#LaVerdadVerdad: Homenaje a un ícono de la segregación racial

#LaVerdadVerdad: Homenaje a un ícono de la segregación racial

“Una heroína para la nación. ¡Descanse en paz!”.

Con esas palabras la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (Naacp, por sus siglas en inglés) de EEUU, dio a conocer ayer la muerte de Linda Brown, quien tenía 75 años.

Cuando era una niña, el padre de Linda Brown intentó matricularse en una escuela para blancos en Topeka, Kansas. Él y varias familias afroestadounidenses fueron rechazadas, lo que motivó el caso Brown vs Junta de Educación que desafió a la segregación racial en las escuelas públicas de Estados Unidos.

El fallo del Tribunal Supremo de 1954 prohibió la segregación racial en las escuelas y consolidó el lugar de Linda Brown en la historia como protagonista del histórico caso judicial.

El Supremo determinó que “separar (a los niños negros) de otros de edad y calificaciones similares únicamente por su raza genera un sentimiento de inferioridad en cuanto a su posición en la comunidad que puede afectar a sus corazones y mentes de un modo improbable de revertir”.

Funcionarios funerarios en Topeka confirmaron que Brown falleció el domingo. Tenia 75 años. La causa del deceso no se hizo público

Su hermana, Cheryl Brown Henderson, presidenta fundadora de The Brown Foundation, confirmó el deceso al diario The Topeka Capital-Journal, pero declinó realizar más declaraciones.

Linda Brown formó parte de un grupo de jóvenes heroicos que, junto con sus familias, lucharon valientemente para terminar con el último símbolo de la supremacía blanca, la segregación en las escuelas públicas, dijo Sherrilyn Ifill, presidenta y consejera directora del Fondo Educacional y de Defensa Legal de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Raza Negra (Naacp por sus iniciales en inglés), en un comunicado.

Un cambio con resistencias
La decisión del máximo tribunal de EE.UU. fue recibida con resistencia por parte de quienes buscaban que las cosas se mantuvieran igual, por lo que el cambio no ocurrió de manera inmediata en todo el país.

En algunos estados, las autoridades locales se negaron a cumplirlo, lo que provocó enfrentamientos públicos, como en Little Rock, Arkansas.

Ya en su edad adulta, Brown abogó por la atención nacional a la juventud, además de que continuó desafiando la segregación en las escuelas.