Nuestra Familia: Importancia del sueño en los niños

Nuestra Familia: Importancia del sueño en los niños

A propósito de que esta semana se inició el año escolar y nuestras familias vuelven a su rutina, es oportuno hablar de la importancia del sueño en nuestros hijos.

Hace un tiempo escuché de un niño en edad preescolar que no tenía un horario específico  para dormir, y no solo eso, sino que este pequeño se dormía diariamente a altas horas de la noche, teniendo sólo en 6 y 7 horas de sueño nocturno.

Para un niño que  estará en el colegio hasta el mediodía, será muy difícil aprender sin haber descansado, y es muy probable que esté de mal humor.

Pero esto va mucho más allá del aprendizaje. Muchos padres desconocen cuan importante es que sus hijos duerman la cantidad de horas recomendadas.

Es durante el sueño cuando los niños recobran la energía que han de necesitar para el día que está por venir.

Al dormir, nuestros hijos asimilan lo que han aprendido durante el día y guardan en su memoria las experiencias obtenidas. Diversos estudios han demostrado que cuando los niños no duermen la cantidad de horas necesarias crecen menos.

Si bien es cierto que la estatura es algo genético, una correcta alimentación, horas apropiadas de sueño y deportes durante edades criticas, hacen una diferencia en su tamaño.

Los especialistas afirman que durante el sueño los niños producen la llamada hormona del crecimiento; por esta razón, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que los niños entre 6 y 12 años duerman de 10 a 12 horas diarias.

En este período, el sueño debe ser de calidad, lo que significa dormir de manera ininterrumpida y con las condiciones necesarias (silencio, poca luz y comodidad). Cuando los niños son más pequeños, necesitan dormir más horas.

Por esto, cuando escuches la recomendación de que tu hijo debe irse a la cama temprano, no es sólo por un tema de estructura, que también es importante, sino que también está relacionado con su correcto desarrollo y comportamiento, ya que los niños que no duermen correctamente tienden a ser más inquietos y a estar irritados. ¿A que hora se van tus hijos a la cama? Cuéntanos a través de las redes sociales: @NuestraFamiliaRD

Nuestro Hogar: Cuidando nuestras plantas

¡Cómo nos gusta tener el verde de las plantas en nuestro hogar, o el colorido de las flores adornando un espacio de la casa!

Las plantas aportan calidéz, frescura, paz y armonía a nuestro entorno, y esto lo he podido comprobar, pues ahora cuento con varios tipos en mi casa. Sin embargo, ya he vivido la experiencia de tener que reemplazar algunas, por algo muy sencillo: no se estaban cuidando de la manera correcta.

Para que esto no me ocurriera de nuevo, investigué un poco sobre los cuidados básicos para las plantas y he visto un resultado positivo.

El agua: Todos sabemos que este es el principal motor para que crezca y se mantenga sana una planta. Sin embargo, hay que tener en cuenta no saturarlas de agua y hacerlo en las mañanas o noches, ya que les favorece el clima de esas horas.

Al adquirir una, infórmate bien del tiempo en que se deben regar, y procura saber si son de sombra o de sol.

La luz: Para lograr que la planta crezca fuerte y hermosa son necesarios los rayos del sol. Asegúrate de que tu planta los reciba de manera directa o indirecta dependiendo del tipo que sea, si de sol o de sombra.

Hay algunas especies que solo requieren algunos días a la semana e indirectamente.

Cuidados: Incluye en los quehaceres del hogar despolvar tus plantas, frotar paños húmedos a las hojas, hablarles y cambiarlas de lugar si es posible,  poner abono si lo requiere, y  cambiar la tierra.

Es impresionante y emocionante a la vez ver la evolución de una planta o de una flor que viene en camino, sin dejar de mencionar que es terapia contra el estrés, por el ritmo de vida rápido en que vivimos.

Si decides tener un jardín o plantas dentro de la casa, ten cuenta que así como  cuidamos de nuestra familia y mascotas, es importante cuidar de ellas y saber cómo mantenerlas: son seres vivos que requieren de atención especial,  esmero y amor.

La importancia de un hermano

Siempre recuerdo con alegría y hasta nostalgia mi niñez , una etapa en la que fui muy feliz, junto a mi familia, pero sobre todo junto a mis hermanos.

Cuando se tiene la dicha de tener hermanos, sin darnos cuenta vamos experimentando nuestras primeras emociones de vida junto a ellos, ya que es con los hermanos con quienes tenemos nuestras primeras peleas, compartimos momentos de felicidad, apoyo cuando estamos tristes y risas cómplices sin parar.

Es un aprendizaje que no termina nunca, porque somos familia, pero personas diferentes. La relación con nuestros hermanos nos da la oportunidad de desarrollar gran parte de los valores que nos acompañarán a lo largo de nuestras vidas:

El respeto
La tolerancia
La empatía
La lealtad

La honestidad y muchos más.

Es un trabajo de nosotros como padres procurar que entre nuestros hijos exista la armonía, y enseñarles que ese lazo con sus hermanos debe fortalecerse a través de los años, sin importar las circunstancias. Por esto y mucho más, agradece a Dios la bendición de tener un hermano.

Es un regalo especial, una relación única con alguien con quien crearás hermosos momentos, que quedarán por siempre en sus memorias.

Loading...
Revisa el siguiente artículo