3 preguntas de la "política del hijo único" en China y sus respuestas

Por Miguel Velazquez
3 preguntas de la

Hoy, tras casi cuatro décadas vigente, el gobierno en China anunció que pondrá fin a la controvertida política del “hijo único”, considerado uno de los controles más estrictos de reproducción humana del mundo. 

A continuación les recordamos tres preguntas al respecto, con su respuesta

1. ¿Cómo surgió?

Todo comenzó después de la fundación de la República Popular de China, al final de la Segunda Guerra Mundial. En aquél momento, la mejoras en el saneamiento y la medicina impulsaron un  rápido crecimiento de la población, que fue considerado positivo: “Incluso, si la población de China se multiplica muchas veces, es capaz de encontrar una solución y esa solución es la producción”, diría el líder Mao Zedong en 1949. El gobierno comunista prohibía en aquél momento los controles de nacimiento.

Sin embargo, este crecimiento, junto a la industrialización del país, provocaron severas consecuencias en las décadas de los años 50 y 60. Incluso, se vivió una gran hambruna masiva que para 1962 causó 30 millones de muertes. 

Ante este escenario, durante la década de los años 70 se puso en marcha una campaña con el eslogan “Late, Long and Few” (Late, long y pocos); con la que el ritmo de crecimiento de la población se redujo a la mitad entre 1970 y 1976. Esto llevó a los funcionarios a buscar medidas más estrictas para controlar los nacimientos, por lo que en 1979 se estableció la “política del hijo único” que exigía a parejas de la mayoría étnica Han tener solamente un solo hijo. 

2. ¿Aumentaron los abortos de mujeres?

Esta es una de las principales consecuencias de la “política del hijo único” de acuerdo a activistas defensores de derechos humanos.

Y es que durante más de tres décadas, se ha denunciado que esta política incrementó el número de abortos forzados, infanticidio y esterilizaciones voluntarias, de acuerdo al periódico estadounidense “The Washington Post”. 

En mayo de este año, el gobierno lanzó una campaña en contra del aborto selectivo, práctica realizada por mujeres quienes se enteran que su futuro bebé será niña. La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar trató de reducir los exámenes médicos para conocer el sexo del feto, los cuales ya están prohibidos en teoría y que se realizan clandestinamente, al igual que los abortos, informó el diario español “El Periódico“. 

3. ¿Cuáles eran los castigos?

Por romper la “política del hijo único”, existen diverso castigos en el país; desde pagar grandes multas, hasta forzar el aborto del feto. 

“Ante el incumplimiento, el Estado Chino impuso sanciones como multas y en muchos casos se ha llegado a obligar a las mujeres a abortar su segundo hijo a semanas de embarazo e, incluso, a semanas de dar a luz. La zona más castigada por la aplicación de esta ley es Guanxi, provincia al sur de China“, informó la investigadora Ya Wen Teh, en el artículo científico “La aplicación de la política del hijo único en China y la responsabilidad ante la Comunidad Internacional“. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo