Nuestra Familia: La empatía

Nuestra Familia: La empatía

Hace casi tres años, cuando iniciamos nuestro espacio radial, teníamos un segmento llamado “El valor de la semana”. Cada semana tratábamos un valor diferente, con la finalidad de que las familias que nos escuchan pudieran entenderlo a cabalidad, meditar sobre él y sobre todo inculcarlo a sus hijos.

Fue mucho lo que aprendimos nosotras en este segmento. Y es que los valores parecen estar perdiéndose, en una época en que las personas y las razas se dividen cada vez más y muchas familias se están desintegrando. Pero no todo está perdido, mientras haya personas que se preocupen por los demás y familias que inculquen valores a sus hijos, el curso de la humanidad puede cambiar.

Hoy quiero hablarles de un valor muy importante y necesario en la época en que vivimos: la empatía. Es esa capacidad de ponerse en el lugar de los demás, entender cómo se sienten y cómo nuestras acciones les afectan. La empatía está muy ligada a la compasión; para sentir compasión por alguien, primero es necesario sentir empatía. Y entonces, ¿por qué es tan importante  practicar este valor?

No estamos solos en este mundo y es necesario que nos relacionemos con los demás. Ser empáticos nos ayuda a tener mejores relaciones interpersonales, no solo en nuestra vida privada, sino también en el ámbito laboral. Imagina un mundo donde los demás no entiendan el sufrimiento ajeno, la tristeza, la angustia e, incluso, la alegría. La empatía es uno de los valores más importantes y se hace urgente que lo pongamos en práctica ya.

Es muy importante que ayudemos a nuestros hijos a desarrollar el valor de la empatía. ¿Cómo hacerlo? Cuando tu hijo haga sentir mal a otro niño, aprovecha la oportunidad para preguntarle: ¿Cómo crees que se sintió él con tu comportamiento? Ayúdale a reflexionar sobre esto. Luego, puedes preguntarle: ¿Cómo te sentirías tú en su lugar? Esto va a permitir que tu hijo empiece a meditar sobre la forma en cómo sus acciones pueden afectar a los demás y que vaya desarrollando la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Luego de esta reflexión, es bueno que el niño decida qué quiere hacer para enmendar lo que hizo. Acompáñalo en este proceso.

Otra forma de desarrollar la empatía en nuestros hijos es al momento de leerles un cuento: anímales a imaginar qué sienten sus personajes. Posiblemente te sorprenda su capacidad para interpretar los sentimientos de los demás.  

Puedes hacer lo mismo al ver los muñequitos junto a tu peque y aprovecha un momento de tristeza, rabia o alegría para iniciar la conversación.

Por último, es importante no solo entender lo que sienten los demás, sino que además debemos reaccionar de manera apropiada  a ese sentimiento. Si alguien está triste, ofrecerle nuestros oídos o un abrazo. Si todos pusiéramos en práctica el valor de la empatía, estoy segura de que el mundo sería un mejor lugar para vivir.

Empieza hoy en casa, eduquemos a nuestros hijos en valores; solo así veremos cambios en nuestra sociedad. NF

Se acerca el día de los padres y nos encanta hacerlos sentir especiales, por eso les compartimos algunas ideas que solo necesitan un poco de tu creatividad y mucho amor para realizarlas!

Desayuno a tu manera:

Este es un clásico, pero que no pasa de moda. Levántate temprano y prepara su desayuno favorito; puedes integrar a los niños en el proceso. Luego despiértenlo con besos, abrazos y un desayuno en la cama. ¿Qué mejor manera de empezar el día de los padres?

Recuerdos enmarcados:

Desde hoy puedes armar un equipo de trabajo con tus hijos y empezar a hacer dibujos, cartas, collages de fotos para papá. Puedes enmarcarlos y darle esa linda sorpresa el día del padre. Es ideal para colocarlo en su oficina, en su mesa de noche, o en algún lugar especial de la casa.

