Futuro incierto de Turquía

Política. La represión impuesta por el presidente Recep Tayyip Erdogan posterior al intento de golpe está afectando de manera constante todos los ámbitos de la sociedad turca. Metro investiga la situación en el país que busca unirse a la UE y examina lo que sucede si Turquía se convierte en miembro.Melissa Marschall es profesora de ciencias políticas en la Universidad Rice, y experta en política turca

Por Dmitry Belyaev
Futuro incierto de Turquía
Melissa Marschall

Melissa Marschall

El reciente fallido golpe de Estado ha arrojado a Turquía en una agitación política, social y económica. Sus secuelas han llevado a la destitución y suspensión de 60 mil personas, el arresto de 11 mil y la detención de 19 mil.

Estas son sólo las cifras más recientes de la purga del presidente Recep Tayyip Erdogan, que aún continúa casi tres meses después del intento de golpe.

El jefe de Estado de Turquía está tratando de erradicar a los seguidores del predicador Gülen, sospechoso de ser el cerebro de la fallida revuelta.

“Los militares, funcionarios públicos, maestros… todos están siendo purgados,” dijo a Publimetro Ivan Eland, Director del Centro Para la Paz y la Libertad en The Independent Institute, EE.UU. “Turquía se ha vuelto más autocrática y es probable que siga moviéndose en esa dirección. Creo que va a ser casi tan malo como lo habría sido el golpe militar”.

La vida en el país ya ha cambiado drásticamente. Hay un aumento de antiamericanismo, como consecuencia de alegaciones de políticos turcos de que otras potencias occidentales y EE.UU. habrían estado detrás del intento de golpe, según los informes. La gente se enfrenta al temor constante de ser expulsados ​​de sus puestos de trabajo y hay una atmósfera de inseguridad entre los ciudadanos de diferentes ideologías políticas.

“La gente no se atreve a hablar de política, especialmente para criticar al Gobierno. Existen serias restricciones a la libertad de expresión y problemas con la libertad de los medios de comunicación,” explicó Oya Dursun-Ozkanca, Profesora Asociada de Ciencias Políticas de la Universidad de Elizabethtown, EE.UU.

Y añadió: “Al gobierno turco se le critica comúnmente de usar este intento de golpe como excusa para eliminar cualquier tipo de oposición política. Por lo tanto, es razonable esperar que el número de detenidos crezca”.

Pero la estabilidad en Turquía es clave para mejorar la estabilidad regional. La volatilidad en el país podría afectar no sólo a los países del Oriente Medio, sino también a la Unión Europea, con Erdogan amenazando con liberar a tres millones de refugiados si a Turquía no se le otorga la militancia.

“Sin embargo, creo que Turquía no llegará a ser parte de la UE,” dijo Jabeur Fathally, experto en terrorismo en el Oriente Medio e internacional en la Universidad de Ottawa, Canadá. “Muchos países europeos están en contra. El país se percibe como uno que no es estable y tiene un historial ‘problemático’ en los derechos humanos (lucha contra los kurdos, torturas, detenciones ilegales, etc.). Las personas que viven en la UE están negando la adhesión de Turquía, especialmente porque se percibe como un país musulmán. Hay muchas razones, pero si Turquía logra unirse a la UE, ¡marcaría el fin de la Unión!”.

La adhesión de Turquía a la UE traería una serie de posibles problemas de seguridad y también está el problema de que el país se convertiría en una de las naciones más grandes de la Unión en términos de población, es decir, una serie de reformas institucionales se requerirían para permitir una distribución más equitativa del poder dentro de la UE. Por otra parte, está el tema de la identidad europea.

“Sería beneficioso para la UE admitir a un país de mayoría musulmana en la Unión, con el fin de indicar al mundo musulmán que no es un club cristiano”, dijo Dursun-Ozkanca.

“Pero Turquía está pasando por tiempos turbulentos. A menos que los líderes del país prioricen su adhesión a la UE, es difícil esperar que exista cualquier tipo de proceso de reforma para mejorar las condiciones en el país”.

