El Diario de Lorenna: ¿Preocuparte? Mejor ocúpate

El Diario de Lorenna: ¿Preocuparte? Mejor ocúpate

Querido diario:

“En vez de preocuparte, ocúpate”, oí mientras estaba de pendenciera en una conversación. Quedé marcada, porque justo estaba en medio de una plática conmigo misma. Ansiosa por temas que estaban resultando distintos a como deseaba.

Ocuparse no siempre es nuestra primera opción porque significa que tenemos que tomar decisiones, y eso asusta. Comienzas a analizar “los pro y los contra” de ir por uno u otro camino. Justo en ese instante el corazón arranca a enviar mensajes codificados a la mente. De pronto te encuentras en un callejón sin salida.

Sin darte cuenta caes en un círculo vicioso que termina siempre en el punto de “preocuparme y no ocuparme”, cuando debe ser lo contrario. Pero, ¿qué ganas con inquietarte? Todavía no he conocido a la primera persona que me diga: “Ay Lorenna, tú no sabes lo bien que me fue el otro día. ¡Me la pasé estresada sin hacer elecciones y fue maravilloso!”.

Entonces, hay que enfrentar, querido diario. Podemos darle largas, pero nunca escaparemos de “ese plazo”. ¿Para qué extender lo inevitable?

Así como te digo una cosa, te digo otra, diario. Tampoco se trata de mutilarnos por ello. La vida es un conjunto de fallos y aciertos. Toma tiempo, porque asusta el resultado.  Como soy de esas que entran en pánico, me doy permiso para poner el mundo en pausa.

Ahí, justo en ese lapso, suelto el control y me centro en vivir el ahora. Lo llamo “en busca de señales”, o “en sintonía con Dios”. Me permito no pensar en nada. Aunque creo que en el fondo lo que deseo es que sea Dios el que elija por mí.

Son días maravillosos que llenan de energía, días necesarios. Solo que luego la realidad me da nuevamente en la cara; precisaba ese respiro, un buen respiro… Pero todo sigue donde lo dejé. La diferencia es que ya volví para ocuparme, no para preocuparme. Ahí sí tiene sentido ese espacio, porque tiene un fin. De lo contrario, es huir de la realidad.

Todo pasa. Todo llega. Mejor temprano que tarde. Mejor ocuparse que preocuparse. La vida es corta, se nos puede pasar mientras tomamos las pequeñas y grandes decisiones.

Ocúpate de la vida, antes de que la vida se ocupe de ti. #PoderCorazon

Mi día a día

Escapada al pasado

Le llamo a las vacaciones, escapadas. Entiendo que salimos de la rutina huyéndole a situaciones que tenemos que enfrentar, buscando un respiro o corriéndole a la monotonía. Al final, estas escapando.

De una forma u otra, es maravilloso. Siempre quise venir a esta parte del viejo mundo, porque el evento histórico que más me ha marcado es “el holocausto”. Recuerdo entrar a un museo dedicado a este atroz episodio, y no poder decir una palabra a partir de pisar la entrada.

Espero hacer de este recorrido por Alemania una gran experiencia. Soltar el control, vivir el presente agradecida. Porque no importa dónde estés, la actitud es lo que determinará todo.

La cinemateca de Lore: 28 días para ser transformada

El filme 28 days de Sandra Bullock trata de una periodista de éxito a quien le gusta mucho beber, y cuando lo hace, no sabe poner límites a su propio comportamiento.

Una vez dentro de la clínica de rehabilitación, busca darle un giro radical a su vida. Entiende que no puede seguir ignorando las realidades que la perturban. Que perder el control y soltar el control no es lo mismo.

Asume su vida y entonces, es feliz.

Loading...
Revisa el siguiente artículo