Entrega divertida:

Si le vas a regalar algo que papá desea o necesita, ¿que tal si la entrega la haces de una forma muy particular? Deja pequeñas pistas secuenciales, que cada una lo dirija a la otra. En cada pista escríbele por qué es especial, qué es lo que más te gusta en su rol de padre, y que la última pista sea el regalo con una carta de todos.

Aventura en Familia:

Si es un papá aventurero, planifica un “domingo de los padres” lleno de diversión y aventuras. Con tiempo puedes planificar conocer una playa, un pueblo, un río al que nunca hayan ido, almorzar,  dar un paseo y pasar un día del padre totalmente diferente en familia.
Estas son solo algunas ideas que sin duda harán sentir a papá especial, recordando que el toque principal y el más importante es el amor.

10 Formas de usar el Bicarbonato de Sodio en el Hogar

¿Quién no conoce el bicarbonato de sodio? La verdad es que impresiona todo lo que podemos hacer con este producto, que no solo es muy económico, sino que es muy fácil de adquirir.

Si eres gerente de tu hogar, tienes que saber estos 10 usos que puedes darle al bicarbonato de sodio.

1- Limpiar los juguetes:

Los juguetes de nuestros hijos suelen acumular muchas bacterias que son imposibles de visualizar. Cada cierto tiempo sumerge los juguetes en una mezcla de ¼ de litro de agua y 4 cucharadas de bicarbonato de sodio. Déjalos ahí toda la noche, enjuaga y pon a secar al día siguiente. ¡Adiós a las bacterias!

2- Limpiar duchas y bañeras:

Es muy común encontrar suciedad, que no se va con un simple lavado, en esta parte de la casa; esto es porque es residuo acumulado de nuestra grasa corporal y el jabón que usamos para bañarnos. Para eliminar estas desagradables manchas debes hacer una mezcla de bicarbonato de sodio y jabón de fregar, colócala en el área afectada y cepilla muy bien.

3- Neutralizar olores:

El bicarbonato de sodio tiene la capacidad de absorber esos malos olores que pueden aparecer en casa. Colócalo en la zapatera para neutralizar el mal olor de los zapatos. Si tienes una mascota, úsalo para absorber ese peculiar olor que deja por toda la casa. Es una forma orgánica y económica de hacerlo.

4- Eliminar las cucarachas:

Sí, ¡También sirve para eso! Coloca una mezcla de partes iguales de bicarbonato de sodio y azúcar en un recipiente en el área donde tienes estas visitas tan desagradables.

5- Quitar manchas de aceite y grasa en las alfombras:

Espolvorea bicarbonato de sodio en la alfombra y frota muy bien con un cepillo húmedo. Puedes usar esta misma fórmula para limpiar los colchones.

6- Quitar los hongos de las cortinas del baño:

Prepara una mezcla de bicarbonato de sodio, detergente y vinagre para lavar las cortinas de tus baños.

7- Limpiar el horno:

Rocía agua en el interior de tu horno y coloca varias cucharadas de bicarbonato de sodio en la superficie. Deja actuar toda la noche. Para mayor limpieza, utiliza una esponja firme para dejar tu horno reluciente.

8- Limpiar ollas con alimentos pegados:

Déjalas en remojo con bicarbonato de sodio, detergente y agua primero; luego usa bicarbonato de sodio en seco sobre una esponja húmeda para limpiar la olla.

9-Limpiar ropa de deporte:

Si tienes un hijo deportista, olvídate de los malos olores en su ropa. Mezcla 4 cucharadas de bicarbonato de sodio en ¼ de galón de agua tibia. Esta mezcla milagrosa no solo limpiará la ropa deportiva, sino que se llevará los malos olores.

10- Limpia cristales:

Echa un poco de bicarbonato de sodio en el agua para limpiar los cristales y limpia con un paño suave. Para un mejor acabado utiliza al final una espátula limpia cristales.

Así que ya sabes, que no falte el bicarbonato de sodio como aliado en el hogar.

Loading...
Revisa el siguiente artículo