#LaVerdadVerdad: No es solo fútbol

El sábado pasado Argentina e Israel deberían haber jugado un amistoso de fútbol en Jersusalén. Días antes, un grupo de palestinos fue hasta el entrenamiento del equipo albiceleste en Barcelona, España, y presionó para que ese juego “amistoso” no se efectuara. Más allá de las consignas, lo que más impresionó fue una camiseta de Lionel Messi ensangrentada.

En redes sociales la foto se viralizó con la idea de que un viaje del mejor futbolista del mundo hasta Jersualén valdiaría, y tomaría postura, en el conflicto territorial entre Israel y Palestina. Finalmente el partido, que serviría como preparación para el Mundial que comienza hoy, terminó suspendiéndose, entre otras razones, por un llamado del presidente argentino Mauricio Macri hasta el timonel de la Federación para que este partido de fútbol no desembocara en un tema político.

Antes del Argentina – Israel, habían sido las amenazas del Estado Islámico para atentar contra el mismo Messi, además de Neymar y Cristiano en tierras rusas. El temor sigue ahí y habrá que estar atento.

Soy de Chile, selección que actualmente es la bicampeona de América gracias a los logros en la Copa de Chile 2015 y en EE.UU. 2016. Al equipo se le llamó la “Generación Dorada”, sin embargo ese equipazo de Vidal, Sánchez y Bravo no clasificó al Mundial de Rusia 2018. Fue prácticamente un drama nacional.

El drama no fue solo para hinchas, sino también para la economía chilena. La ausencia de “la Roja” en tierras rusas fue un remezón gigante para el mercado del turismo, tecnología, publicidad y los medios de comunicación. Muchos canales de televisión y medios escritos hicieron su presupuesto en base a la casi segura estadía de Chile de Rusia. La eliminación causó despidos de periodistas deportivos. Si para Brasil 2014 viajaron centenares de comunicadores, a Rusia irán en total solo tres enviados especiales de los canales de TV más importantes.

Otro ítem que se vino a la baja fue el de la tecnología. Desde la irrupción de los plasmas, el LED, el HD,  Full HD y el 4K, cambiar de televisor para un Mundial de Fútbol se había convertido en una tradición. Sin el equipo nacional compitiendo en Rusia, las ventas se estancaron, así como también el mercado de la publicidad, eventos deportivos, programas de TV satélites y más.

Y así el mundo del fútbol, ligado a la política y la economía de países, es cada vez más fuerte. Ayer se confirmó que el Mundial de 2026 será para el tridente EE.UU., México y Canadá. Los países norteamericanos le ganaron la elección final a Marruecos y el gran argumento de la FIFA fue lo que estos países ofrecen más allá del fútbol mismo. Construcción de estadios, hoteles. carreteras y mayor conectividad fueron la razón definitiva. Es decir, mayor crecimiento para México, y que el fútbol siga entrando con fuerza a países no tan futbolizados como EE.UU. y Canadá.

¿Y en RD? Claramente el fútbol pega cada vez más. Canales de TV se pelean por los derechos de transmisión, los grandes medios realizan especiales web, los periódicos le dan el espacio que se merece y los fanáticos se multiplican Mundial a Mundial. No será extraño que la productividad baje para el España-Portugal de mañana, o para algún cruce bombástico de Argentina, Brasil, Alemania, Francia o España que caiga a mitad de semana. Los bares sacan cuentas alegres y los puntos de reunión de extranjeros que viven en RD, y que tienen a su selección en el Mundial, se soban las manos.

Metro, por su parte, tendrá una cobertura diaria del evento más importante del mundo, superado en espectadores solo por el Super Bowl, que es a partido único. Para comenzar, te dejamos un completo especial para guardar durante todo el torneo y seguir los partidos al detalle.

Por: Hernán Cájas G.
EDITOR EN JEFE
METRO RD