¿Cómo debe ser el flujo vaginal durante el embarazo?

Salud. “Su existencia y abundancia durante la gestación es algo normal, sin embargo si cambia de color o desprende un olor desagradable y fuerte puede ser una señal de peligro”.

Por Mariela Bidó
¿Cómo debe ser el flujo vaginal durante el embarazo?

Si estas en la dulce espera, y no sabes que tan normal pueda ser la existencia y abundancia del flujo vaginal no dudes en seguir leyendo. Pues es muy normal que las embarazadas presenten cierto temor ante cualquier cambio brusco que pueda presentar su cuerpo o algún signo nunca antes visto, ya que estos pueden suponer algún peligro a su estado.

Es por ello, y con el interés de aclarar cualquier tipo de duda sobre el flujo vaginal, conversamos con el ginecólogo Freddy Santana, director del Instituto de Terapia Inmediata a la Mujer y Atención Ginecológica (Intimag), quien nos aseguró que el flujo vaginal es un cambio fisiológico normal que presenta la mujer durante todo su embarazo. Y añadió “desde su inicio, la paciente nota un aumento de este. Un flujo que se hace de transparente a blanquecino, y el cual aumenta de manera significativa”.

Según el ginecólogo Santana, el flujo vaginal se origina a raíz de la producción de estrógenos que desprenden los ovarios en el primer trimestre, como de la placenta en los meses posteriores. “Este también puede ser producido  por el aumento del riego sanguíneo de toda el área pélvica, conformado por el aumento del moco cervical, un trasudado en las paredes vaginales y las células muertas del mismo tejido”, argumentó.

¿Qué tipo de flujo vaginal es una señal de que hay un problema durante el embarazo?

Exponiendo las características del flujo normal, la presencia de una secreción diferente es señal de alerta. Dentro se estas están:

• Cambios de color: una secreción que se hace de blanquecina a un tono amarillo pardo a verde, es anormal.
• Cambios en la descarga: de por sí, la secreción normal aumenta, pero si el aumento se torna exagerado y se acompaña con cambio de color, entonces es una señal de alerta.

• El olor: por lo regular, una secreción normal es inodora,  pero en situaciones anormales, se hace desagradable el olor.

• El flujo anormal puede acompañarse de prurito (picazón), irritación vulvar o dolor durante la relación sexual (dispareunia).

¿Cómo se distingue el flujo vaginal del tapón mucoso?

El tapón mucoso, en condiciones normales, es antecedido de contracciones uterinas. Se presenta luego de las 37 semanas, o sea, en embarazo a término.  Este es un indicador de inicio de la labor de parto.  Se presenta al alcanzar los dos centímetros de dilatación, liberándose este por la vía vaginal. Su característica principal es el aspecto de moco con hilos de sangre, dando un aspecto gelatinoso y rosáceo, diferenciándose del flujo normal de la vagina.

¿Cómo se distingue el flujo vaginal del líquido amniótico?

Hay características propias que distingue el líquido amniótico del flujo vaginal. Características que funcionan  como indicador de alerta para las embarazadas, entre ellas:

• El flujo vaginal tiene un aspecto claro a blanquecino con cierto espesor, por lo contrario, el líquido amniótico es totalmente claro. Aunque en ocasiones, por la presencia de meconio del bebé, puede hacerse ambarino; pero es totalmente líquido, muy fino, que suele mojar bastante hasta correr por las entrepiernas de la paciente.

• La descarga del flujo vaginal puede ser intermitente, mientras el líquido amniótico es constante y no se puede controlar.

• La secreción vaginal suele ser inodora, mientras que el líquido amniótico va desde un olor algo dulce hasta ser similar al cloro.

¿Qué se puede hacer ante el flujo vaginal durante el embarazo?

Lo mas importante es identificar el normal del anormal. El fin no es controlarlo, sino evitar cambios provocados por la humedad.

Debemos evitar el uso de ropas apretadas que aporte calor. Lo ideal es usar ropa de algodón y fresca, interior y vestimenta normal.
El uso de toallas no esta contraindicado, pero recomendamos cambios frecuentes de la misma.

El lavado del área será en una sola dirección, de delante hacia atrás, y nunca hacer lavados al interior de la vagina. No introducir dedos en la vaginal para su lavado, ni duchas vaginales.

¿Cuándo supone un signo de alarma el aumento del flujo vaginal?
El signo de alarma será cuando el aumento sea exagerado y diferente a los ya presentes en días anteriores. Cambios de color, olor o cuando se acompaña de picazón.

¿Qué hacer ante el aumento de flujo vaginal en el embarazo?

Ante cualquiera de estos cambios, se debe tener comunicación con el médico tratante. No se recomienda la automedicación. Con una inspección médica, se estará identificando la anomalía, diferenciándola del líquido amniótico o del tapón mucoso, le realizará cultivos y tratará correctamente, y con fármacos efectivos que no traiga consecuencias adversas al embarazo o al bebé que lleva en su interior. Por lo regular, al tratar la paciente ante un flujo vaginal anormal, siempre se medicará a la pareja, independientemente del origen o causa del flujo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo