5 “ángeles reales” que desplazaron a los de Victoria’s Secret

A pesar de los titulares que genera el desfile, hay marcas con propuestas más interesantes y contemporáneas.

Por Luz Lancheros|MWN

Del último desfile de Victoria’s Secret supimos que Kendall participó, que Adriana Lima caminó por última vez en su pasarela… y ya. Porque a pesar de todo el bombo generado por el tradicional desfile, precisamente eso es lo que comienza a verse, como tradicional.

Añadido a eso, en una época donde la representación lo es todo, la marca no parece haber encontrado su norte: de hecho, ha bajado en ventas desde 2016 y ha perdido cuota en el mercado en USA (2%). Y eso no es nada: la consultora Piper Jaffray, que mide la reputación y recordación en este mercado, mostraba que marcas como Nike, que se posicionó contra el racismo (ocasionando toda una polémica), eran celebradas. Victoria’s Secret no aparecía entre ellas. De hecho, aparecía en el radar opuesto.

¿Qué ha pasado con esta marca que fue alguna vez insignia de la feminidad?

Pues que solo representa un tipo de mujer y campañas como No Angel de Lane Bryant se han acercado a un público que quiere otras corporalidades.

Hay que recordar también polémicas como “The Perfect Body”, que impulsó a varias personas a rebelarse contra sus estándares. Y sobre todo, mirar quiénes le están ganando terreno y se han ido a un lugar donde las poderosas supermodelos de VS no pueden ir: el de la comunicación real y cercana. Y estas son las marcas más poderosas en ese sentido.


Nubian Skin

Nubian Skin

Se especializa en la diversidad de tonos raciales con todo tipo de productos, desde bras hasta bodies. Fue creada por Ade Hassan, inspirada en Eunice W. Johnson y en la supermodelo Iman, quien fue una de las pioneras en crear maquillaje para mujeres de todo color.  Es de Londres y se ofrece productos de tonos nude.
|instagram @nubianskin

 


True & Co

True & Co

Su propuesta fuerte va en la comodidad y en la sensualidad. Lejos de las modelos hiperproducidas, sus productos van para mujeres que se quieren sentir felices dentro de su propia piel. Su campaña editorial muestra también a todo tipo de cuerpos y feminidades dentro de situaciones cotidianas, más allá de la fantasía que vendían en los 90.  |instagram @trueandco

 

 

 

 

 

 


Aerie

Aerie

Esta marca no muestra modelos retocadas y le apuesta duramente a la diversidad, mostrando a mujeres del común con famosas como la gimnasta Aly Raisman. Las muestra felices, cómodas y lo más importante: da reviews honestos experienciales sobre sus productos. La marca también ha incluido en su campaña a mujeres con discapacidad, a una sobreviviente de cáncer y a una mujer que padece fibromialgia para celebrar todo tipo de cuerpos y feminidades. |ae.com


SavagexFenty

SavagexFenty

Rihanna es alguien que sabe por dónde van los tiempos. Y si su marca de maquillaje supo atender necesidades del mercado en cuanto a diversidad, también lo está haciendo su línea de lencería.

Rabiosamente diversa en cuanto a propuesta, modelos, oferta. Innova en cercanía, en comunicación, en la forma editorial en cómo las prendas son presentadas. Sus texturas, estampados, fotografías, son hechas para esa ansía por lo diferente que busca el millennial. |instagram
@savagexfenty

 

 

 

 

 

 


Lane Bryant

Lane Bryant

Es más conservadora en imagen, pero su campaña I’m No Angel, donde puso a desfilar a los grandes nombres del modelaje plus size, fue un hit viral. Han conseguido 19 billones de impresiones en las redes sociales. A través de su challenge (donde se invita a la usuaria a mostrar su belleza), también invita a donar a la fundación  I Am B.E.A.U.T.I.F.U.L.™, que quiere empoderar a las niñas y a las mujeres con amor propio y autoestima.
|instagram  @ lanebryant

 

 

 

 

 

 

 

 


Paula Riveros Paula Riveros Coolhunter portal Fashion Radicals

¿Por qué a pesar de generar titulares, VS va abajo en sus ventas?

–Porque se no cambió sus fórmulas de diseño, cualidades de la marca, belleza y experiencia con las que tuvo éxito en los 90, no se ajustó al relevo generacional ni a las tendencias de estilo de vida y culturales de esta década. En resumen, no innovó en un mercado muy competido en donde otras marcas sí innovaron y aparecieron nuevas competencias más pequeñas, más auténticas y cercanas a la vida de las mujeres.

¿Por qué a pesar de que sus ángeles son famosas y celebradas, ya hay boicots contra la marca?

–Han desatendido varias tendencias que son muy fuertes: por un lado la belleza femenina de hoy es mucho más plural y diversa que su fórmula de top models blancas de los 90. Hoy la belleza se define en distintas tallas, razas y tipos de mujer, y es ese el sexyness en el que todas las mujeres nos podemos sentir identificadas, en marcas más cercanas a mujeres reales. Por otro lado desatendieron todo el movimiento de #MeToo, y cómo ha cambiado el paradigma de la sexualidad… Añadido a esto, otra tendencia es que esperamos que las marcas hagan statements y ofrezcan valor más allá del producto y de su visión comercial.

VS tampoco ha tenido esto en cuenta. También, en punto de venta, no renovó sus experiencias, y la marca se percibe detenida en el tiempo. Su competencia además de ser más incluyente y diversa, es más alegre, divertida, pop. La experiencia VS es anticuada y aburrida.

¿ Porqué VS en términos de innovación no ha logrado adaptarse a estos tiempos?

–Esto no lo sé. No sé por qué no reaccionaron. Siendo una marca líder debió no reaccionar sino provocar las tendencias. Pero se quedó como una marca para mujeres de otra época, no evolucionaron con su target y no cautivaron las nuevas generaciones.

¿Qué necesitaría la marca para adaptarse?

–Por lo general para las marcas que dejaron pasar tanto tiempo para innovar, significa un esfuerzo enorme, porque tienen que empezar desde cero: no tienen concepto, no tienen producto, no tienen experiencia, no tienen la comunicación y perdieron credibilidad ante los consumidores. Mientras tanto la competencia les lleva una delantera enorme con la credibilidad y autenticidad que sostiene productos y campañas. Hay grandes competidores como Savage o Aerie (al menos en USA) que es una marca  joven, divertida, incluyente, cercana, y aunque le falte coolness, tiene diseño, más riesgo.

¿Crees que le pasó lo mismo que a Playboy, si se habla de género y feminidad?

–Puede ser, vivimos una revolución de género (no sólo para mujeres sino para hombres y todas las nuevas definiciones de género) y vivimos nuevos valores. Vivimos también nuevos tipos de belleza y de nociones de lo sexy. Vivimos tiempos de disrupción. Y también el mercado es salvaje, el que no corre rápido, muere entre las nuevas ofertas más atractivas. Si el mundo cambia y las marcas no cambian con el mundo están destinadas a desaparecer, aunque tengan la nostalgia de tiempos donde reinaron. Playboy además no se adaptó a la era digital (quizás VS tampoco tiene buena estrategia SM). Las tendencias no dan espera a que organismos paquidérmicos, como lo son esta grandes empresas, se adapten.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo