5 cosas que no te dejan dormir

No se trata solo de un teléfono inteligente, televisión o portátil! Metro destaca otras cosas y acciones que hay que evitar para soñar bien. Según las estadísticas, tan solo en Estados Unidos el 35% de la población no duerme siete horas o más, mientras que el 20% sufre de trastornos del sueño. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades confirma que desde 1985 el porcentaje de adultos que duermen menos de seis horas ha aumentado en un 31%. Metro investiga cómo tener un tiempo para dormir verdaderamente maravilloso.

Por Luz lancheros | metro world news

Deja de mirar a las pantallas

Deja de mirar a las pantallas

Si pasas la mayor parte del día viendo algo en la pantalla y tu smartphone es lo último que ve antes de cerrar los ojos por la noche, recuerda que esto afecta drásticamente tu calidad de sueño. Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences mostró que la luminiscencia de las pantallas reduce la melatonina, la hormona reguladora del sueño. Además, extiende el período de tiempo para quedarse dormido. En otras palabras, leer Twitter, ver fotografías en Instagram o revisar tu correo no te ayuda, pero hace que tu cerebro piense y se hiperexcite.

Aleja los gadgets de tu dormitorio. Si tienes miedo de no escuchar la alarma, no te preocupes, la escuchará de todos modos. Además, cargua tus dispositivos en un lugar lo más lejos posible de la cama. Optar mejor por la lectura de libros, ya que es una forma mucho más efectiva de quedarse dormido.


Comer antes de acostarse

Comer antes de acostarse

Existen varios estudios contradictorios sobre el tema, algunos de los cuales afirman que podría causar pesadillas. Científicos de la Universidad Dokuz Eylul de Turquía confirmaron en 2016 que comer más tarde, a las 7 de la tarde, podría ser perjudicial para la salud. Mientras que el artículo de 2015 de Jamie Koufman, especialista en trastornos alimentarios, afirmaba que podría provocar cáncer de esófago. Otros expertos afirman que no importa a qué hora se come, sino lo que se consume en particular.

Come a horas regulares y mucho antes de acostarte. También puedes consumir bebidas relajantes como té o incluso agua antes de irse a dormir.


Estar preocupado

Estar preocupado

El eje hipotalámico-hipófisis-adrenal es lo que regula el ciclo del sueño. El estrés hace que este regulador tenga estados de hiperactividad que reducen la duración del tiempo de sueño y también producen más estrés. Un estudio realizado el año pasado y publicado en la revista Sleep demostró que resolver los factores de estrés podría mejorar la calidad del sueño.

Los expertos recomiendan el uso de técnicas cognitivas y fisiológicas (las píldoras no funcionan en todos los casos y pueden causar más desequilibrios en ciertos pacientes) para regular tu sueño.


No acostarse temprano

No acostarse temprano

Un estudio publicado hace dos años por científicos de la Universidad de Harvard reveló que no importaba cuándo uno se va a dormir, siempre y cuando duermas las horas necesarias. Pero para mucha gente eso suena imposible. Otra investigación publicada el año pasado en la revista Chronobiology International mostró que no cumplir con el ciclo de seis horas podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes. Y que las personas que se fueron a la cama más tarde eran las más propensas a sufrir estas enfermedades..

Establece una rutina con horas de sueño que se deben seguir.


Beber alcohol

Beber alcohol

Otro mito muy difundido es que el alcohol puede ayudar a conciliar el sueño. Pero según los datos de la organización Sleep Foundation, solo interrumpe y altera los ciclos de sueño. Otro estudio realizado hace seis años en el Centro del Sueño de Londres también confirmó que tal hábito solo causaría daño y crearía codependencia.

Si vas a consumir alcohol, los expertos recomiendan hacerlo por lo menos dos horas antes de acostarse. Y definitivamente no es una solución para tener una buena hora de acostarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo