Nuestra Familia: Los niños y el orden

Nuestra Familia: Los niños y el orden

Seamos sinceros, la gran mayoría de los padres desea tener hijos organizados, que pongan cada cosa en su lugar y que su cuarto parezca como salido de una revista. Lo primero que debemos hacer es ajustar nuestras expectativas. La organización, como muchas otras cosas, es algo que aprenden con el tiempo y requiere una labor constante de parte de nosotros, los padres.
Hoy les comparto algunos tips de lo que a mí me ha funcionado:

1- Enseña con el ejemplo:

Es imposible que tus hijos aprendan a ser organizados si no ven orden en casa. Empieza por tener tu cuarto en orden y por colocar cada cosa en su lugar. Si tus hijos ven que dejas los zapatos en medio de la sala, es muy probable que en poco tiempo lo hagan también.

2- Empieza por las rutinas:

Desde temprana edad es importante que tu peque tenga rutinas. Una hora para dormir, para el baño y para comer. Por medio de las rutinas tu pequeño podrá ir anticipándose a lo que viene y es una buena forma de propiciar el orden en su vida. Es poco probable que un niño sin rutinas y estructura aprenda a valorar el orden de las cosas.

3- Una cosa a la vez:

A la hora del juego, enseña a tu hijo a usar un juego a la vez. Si está jugando con rompecabezas y ya no lo quiere usar más, lo ideal es que lo guarde antes de dar paso a otro juego. Esto evitará que tenga la casa llena de diferentes juguetes, e incluso le ayudará a enfocarse más.

4- Cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa:

Es importante que tu peque sepa dónde va casa cosa. Los zapatos en la zapatera, la ropa sucia en el cesto, los vasos y platos en la cocina. Así tu pequeño tiene una idea de dónde debe colocar las cosas luego de usarlas. Definan juntos dónde debe guardar sus juguetes y a la hora de terminar, recuérdale dónde debe colocarlos. Ten mucha paciencia, tu hijo no aprenderá de la noche a la mañana el arte de ser organizado.

5- Hazlo divertido:

Trata de que tu hijo no vea el orden como algo aburrido o como una imposición. Canten juntos al momento de guardar los juguetes. La famosa canción de: A guardar, a guardar, los juguetes a guardar, a guardar, a guardar, cada cosa en su lugar…¡no falla! Cántenla juntos, diviértanse mientras lo hacen.

Por último, es importante que tu hijo entienda las ventajas de ser organizado, que cuando necesite un juguete puede encontrarlo fácilmente, que a la hora de vestirnos es más fácil si cada cosa tiene un lugar.

El orden nos ahorra tiempo y nos permite ser más productivos y vivir en armonía. Si desde pequeño va aprendiendo sobre las ventajas de ser organizado, es muy probable que lo ponga en practica. NF

Nuestros niños y las emociones

Como padres tenemos tantas preguntas acerca de nuestros hijos, desde su desarrollo físico, hasta el desarrollo intelectual y emocional, ya que como siempre decimos, nos preparamos para ser buenos profesionales. Pero… ¿dónde quedó el manual para ser padres?  ¡No existe! Sin embargo, contamos con profesionales del área de la educación y psicología que nos pueden ayudar a manejar ciertos temas en relación con nuestros hijos.

Las emociones es uno de ellos. A veces me pregunto: ¿Cómo se sentirá mi hijo cuando está ansioso? ¿Cómo lo ayudo a manejar sus miedos? Y sabemos que ustedes también se preguntarán lo mismo en algunas situaciones.

Para documentarnos un poco, conversamos con la licenciada Annabelle Mieses, experta en este tema.

1. ¿Por qué es importante que los niños conozcan sus emociones?

Es importante que los niños aprendan a conocer sus emociones para poder manejarlas. Si un niño identifica las emociones básicas sabe lo que le pasa y de esta manera puede tener un mejor autocontrol.

2. Desde qué edad podemos educar a los niños en sus emociones?

Las emociones se desarrollan a lo largo de todo el ciclo vital, o sea, que podemos empezar desde muy pequeños.

3. Cuáles son las más comunes en la edad preescolar?

Las emociones básicas son las más comunes, como: la alegría, la tristeza, la rabia, el miedo y la calma o tranquilidad. También pueden aparecer los celos.

4. Como padres,  ¿de qué manera podemos enseñar a nuestro hijos a identificar sus emociones?

De una manera muy sencilla. A través de la comunicación podemos hablar con nuestros hijos y enseñarles cómo expresar lo que sentimos en ese momento. De la misma manera explicarle que eso que nos pasa no es correcto ni incorrecto, y que también sin darnos cuenta con nuestro comportamiento podemos herir a otros. Otra manera muy efectiva que nos ayuda es leerles cuentos y hablar con ellos sobre lo que pasó en la historia.

5. Después que el niño aprende a identificar su emoción, ¿cómo le enseñamos a manejarla?

El niño pasará por muchas emociones durante todo el día. Lo primero que debe  hacer es reconocer e identificar  la emoción y de esta forma auto-controlarla. 

En el Taller de las Emociones que imparto les enseño varios métodos a los niños para controlar la rabia. Uno de los métodos que funciona es el SEMAFORO la luz roja nos indica PARAR, la amarilla PENSAR: ¿qué voy hacer? ¿será correcta mi reacción? Me calmo y la luz verde me enseña a ACTUAR RESPETUOSAMENTE y sin herir a nadie.

Conociendo las emociones básicas en los niños y estos puntos claves podemos ayudarlos a manejar sus emociones. Es por esto que  Miss Annabelle está impartiendo el Taller de las Emociones para niños de tres a ocho años, de 8:00 de la mañana a 12:00 meridiano.  Es una buena oportinidad para tener niños más seguros y felices.

Para más información escriban a annimp@gmail.com. NF

Entre nosotras ¿CONOCES EL AGUA TERMAL?

Hace unos meses ambas decidimos cuidar un poco más nuestra piel, sobre todo el rostro. En esa investigación sobre qué usar y qué nos convenía por el tipo de piel, descubrimos la maravillosa “agua termal” y no podíamos quedarnos con esa información, por eso se la compartimos.

Una persona especializada en estética nos recomendó utilizarla e inmediatamente fuimos a comprarla.
Lo que más nos gustó es que es ideal para cualquier tipo de piel, ya que su principal acción es refrescar, oxigenar y regenerar la piel, entre otros beneficios.

Quizás ustedes se pregunten, ¿cómo un agua puede hacer todo eso en la piel? Resulta que las aguas termales vienen de capas que se encuentran debajo de la tierra a muy altas temperaturas, y esto las hace ricas en minerales, a tal nivel que se utilizan para procesos médicos, terapéuticos y de belleza.

Si bien es cierto que existen diferentes tipos de aguas termales, dependiendo su temperatura y residuos, las que podemos encontrar en las tiendas son muy efectivas para hidratar la piel, refrescar en cualquier momento del día, fijar el maquillaje, disminuir signos de cansancio y hasta regenernar la piel, con su uso contínuo. Ya saben, chicas, que no falte esta maravilla en su kit de cuidado personal.

Loading...
Revisa el siguiente artículo