Reformas

Después de el intento de golpe varias reformas en Turquía se han llevado a cabo:

• Militar. El decreto anunciado por el presidente Erdogan permite que el presidente y el primer ministro den órdenes directamente a los comandantes del ejército, la fuerza aérea y la marina. También ordenó el descargo de 1,389 militares. Además, pone a los comandantes de las fuerzas armadas bajo la autoridad del Ministerio de Defensa, y los hospitales militares bajo la autoridad del Ministerio de Salud, mientras que el Consejo Militar Supremo, el órgano que toma las decisiones sobre los asuntos militares y las designaciones, se ha ampliado.

• Económico. Según los informes, Turquía está teniendo problemas para atraer inversores internacionales, sufre una desaceleración del crecimiento económico y una volatilidad del mercado financiero después del fallido golpe de estado. El viceprimer ministro Mehmet Şimşek anunció que el país probablemente crecerá alrededor de un cuatro por ciento en 2016.

• Otros. Los expertos piensan que el gobierno local tiene que moverse más rápido en las promesas de implementar otras reformas en:

• Educación

• Trabajo

• Gobierno

• Impuestos

P&R: “Cualquier persona que no sea compatible con el gobierno del AKP es vulnerable”

Melissa Marschall es profesora de ciencias políticas en la Universidad Rice, y experta en política turca

¿Cómo ha cambiado la vida en Turquía tras el intento de golpe?
 El golpe ha cambiado el país mediante la creación de más miedo y sospecha. La gente tiene miedo a hablar en contra del Gobierno, ya que pueden perder sus puestos de trabajo. A raíz del golpe, se sintieron obligados a salir a las calles para demostrar a los vecinos y compañeros de trabajo que apoyan al Gobierno. Sé de una persona que llamó enfermo al trabajo y dejó muy en claro que la razón era porque habría estado en las calles hasta las 3 a.m. demostrando apoyo al oficialista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco). Él quería aclarar esto con su empleador para ser registrado como un seguidor del AKP.

¿Podemos esperar que aumente el número de víctimas después del golpe?
 Sí. Parece ser que el Gobierno ahora se siente completamente cómodo saqueando a la gente por una serie de razones que no tienen nada que ver con su rendimiento en el empleo, incluidas las asociaciones con los partidos kurdos gulenistsand o por otras razones. No creo que sea demasiado exagerado sugerir que cualquier persona que no apoye plenamente al gobierno y las políticas del AKP es vulnerable.

¿Cómo afecta a los problemas globales?
 Parece difícil imaginar que sacar a los militares, especialmente oficiales de los rangos más altos podría hacerse sin comprometer gravemente la organización. La pérdida de toda esa experiencia, pericia y liderazgo y la interrupción de la cadena de mando está obligado a tener un impacto negativo. Hay una razón por la que los militares tienen tan amplia formación, socialización y jerarquía. Es evidente que los militares ya no son tan capaces de manejar temas de seguridad nacional, campañas militares contra ISIS, seguridad fronteriza o una gran cantidad de sus otras responsabilidades como antes del golpe.

¿Qué desarrollos podemos esperar ver en el futuro?
 Es muy incierto en este momento. Las elecciones de Estados Unidos, la posición de Rusia en la región, la crisis de Siria  –es muy frágil. Lo que Turquía necesita son partidos de oposición más fuertes y un nuevo compromiso con sus principios democráticos. La economía está sufriendo. No sólo son los turistas, que tienen miedo de visitar el país, sino también estudiosos y periodistas, entre otros. Todos estamos muy preocupados por Turquía. Esta será la primera vez en siete años que no llevaré a mis estudiantes universitarios a Estambul para una investigación de campo. A pesar de tener más de 25 años de experiencia viviendo, viajando, enseñando e investigando allí, no siento que pueda garantizar la seguridad de mis estudiantes o de mí misma. Nunca pensé que fuera a sentirme de esta manera.
Loading...
Revisa el siguiente artículo