Maneje la ansiedad ante un evento traumático

Por Lynet Santiago Túa

Cuando nos enfrentamos a cualquier evento traumático, que para nuestra percepción mental representa un peligro para nosotros, el cuerpo se activa fisiológicamente. Este síndrome se conoce como ataque o la huida, explicó Sonia Santiago, psicóloga clínica.

Todo el sistema nervioso se activa para prepararnos a enfrentar o huir del peligro.

De acuerdo con Santiago, si el peligro es inminente, uno se puede preparar. Por ejemplo, si viene una bestia corriendo, uno puede correr para defenderse.

Si por el contrario, uno interpreta que el peligro está en el aire, como una posibilidad, “muchas veces, activamos nuestro organismo innecesariamente”. “Estamos continuamente pensando en esa posibilidad de que viene el huracán y activamos todo el sistema, los órganos internos y la adrenalina; aumenta el ritmo cardiaco y aumenta la circulación de la sangre porque todo el sistema se activa. Esto puede provocar un estado ansiolítico permanente o ansiedad crónica, que te puede causar daño a los órganos internos, un ataque cardiaco o subir la presión”, señaló la experta.

Por otro lado, plantea que una persona que está con ansiedad continua tiene problemas interpersonales por conductas de exabruptos con los compañeros de trabajo o en el hogar. También hay personas que, ante eventos de esta naturaleza, en vez de ponerse nerviosos, se deprimen, se desganan o se ponen apáticos. lynet santiago túa


Recomendaciones

• Cambiar de actitud mentalmente.

• Prepararse objetivamente sin aspavientos con su familia y sociedad, y no dejarse llevar por miedos irreales. Estar pendiente a las noticias reales.

• No exagerar.

• Identificar mentalmente unas ideas que le puedan ayudar a prepararse para la próxima temporada de huracanes.

• Relajarse. Hacer técnicas de autoayuda, como, por ejemplo, tener momentos de esparcimiento, respirar apropiadamente, alimentarse bien y descansar.

• No abusar del cigarrillo, drogas o el café.

• No enfocarnos en cultivar pensamientos negativos, sino en pensamientos de esperanza.

• No aislarse.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo