#LaVerdadVerdad: Chile y la irrupción de una tercera fuerza política

¡Con el poder real hemos topado! Esta es el dilema para el cual debe prepararse el Frente Amplio, tras el panorama positivo y esperanzador que le dejó la jornada electoral de la primer vuelta presidencial y la elección parlamentaria del domingo en Chile.

El FA anunció que el miércoles 29 definirá si apoya o no a Alejandro Guillier, en la segunda y definitiva vuelta del venidero mes de diciembre.

“El Frente Amplio se instaló definitivamente como una tercera fuerza, que será cualquier cosa menos marginal. Veinte parlamentarios, un senador entre ellos, es un número más que respetable, que los transforma en actores del sistema, con todos los derechos y deberes que eso implica. La irresponsabilidad es un lujo que no podrán seguirse dando tan fácilmente”, aseguró el profesor Daniel Mansuy, doctor en Ciencias Políticas y docente de la Universidad de Los Andes de Chile.

Pavel Gómez, profesor de la Universidad del Desarrollo de Chile y analista político, encuentra muchas similitudes entre el FA y el partido español Podemos. “Existe un evidente descontento de un grueso sector de la población, con el actual sistema que pareciera favorecer siempre a los mismos grupos de poder. El FA intenta capitalizar ese descontento y eso se ha expresado en las urnas”.

Según el profesor, muchos de los votantes del FA son “antipiñera” y votarán por Alejandro Guillier, así sea “con un pañuelo en la nariz”. No obstante, al FA no le conviene desdibujarse frente al duopolio hegemónico, al que han criticado de manera consistente. “Incluso, yo no descartaría que sectores del FA boicoteen ese apoyo a Guillier”, comentó Gómez.

La verdad sea dicha: los irreverentes dirigentes estudiantiles de ayer han de madurar, trascender de la adrenalina para lograr ese justo punto medio que los coloque en sintonía con las expectativas de su gente y el pragmatismo de las operaciones políticas. Y ellos prometen que no será a la luz de la cocina, sino a cielo abierto.