Los 7 millones de dólares por los que investigan a Lula da Silva

Donaciones y pagos que recibió el exmandatario

Los 7 millones de dólares por los que investigan a Lula da Silva


El Procurador de Barsil Carlos Fernando Lima, que hace parte del equipo de investigación de la Operación Lava Jato ha dicho hoy, 4 de marzo, que hay evidencia de que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva recibió el pago de beneficios, sea en efectivo, regalos o mejoramiento en inmuebles de las empresas constructoras más grandes que están siendo investigadas en la operación policial.

La Policía Federal efectuó la etapa 24 de la Lava Jato, con una orden contundente para el ex presidente Lula, que fue escuchado por los oficiales de la PF en el Aeropuerto de Congonhas, en el sur de Sao Paulo. Eso le obliga a proporcionar aclaraciones.

“Las investigaciones tienen exactamente el fin de probar o refutar la participación del ex presidente en las decisiones de beneficiar los partidos de la base aliada. Las investigaciones ya están acumulando pruebas de que el principal beneficiario fue el gobierno del PT; está claro que los beneficios políticos conseguidos fueron de Lula y de la actual presidente [Dilma Rousseff]”, dijo el procurador en una conferencia de prensa en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba.

Según Carlos Fernando Lima, Lula recibió cerca de R$ 20 millones ($5 millones de dólares) en donaciones para el Instituto Lula y cerca de R$ 10 millones ($2 millones de dólares) en las charlas de empresas que también financió mejoras en un sitio en la ciudad de Atibaia y en un triplex en la ciudad de Guarujá. “Las donaciones pueden hacerse por diversas razones, pero tenemos que ver si esto está motivado con las obras fraudulentas realizadas por la Petrobras”, dijo Lima.

Investigaciones

Las empresas Camargo Corrêa, Odebrecht, UTC, OAS, Queiroz Galvão y Andrade Gutierrez, según el procurador, pagaron 60% de todas las donaciones al Instituto Lula y el 47% de los valores de conferencias de Lula entre 2011 y 2014. “No hay motivación plausible para el pago de estos beneficios”, dijo el procurador. “Los beneficios no tienen que ser en efectivo, no tiene por qué estar relacionados con el acto. También después del ejercicio como presidente aún pueden estar siendo pagados los beneficios al ex presidente Lula “.

Según el procurador, la Policía Federal (PF) está investigando si Lula fue quien dirigió el esquema de desviación de dinero de la Petrobras para el financiamiento político y enriquecimiento personal. En las primeras etapas de la investigación, el ex ministro de Casa Civil, José Dirceu, y el ex tesorero del PT, João Vaccari, fueron presos en la Lava Jato, como los principales líderes del esquema de fraude.

El Ministerio Público y la Policía Federal investigan aún el servicio de pago, por el Instituto Lula, que tiene beneficios fiscales, a la empresa G4 que es perteneciente al hijo de Lula. Según Lima, el Instituto transfirió más de R$ 1 millón (200 mil dólares) a la compañía por supuestos servicios prestados. La policía está investigando si estos servicios se llevaron a cabo.

Orden contundente

El delegado Igor de Paula, de la Policía Federal, explicó que la aplicación de la orden contundente para Lula, hecha por el juez federal Sergio Moro, fue hecha por cuenta de la seguridad del ex presidente y su familia, ya que existió una movilización de personas en los intentos de dificultar la toma del testimonio de Lula.

Según el delegado, se sigue investigando también el vaciamento de información sobre la violación del secreto bancario y fiscal de Lula. Igor de Paula dijo que aún no hay orden de detención por Lula y la ex primera dama Marisa Letícia.

La Receita Federal brasileña (Servicio de Impuestos Internos) informó que también investiga posibles irregularidades fiscales en las dos instituciones principales vinculadas al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva: la empresa LILS Palestras y el Instituto Lula.

Según el órgano, existe una “confusión operacional” en el flujo financiero entre las dos instituciones. La información fue dada por el inspector tributario Roberto Leonel en Curitiba, durante una entrevista de la Policía Federal (PF) sobre la Operación Aletheia, desencadenada este viernes conjuntamente por la Policía Federal, el Ministerio Público y la Receita Federal.

Curitiba es la capital del estado del Paraná que tiene el Tribunal Penal Federal especializado en delitos financieros y lavado de dinero en Brasil.

Las dos instituciones

El LILS Palestras es una empresa privada de charlas, cuya estructura corporativa está compuesta por el ex presidente Lula y, como socio minoritario, Paul Okamotto, el presidente del Instituto Lula, que es una fundación y por lo tanto goza de beneficios fiscales.

La Receita tiene dos fuentes principales que se sospecha de irregularidades: el hecho de que los empleados y las personas relacionadas con el Instituto Lula son responsables de la contabilidad de la LILS y la constatación de que las cinco principales empresas que contratan las charlas del ex presidente son las mismas que han hecho grandes donaciones al instituto.

“Estas son las mismas cinco que contrató a conferencias de LILS e hizo donaciones al Instituto Lula entre 2011 y 2012. Si por alguna u otro pago de estas charlas se confirma que no se le ocurrió efectivamente, este hecho es una irregularidad,” dijo Roberto Leonel.

En el PT

El presidente nacional del PT (Partido de los Trabajadores), Rui Falcão, describió la nueva fase de la operación Lava Jato, que se dirige el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, como “una cosa da los medios y la policía” y dijo que también tiene como objetivo lograr el partido y el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

Falcão hizo un llamamiento a la militancia del partido a permanecer despierto y dijo que la misma orientación se está dando por la Central Unica de los Trabajadores (CUT).

Loading...
Revisa el siguiente artículo