El diario de Lorenna: Sin darme cuenta, me convertí en ella

Por Lorenna Pierre
El diario de Lorenna: Sin darme cuenta, me convertí en ella

Querido diario:

Nos enfrascamos tanto en rechazar las conductas inapropiadas en otros (según nuestra escala de valores, claro), que sin darnos cuenta terminamos siendo espejo. Terminamos debatiendo sobre los comportamientos airosos, respondiendo de una manera dura y agresiva. O exigiendo que sean amorosos con nosotros, siendo distantes y cortantes.

Es extraño, pero así somos. Así soy. Lo confieso, y lucho todos los días porque en mi vida reine la consonancia. Debemos pensar de una manera, sentir en esa misma dirección y actuar como reflejo de esas ideas.

¿Te he hablado del Poder Corazón querido diario? Es un movimiento que busca que cada ser humano entienda que es un ser perfectamente imperfecto, que debe trabajar en ser la mejor versión de sí mismo. Y el sentimiento que alimenta este proceso es el amor, obviamente.

Te digo esto, diario, porque cuando algo no nos agrada en otro, somos los primeros en salir en ataque. Muchas veces evadimos ese tema, pero reaccionamos peor que ese alguien, cuando llega el momento de la verdad.

En realidad, lo que necesitamos en esa y toda circunstancia es siempre trabajar en nosotros. Queremos controlar los factores externos, cuando lo único que podemos manejar es nuestras acciones y palabras. Es en cada individuo donde todo empieza y donde todo termina.

En ocasiones nos convertimos; en otras, sentimos rechazo hacia otros porque ellos nos recuerdan esa parte de nosotros de la que queremos huir. Ahí toca hacer las paces con ese elemento que nos atormenta. Puede significar cerrar o abrir una puerta, curar heridas o pedir perdón.

Volvemos al mismo punto: donde todo empieza y donde todo termina. Y siempre tendremos opciones, lo que tenemos es que decidir cuál de todas las emociones alimentamos. Quisiera de todo corazón que fuese el bien, lo bueno. Esa acción que promueve el amor y el respeto, que genere armonía.

El punto es, querido diario, que la próxima vez que señale a alguien, tendré mucho cuidado porque seguro hay diez razones aún más poderosas por las que debería estar señalándome a mí.

Más en www.eldiariodelorenna.com

 

Mi día a día: Una mirada en el espejo

Los seres humanos somos complejos. Según he escuchado, las victimas de maltrato pueden reaccionar de dos maneras: rechazando ciento por ciento esa conducta o reproduciéndola. Difícil, pero siempre habrá opción, aún en casos tan extremos.  

La pregunta que debes hacerte es ¿quién quiero ser? Porque, desde tu presente, no puedes influir en tu pasado pero si en tu futuro. Esa repuesta es determinante. Aquí vemos ejemplos de personas que, para bien o para mal, son espejo de eso que atacan o atacaron. 

1. Líderes terroristas

Si nos vamos a las justificaciones hechas por Osama bin Laden sobre el atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre, descubrimos que se fundamentaban su desprecio hacia EE.UU. por ser parte de varios conflictos bélicos en su territorio. 

Culpaban al presidente Bush de utilizar el terrorismo como excusa para poder perpetrar esos ataques. Con su ataque, justificaron lo injustificable, acabaron con vidas inocentes y ocasionaron un dolor que todos seguimos en tiempo real. 

2. Donald Trump

Llama la atención que este líder político lance duras críticas a los inmigrantes, cuando su madre era una inmigrante escocesa y sus abuelos paternos eran inmigrantes alemanes.

Aunque sus ataques en campaña fueran dirigidas hacia latinos, no dejan de ser personas que, como su familia, pisó suelo americano en busca de un sueño. Paradojas de la vida. 

3. Apóstol San Pablo

Vivió su vida como un fariseo, andaba por las sinagogas encarcelando y azotando a los que creían en Jesús de Nazaret.

Se indica que las intenciones y propósitos de Saulo eran amedrentar de muerte a los fieles.

Y pasó a la historia por ser una de las personalidades señeras del cristianismo primitivo. Se convirtió en eso que señalaba, por la gracia de Dios. 

4. Adolf Hitler

Nació en Austria, con rasgos físicos muy lejanos a la perfección. Fue hijo ilegítimo hasta la adultez y abandonó la educación secundaria sin título.

A esto le sumamos que era maltratado por su padre y fue oprimido por el mismo en su carrera profesional, pues deseaba ser pintor. Tanto maltrato y opresión lo hizo abrazar estas emociones.

Fue un espejo de todas estas malas conductas, convirtiéndose en el ser más ruin de la historia. 

La cinemateca de Lore: Machine gun preacher

Esta película narra la controversial vida del pastor Sam Childers, que ha rescatado a cientos de niños de la esclavitud en África Oriental. 

Es un predicador armado que hospeda a esos niños en orfanatorios que él mismo ha establecido.

En Predicador Ametralladora, como se titula en español, vemos a un hombre que logra salir de adicciones al alcohol y las drogas, al convertirse en creyente en Dios como su salvador. Una maravillosa transformación hecha por Dios en él, como testifica.
 
La contradicción para muchos viene porque termina siendo un militar armado que promueve la paz, a través de la guerra. 
 
Loading...
Revisa el siguiente artículo