendaciones para un mejor disfrute

A tomar en cuenta

Panorámica del Bocao Food Fest en la noche del sábado.

Panorámica del Bocao Food Fest en la noche del sábado.

Facebook Tropigas

Foto:

Gracias a las redes sociales desde antes de llegar al evento ya usted puede tener una idea de los restaurantes que estarán presentes.

La mayoría comparte en Instagram el menú que ha creado especialmente para el festival con sus precios, ayudándole a elaborar un presupuesto.

Mientras más temprano llegue mucho mejor.

Las puertas del Bocao Food Fest abrían a las 4:00 de la tarde. De esta forma puede conseguir mejor parqueo, se evita las filas, puede ver los diferentes menús con tranquilidad y le da tiempo para reposar y volver a la carga cuando esté más entrada la noche.

Use ropa fresca y cómoda. Es un parque lleno de gente y donde hay que hacer mucha fila. No se le ocurra ir en tacones tipo stiletto.

Si va acompañado aproveche el tiempo y en lo que usted ordena en un stand, dígale a su compañero que vaya haciendo otra fila en un restaurante diferente. Al final podrán probar dos platos en un mismo tiempo en vez de solo uno.

No se impaciente, hay platos que requieren un tiempo de cocción más prolongado que otros o simplemente son carritos que tienen mucha demanda y tardan más en servir la comida.

Loading...
Revisa el siguiente artículo