¿Cómo elegir tu vestido de novia?

Si eres una de esas chicas que por siempre soñó con unir su vida a quien te hizo comprender el significado de la palabra amor y te sorprendió con una propuesta de matrimonio, este artículo es para ti

Por Maryelin Reyes
¿Cómo elegir tu vestido de novia?

Todavía no terminabas de decir a tu pareja “sí, acepto casarme contigo”, cuando llegaron mil ideas a tu mente sobre la organización de ese día especial.


Cortes favoritos

Imperio Princesa Columna

Imperio Princesa Columna

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Tradicionalmente se cree que el blanco hace alusión a la pureza, paz e inocencia de la fémina, sin embargo, la historia va más allá de esta connotación de matices religiosos.

El origen de esta práctica se remonta al siglo XIX cuando personalidades de la realeza popularizaron el uso del color blanco en sus bodas. Para ser exactos, en el año 1840 la reina Victoria de Inglaterra rompió la regla anterior de utilizar colores vivos e innovó casándose con el príncipe Alberto completamente de blanco.


novia

En tiempos de tanto cambio y sobre información exterior, un evento como este nos permite volver siempre a las raíces, a lo clásico, Alejandro Reyes Ortiz, director y diseñador de Promotora Nupcial y Alexander Rois.


Con el surgimiento de la fotografía, el retrato se extendió hasta occidente donde las mujeres se animaron a imitarla. De un momento a otro, la selección de vestidos blancos pasó a ser un signo de riqueza y estatus social.


Escotes preferidos

Ilusión Palabra de honor Vértigo

Ilusión Palabra de honor Vértigo

 


Alejandro Reyes Ortiz, director y diseñador de Promotora Nupcial afirma en declaraciones a este medio que las mexicanas se inclinan a lo clásico. “La tendencia mundial mantiene el color blanco natural como se conoce en los tonos de marfil, hueso y crudo. Estos tres se coronan como los preferido de las novias mexicanas en estos días”, expresa.

¿Cómo sé cuál es el indicado para mi?

Muchas se hacen esta pregunta. Reyes Ortíz, reconocido internacionalmente en el ámbito nupcial, tiene la respuesta en dos palabras: comodidad y emoción.

“Debes recordar la congruencia entre lo que tanto has soñado para el día más importante de tu vida y cómo te sientes cuando usas esta prenda. Además de sentir armonía, el vestido te tiene que brindar plenitud. El vestido y tú se fusionan como parte de un todo que emana realización y felicidad”, enfatiza.


Las mujeres latinas son fieles a sus tradiciones con vestidos largos, de arrastres, vistosos, con encajes y capas sobre capas para lograr textura y profundidad.

novia

Luego de ver estos dos aspectos, debes considerar lugar, clima y hora de tu evento. Con estos puntos sabrás qué vestido se acopla perfectamente a tu evento para poder lograr conexión con el entorno en el que suceda tu evento.

Dificultades comunes

Querer complacer a todos y olvidarse de sí mismas. Este es el principal error que cometen las futuras esposas en su proceso de búsqueda cuando escuchan en exceso las opiniones de las personas de su círculo íntimo y se olvidan de cómo quieren lucir.

“Considera siempre que es tu día y a quién debes escuchar es a ti misma ayudada de un experto que será el complemento ideal para tu toma de decisión”, aconseja el también diseñador de Promotora Nupcial.


¿Comprarlo o rentarlo?

Aunque en muchos países de América, por cuestiones económicas y de utilidad, prefieren rentar su vestido, en México siguen prefiriendo la compra. “El vestido de novia no es simplemente utilitario, se convierte en un objeto de afecto y recordatorio de ese gran día e incluso un símbolo de buena suerte, unión y prosperidad que se desea mantener cerca y en casa, cerca de la familia”, subraya Reyes Ortiz, experto en tendencias mundiales sobre el tema.


9  

mil pesos puede costar aproximadamente un vestido de novia; hay también opciones que pueden tener un precio de 45 mil pesos, afirma Reyes Ortiz, especialista en nupcias.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo