Colección crucero de Gucci pone arder las pasarelas

Por MetroRD

A modo de continuando con la tendencia de esta temporada de presentar las pasarelas en Francia (tal y como lo hicieron Dior y Louis Vuitton esta semana), Gucci se dirigió a Arles -conocida por inspirar las pinturas de Van Gogh- en la región sureña de Provenza, para su colección crucero 2019.

En un escenario poco convencional, la pasarela de la casa de moda italiana tuvo lugar en Los Alyscamps de Arles, un antiguo cementerio romano iluminado por candelabros y fuego real bordeando el pasillo por donde desfilaban las modelos, un escenario ideal para una colección en la que el director creativo Alessandro Michele estaba “fascinado con la idea de la muerte” y donde el principal leitmotiv fue la belleza intrincada ligada a la muerte.

Quien además aseguró “que todo lo que está relacionado con la vida futura está acompañado de algo de máxima belleza”.

En medio de un ambiente dominado por la espiritualidad y las creencias, Michele mostro al mundo su colección crucero. Una propuesta repleta de estampados, siluetas fluidas, diseños llegados de otras épocas y looks que van a conquistar las cuentas de Instagram más exquisitas.

Crucero está compuesta por 114 looks asombrosos, incluía una gama de piezas insignia de la firma, como una capa de terciopelo adornada, medias de encaje neón, detalles góticos y estampados en abundancia.

El cierre estuvo a cargo de una novia luciendo un vestido victoriano blanco de cuello alto y una cruz gótica, que se acercó peligrosamente al fuego que bordeaba la pasarela mientras cargaba un ramo de peonías rosadas, un contraste espectacular con el escenario y la “viuda”, un look llamado así por la propia marca.

Loading...
Revisa el siguiente artículo