Expone a los muertos

Halloween. La asistente de patología, quien ahora es objeto de un nuevo libro llamado Curiosidades mórbidas: Colecciones de lo poco común y lo extraño, piensa que los cálculos biliares son preciosos y explica por qué abrir un quiste sin que te chorree encima es una forma de arte.

Expone a los muertos

La mayoría de la gente prefiere no pensar en la muerte, y mucho menos entrar en estrecho contacto con los cadáveres. Pero para Nicole Angemi, la disección de los muertos y la recogida de animales disecados e instrumentos médicos en desuso es una pasión.

Ah, y la nativa de Nueva Jersey está obsesionada con los cálculos biliares, los que tiene como decoración en tarros en su casa. De hecho,  esta afición inusual de la ayudante en patología ha despertado el interés del público –a través de su cuenta de Instagram (@mrs_angemi) donde publica espantosas imágenes de la muerte y la decadencia– y del autor Paul Gambino.

Él pone a la nativa de Nueva Jersey como una de una serie de “coleccionistas de lo macabro” en su nuevo libro Curiosidades mórbidas: Colecciones de lo poco común y lo extraño.

 

“Estoy obsesionada con los cálculos biliares”

Nicole Angemi Asistente de patología

Nicole Angemi Asistente de patología

¿Cuándo comenzó tu pasión por lo macabro?

Mi abuelo era cazador, por lo que subía a las montañas cada año y me traía un cráneo. De cierta forma se intensificó a partir de ahí hasta llegar a mi trabajo.

Los cadáveres hacen que muchas personas se sienten mal físicamente. ¿Te dieron arcadas la primera vez que asististe a una autopsia?

No, nunca. Cuando fui a mi primera autopsia mi reacción inicial fue sólo mirar el cuerpo y decirme a mí misma: “Esta persona está muerta”. No estaba preocupada por la sangre y esas cosas. Lo más extraño fue que un grupo de personas estaban ahí en la habitación y a nadie pareció afectarle. Yo sólo tenía 19 o 20, así que tuve que actuar como que todo estaba bien.

¿Y el olor de la carne podrida no te afecta en absoluto?

El olor no me molesta en absoluto, porque es muy orgánico, por lo que huele a carne o flores podridas. Y sólo pienso que si algo está muerto, se supone que debe ser asqueroso. Es jugoso y huele mal y hay caca y bacterias y eso es lo que hace que huela. La única vez en que realmente me siento un poco mareada es cuando abro un estómago. Los contenidos son básicamente vómito y parece vómito y huele a vómito, y, a veces se obtiene una respuesta visceral.

¿Hay enfermedades o infecciones que son particularmente penetrantes?

Los olores de la gangrena y la descomposición pueden quedar atrapados en el pelo. Pero soy mucho más sensible a los olores inorgánicos. Hice que mi marido reemplazara el jabón en nuestra casa porque no podía aguantar mis manos con este olor a perfume extraño. Y no me gustan los ambientadores o la colonia.

¿Hay partes del cuerpo que tengan tendencia a salir en un chorro?

Todo el tiempo [risas]. Que me alcance un chorro es la naturaleza de mi trabajo. En la mayoría pasa con un quiste o si tienes un ovario gigante o cualquier tipo de estructura distendida con líquido. Es una forma de arte abrirlo sin que te llegue un chorro. La enfermedad renal poliquística produce quistes que arrojan chorros por todas partes y es por eso que usas lentes de protección.

Al parecer, tienes una fascinación con los cálculos biliares…

Oh, sí, estoy obsesionada con los cálculos biliares. La vesícula biliar es un saco marrón claro o verde que no se parece a nada y no sabes lo que va a tener en su interior. Así que es algo así como esos videos que mis hijos ven donde abren esos huevos con juguetes en su interior. Es lo mismo cada vez que abres una vesícula biliar: a veces hay basura negra en el interior y a veces hay unas piedras hermosas que podrían estar en una pieza de joyería.

¿Pules los cálculos biliares?

No son piedras reales, así que creo que si los pones en una pulidora de roca se desmoronarían.

Cuando la gente va a tu casa ¿cuál es el objeto que recibe la mayor atención?

Tengo una colección muy grande de DIU (dispositivo intrauterino, el dispositivo de control de la natalidad). Tengo como un millón de ellos. Pero a los niños pequeños realmente les gusta el armadillo disecado.

Gunther von Hagens – también conocido como Doctor Muerte–- preserva cadáveres y los muestra en exposiciones. ¿Te gustaría ser puesta en el programa?

No me importa lo que hagan conmigo cuando muera. Tengo esta filosofía de que no depende de ti sino que eso le toca a tu familia. Es lo que tu familia necesita para poder curarse.

Es casi Halloween y pareces ser el tipo de persona que podría tener algo muy especial planeado.
Durante un par de días, voy a ser la anfitriona en un evento en una tienda de rarezas en Filadelfia que se llamará “Lo mejor de la señorita Angemi” y es, básicamente, todas las fotos de las cosas que no puedo publicar en Instagram. Hay una fiesta de disfraces también.

Y para Halloween llevaré a mis hijos a pedir dulces y seré parte del jurado del concurso de la ciudad de Merchantville para ver quién ha creado la casa más temible.

Loading...
Revisa el siguiente artículo