El Diario de Lorenna: Vísteme despacio

Mi sábado estaba perfectamente planificado. Sólo que no contaba con que el cansancio iba a arrojar como resultado más horas de sueño de lo normal. Una de las actividades que estaba en mi agenda sabatina era ”Squats for Nando” de Inshape Crossfit, a beneficio de la fundación “Yo También Puedo”

Por Lorenna Pierre
El Diario de Lorenna: Vísteme despacio

Querido diario:

La paciencia no es una de mis virtudes, lo reconozco. La frase que me repito siempre es “vísteme despacio, que voy de prisa”; quien la ideó seguro se inspiró en mí.  

He tenido que aprender, con los tropiezos, la importancia de “vestirme despacio”. He ido comprendiendo que todo ocurre en el orden divino y que dejar que los días fluyan es parte de reconocer el poder de Dios.

Alguien me recordó hace unas semanas que el día tiene sólo 24 horas. A veces pareciera que pienso que tiene más, por eso es que termino estresada. Lo peor de todo es que es mi afán de calcular la vida lo que me genera, una y otra vez, ese estrés.

Pongo una reunión tras otra, con tiempos justos para poder aprovechar cada segundo. Pero hay tantos factores que no controlo (sobre todo el tránsito, que está cada vez peor) y termino siendo esa chica impaciente al volante porque no he dejado espacio ni siquiera para un suspiro.

Estoy bajando las revoluciones, aunque me falta mucho. Y todo movido por un importante principio: disfrutar el presente. Mis deseos de llegar a la meta no pueden pesar más que vivir el camino.

Desde un café en la mañana, una llamada a un ser querido, hasta los largos trayectos por las calles de nuestra ciudad, debe ser aprovechado. ¡Esos momentos son los que componen la vida! Y que, por la prisa, nos lo perdemos.

“Cada día trae su propio afán” dice la Biblia, enfrentémoslo con paciencia. No nos frustremos porque eso que teníamos que hacer hoy tendrá que concluirse mañana. No dejemos que nuestra mente nos engañe, que nos haga creer que el mundo se va a acabar por ello.

Respiremos, bajemos la intensidad, experimentemos paciencia frente a los retos diarios, vivamos. Al final de cuentas, lo que pesa no son los títulos obtenidos, ni las riquezas acumuladas, sino esas enseñanzas y con quiénes las compartimos.

Como dice Mascaró en mi anuncio favorito: lo único que no nos va a gustar de la vida, es que nos va a parecer muy corta. ¡Disfrútala!

La paciencia es la capacidad de  mantener una buena actitud mientras esperas. #PoderCorazon

Mi día a día. ¡Todos hicimos “Squats for Nando”!

Mi sábado estaba perfectamente planificado. Sólo que no contaba con que el cansancio iba a arrojar como resultado más horas de sueño de lo normal. Una de las actividades que estaba en mi agenda sabatina era ”Squats for Nando” de Inshape Crossfit, a beneficio de la fundación “Yo También Puedo”

La actividad consistíá en hacer squats, valorados en $10.00 pesos cada uno. Si pasabas de 100 squats, entonces aumentaban su valor a $15 pesos. Yo me vi obligada a hacer algunos squats “producida”, ya que mis planes fueron alterados. Aún así, quise estar presente. Le busqué la vuelta, como debería hacer siempre.

A la actividad asistieron alrededor de doscientas cincuenta personas, siendo el más importante “Nando”, la inspiración para el evento. Nando, un chico de 11 años, que tiene Síndrome de Down, pertenece a la fundación “Yo También Puedo” y su deseo ha sido que el dinero que se recaude sea usado para que él y sus amigos puedan seguir desarrollándose con el programa de estimulación de la fundación.

La actividad continua hasta el día 28 de octubre. ¡Ve a Inshape Crossfit y 809 Crossfit y colabora con la causa! La meta de recaudación es 500,000 pesos.

“Yo También Puedo” es una fundación sin fines de lucro, dedicada a  la estimulación de niños, niñas y jóvenes con capacidades diferentes a través de las artes.
 

La cinemateca de Lore: The devil Wears Prada

¡Esta comedia dramática es un clásico! Está basada en la novela de la periodista Lauren Weisberger. La «mala» sería su exjefa, Anna Wintour, para quien había trabajado en la revista Vogue.

Ella es la joven recién graduada, aspirante a periodista, que obtiene como primer empleo ser la mano derecha de esta destacada editora.

Se enfrenta al reto de convencer de su talento a su demandante jefa.

Nos muestra la realidad a la que muchos podemos ser arrastrados por nuestra vida laboral. Lo mejor es su elección al final. ¡Nos recuerda que siempre pesa más vivir!

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo