#LaVerdadVerdad: Tecnología y productividad

Para muchos la tecnología es todo un mundo complejo por descubrir, para algunos otros es algo que no marca diferencia en la vida y para algunos más un modus vivendi. Sea cual sea tu caso, de los antes mencionado o alguno que tengas en mente; la tecnología engloba cambios día a día en todos los ámbitos y hasta en el de nosotros mismos, de manera consciente o inconsciente. Me parece increíble pensar en la evolución que como sociedad tenemos al vernos involucrados y partícipes de un mundo en el que, a todas horas, las cosas se modifican en un abrir y cerrar de ojos.

La Real Academia Española, define a la tecnología como: “El conjunto de instrumentos y procedimientos industriales de un determinado sector o producto”. En pocas palabras yo lo interpreto como todas aquellas propuestas a soluciones específicas de necesidades que se gestan desde la sociedad y cultura misma, y que se marcan según tiempo y espacio.  Quizá para nosotros ya no es tecnología una piedra afilada para cazar un Mamut, pero en aquellos tiempos primitivos, estoy seguro que así lo era y era un asunto que lo demandaba el mismo contexto.

Partiendo de este antecedente, lo que hoy quiero compartirte, son algunas razones por las cuales la tecnología eleva la productividad y “facilita” la vida en algunas cuestiones.

1. Adiós obstáculos. Literalmente no importa el tiempo y espacio, puedes trabajar a cualquier hora desde el lugar en el que te encuentres. Podrá escucharse un poco extraño, pero ¿quién no ha enviado un correo electrónico mientras está en el baño, o ha revisado su e-mail en el mismo?

2. A la mano. Nunca antes había sido tan fácil tener disponibles todos los documentos o información que utilizas a la hora del trabajo. Entre la nube y otras mil aplicaciones, ahora puedes consultar ese teléfono del proveedor, aquel archivo que te enviaron, leer algún contrato, etc. Sin tener que ir a la oficina a echarte un buen clavado al archivero de los papeles.

3. Para todos. No importa a qué te dediques, existe un abanico enorme de recursos y herramientas por ejemplo APPS, que facilitan tu profesión. Para todos los gustos hay tecnología, te apuesto a que, si trabajas en la construcción, seguro hay aquel trompo mezcladora más “tecnológica” a la que le queda la mezcla mejor, o si pensamos en cocina, aquel cortador eléctrico de verduras que te hace la vida más sencilla.

4. Velocidad máxima. Se reduce el tiempo de ejecución de muchos procesos, antes enviabas correo postal y hoy con un clic es suficiente. Qué tal enviar dinero de un país a otro y saber que en cualquier ventanilla de algún banco cercano a casa, tu familia puede recogerlo sin más trámite.

5. Sin barreras. Crece enormemente la oportunidad de formar equipos de trabajo multiculturales, lo que te hace parte del mundo globalizado. Digamos que la tecnología es un idioma que todos hablamos, no importa si eres mexicano, chino, indio o árabe; todos podemos convivir bajo este aspecto.

7. Actualización. Constantemente tienes que estar aprendiendo nuevas maneras de trabajo, lo que hará que tu cerebro esté en mayor actividad. El que no se actualiza se queda, literalmente la tecnología no perdona la edad, es por eso que ahora hasta los adultos formamos parte de ella y vemos a la abuelita con Facebook o a aquel señor mayor platicando, o por lo menos aprendiendo a usar WhatsApp.

8. Expansión. El impacto que se tiene de tu producto/servicio crece, ya que el alcance de personas a las que llegas aumenta significativamente. Qué tal los envíos de EUA para alguien en México que vio en una página de Facebook aquel producto de belleza que tanto ha buscado, que, si no fuera porque lo vio en la red social, quizá nunca lo hubiera podido conseguir o hubiera sido mucho más complicado.

9. Comunicación. Existen muchos canales para hacerle saber al otro, o a varios, tus ideas y opiniones de forma más sencilla y eficiente. Antes una llamada por cobrar, que ya era tecnología por supuesto, pero que tal ahora hasta llamadas gratuitas y con camarita para ver a los familiares que se encuentran lejos o hasta estar presente, a distancia, en algún evento importante.

10. Reducción de costos. Al gastar menos en papelería y mobiliario porque la tecnología permite por ejemplo en un celular traer hasta pizarrón, puedes utilizar y destinar esos recursos a un ahorro que te puede servir después para invertir en otros proyectos nuevos.