Nuestra Familia: En pareja, ir juntos a la cama

Nuestra Familia: En pareja, ir juntos a la cama

Dormir juntos es muy significativo para la relación de pareja. La hora y forma de dormir es una de las tantas negociaciones que hacemos con nuestra pareja. ¿Cuál será el clima de la habitación? ¿De qué lado de la cama dormiremos? Y un sinnmero de cosas necesarias para el rito cotidiano de dormir. Sin lugar a dudas, la hora de dormir es uno de los puntos más importantes en esta negociación.

Los expertos recomiendan que las parejas se vayan a la cama a la misma hora. Las parejas cuyos hábitos de sueño no coinciden suelen tener más conflictos, conversar menos y compartir menos actividades.

Beneficios de ir a la cama al mismo tiempo:

1- Tiempo para conversar:

Están solos, en un lugar cómodo y acurrucados. Aprovecha para conversar sobre temas agradables, sobre tus experiencias del día o sobre tus planes para mañana. Evita hablar a esa hora sobre conflictos. Busca otro momento para esto.

2- Genera un vínculo afectivo:

Las caricias, las risas y el toque físico son esenciales para la relación de pareja. El momento de dormir y  mientras conversan es propicio para que se den estos elementos.

3- Mejora la intimidad:

Es más probable que al coincidir a la hora de dormir, con la conversación y la generación del vínculo afectivo estemos más dispuestos a tener intimidad. Atención hombres: esta parte es muy importante para las mujeres. Escúchala, abrázala y hazle saber que disfrutas pasar tiempo con ella. Además, si cuando la pareja se va a acostar, el otro ya está dormido, aunque se presente el deseo sexual, no podrán llevarlo a cabo.

4- Regula los horarios de sueño:

Estudios han demostrados que a la hora de dormir la pareja se convierte en un agente regulador, ayudando a controlar mejor los horarios. Si alguno de los dos cambia la rutina, su pareja lo notará y podrá alertar sobre lo que sucede.

Es importante resaltar que de nada vale ir a la cama al mismo tiempo si no pasamos tiempo de calidad con nuestra pareja. Deja de lado el celular y dedícale tiempo a tu pareja. Roza sus piernas, acaríciale, hablen de temas que les interesen. Mientras más cerca estén el uno del otro, mayor será el contacto emocional y la intimidad. NF

Hace poco una amiga dio a luz. En un grupo de whatsapp que tenemos en común, comentábamos sobre la fecha prudente para visitar a la nueva bebé y a su mami. Luego de esta conversación me puse a pensar sobre las visitas a las madres y los recién nacidos.

En nuestro país es muy común visitar a los niños recién nacidos, por lo que aquí les comparto mis recomendaciones de lo que SÍ  y NO debemos hacer cuando visitamos a alguien que acaba de dar a luz.

Lo que Sí debes hacer:

• Avisa antes de ir: Puedes llamar a papá o a la persona más cercana a mamá, para que te informe cuál es el momento más favorable para ir.

• Sé breve: Una vez en la clínica o en la casa es prudente que no extiendas mucho la visita. Una hora es tiempo prudente para conocer al bebé y felicitar a los padres. Evita las visitas de noche. Si cuando estés de visita llega alguien más, aprovecha para retirarte y que los padres puedan atenderle.

• Lleva un presente: Si vas a pasar a conocer al bebé, procura llevar algo de regalo, ya sea para el bebé o una rica comida para mamá y papá.

• Pregunta si necesitan algo: Si eres muy cercano a la Familia, podrías ayudar llevando algo que les haga falta. También puedes ofrecerte para hacer la compra del supermercado,  para limpiar los platos o la casa, si fuere necesario. Recuerda que mamá y papá están agotados y tal vez no hay nada mejor que puedas hacer por ellos.

• Si vas a hacer una foto al bebé: Pide permiso a los padres. Recuerda no usar flash, esto no es bueno para los ojos del recién nacido.

• Recuerda a los hermanos: Si el bebé tiene hermanos mayores, recuerda prestarles alguna atención. No los ignores, como si no existieran. Colabora con el proceso de adaptación de la Familia.

Lo que NO debes hacer:

• No vayas a la clínica si no eres familiar o cercano a la familia: En nuestro país es común visitar a la familia en la clínica, pero esto solo es recomendado si eres muy cercano. Mamá estará muy susceptible, hinchada y en pijama. No querrá que todo el mundo la vea así.

• No cargues el bebé: Un recién nacido es muy susceptible. Es mejor no cargarlo y evitar  contagiarlo con algún virus. Si sabes que estás enfermo, de más está decirte que ir a la clínica no es una buena idea.

• Evita estar presente cuando mamá este amamantando: Si bien es cierto que la lactancia es algo totalmente natural, si ves que el bebé va a comer, sal de la habitación. Mamá y bebé están en un proceso de adaptación y ese es un momento muy íntimo. Sé prudente.

• No uses perfume: Cuando vayas de visita, evita los olores fuertes; estos pueden hacer que el bebé tenga alguna reacción alérgica.

• No hagas comentarios negativos sobre el físico de la madre: Es muy desagradable recalcar lo hinchada o “diferente” que luce la nueva madre. Al dar a luz, las mujeres pasamos por un proceso hormonal y lo último que necesitamos es que nos hablen negativamente de nuestro aspecto físico.

¿Qué te parecieron estas recomendaciones? Déjanos saber en nuestras redes sociales cuáles agregarías. @NuestraFamiliaRD
 

CINE EN FAMILIA: Review de Mi Gran Amigo El Gigante

The BFG es la más reciente propuesta de Spielberg y una adaptación cinematográfica de una de las obras literarias infantiles más reconocidas, en la que se exploran varios temas, especialmente el de la amistad, con un tono similar a lo que hemos visto en otras películas del director, teniendo como resultado un producto final que debe deleitar a la audiencia familiar.

Lo malo

El pacing es algo lento por momentos y la cinta es algo extensa para ser una “película para niños”. Del mismo modo, aunque muchos disfrutan el humor relacionado con las flatulencias y es un factor cómico que funciona, a algunos puede que les resulte algo exagerado el uso de este recurso.

Lo bueno

La historia nos adentra a un mundo de fantasía, enfatizando ese sentido de escapismo y magia que Spielberg sabe proporcionar tan bien en el tipo de cine que él realiza.

La actuación de Mark Rylance como el gigante es notable; la pequeña Ruby Barnhill (Sophie) genera mucha empatía y su relación, aunque algo apresurada en el primer acto, sí resulta como un buen ejemplo del valor de la amistad y ambos personajes cumplen sus necesidades dramáticas.

El motion capture logrado para esta producción es encomiable, mientras que la musicalización de John Williams definitivamente añade un valor agregado a este filme.

Recomendada para todos los seguidores del famoso libro, los seguidores de las películas familiares de Spielberg y todos los que quieran ver una cinta simpática en el cine con sus pequeños de tres años en adelante. Calificación: Buena (7/10). Por Lando Reyes
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo