5 looks más impactantes de los premios Grammy

Drama en unos premios en los que se permite el drama. Sería insensato pedir un poco de sofisticación en los Grammy, pero la hay. En un evento donde lo conceptual y artístico es permitido, estos looks no pasaron inadvertidos.

Por Metro Internacional

Lady Gaga

Lady Gaga

Se ha depurado a través de los años y por fin logró mezclar esa sofisticación de estrella que había manejado en los últimos años y toda la esencia Gaga que la ha hecho inolvidable y una de las artistas más versátiles de nuestra época. Tiene los zapatos plataforma que son su sello personal y una larga cola coronada con una trenza medieval, todo en su justa medida.


Janelle Monae

Janelle Monae

La cantante y actriz siempre ha sido conocida por lucir fashion statements, pero las hebillas, el pelo bicolor y las flores bordadas hubieran quedado perfectas en un traje con un material menos ingrato y menos “arrugable”. Sin embargo, ella representa el barroquismo contemporáneo, muy en su estilo personal.


Lana del Rey

Lana del Rey

En estos tiempos de Gucci y revival de los años 70, la cantante parece salida de “Vírgenes Suicidas”, pero en versión contemporánea, más sofisticada y con un poco de drama para añadir ese aire de deidad, con su corona a tono con su vestido y zapatos en plata y rosa. El vestido, claro, de Gucci, rememorando esa estética de chica de ensueño de 1973.


Andra Day

Andra Day

Se parece a Rihanna, pero es quizás Rihanna desde el futuro. Solo la barbadense y Day podrían rememorar los 90 con tantísima sofisticación y exactitud, sin caer en la parodia vintage y kistch. El fitting del traje/abrigo es perfecto, los complementos también, así como el choker y peinado.


Cardi B

Cardi B

El vestido en teoría es interesante: se parece mucho a lo que hace Iris Van Herpen, pero ella hace todo con procesos obviamente más construidos e investigados. En el caso de Cardi B  la ejecución falla estrepitosamente con el material (más apropiado para siluetas fluidas) y el corte de la silueta. Todo hubiera podido salvarse si no fuera por el peinado, que recuerda más a Selena Quintanilla que un vestido que hubiera podido ser un referente de vanguardia. Lo mismo aplica a los zapatos y complementos.


Por: Luz Lancheros | Metro world news
FOTOS: GETTY

Loading...
Revisa el siguiente artículo