Segundo debate: Las propuestas emblemáticas de Clinton y Trump

Anoche se realizó el segundo debate entre Clinton y Trump. Metro te deja el programa político de ambos en tres de los aspectos más importantes para EE.UU.Reforma de Impuestos y Economía:Inmigración y Seguridad Nacional:Reforma Energética:Reforma de Impuestos y Economía:Inmigración y Seguridad Nacional:Reforma Energética:

Segundo debate: Las propuestas emblemáticas de Clinton y Trump

Las propuestas Hillary Clinton

Reforma de Impuestos y Economía:

Hillary Clinton  propone crear un sistema de impuestos balanceado y justo, en el que los multimillonarios y grandes corporaciones no paguen una tasa más baja que las familias de clase media trabajadora y pequeñas y medidas empresas, prometiendo “asegurarse de que los multimillonarios paguen su parte justa de impuestos”.

También propone crear un impuesto de salida a las empresas estadounidenses que deciden abrir o mudar sus sedes y centros de producción a otras partes del mundo para evitar el pago de impuestos en Estados Unidos.

También buscará simplificar y reducir los impuestos para las pequeñas empresas, con el fin de que puedan contratar y crecer. Dentro de sus propuestas, también se encuentra proporcionar un alivio de impuestos a las familias trabajadoras que busca crear un balance con el creciente costo de vida. Una de sus principales metas es lograr que se apruebe durante los primeros 100 días de presidencia un plan de gobierno para invertir en infraestructura, manufactura, investigación y tecnología, energía limpia, y las pequeñas empresas.

Inmigración y Seguridad Nacional:

Hillary promete que introducirá una reforma migratoria integral con una vía hacia la ciudadanía plena y equitativa dentro de sus primeros 100 días en el cargo.

Dentro de su plan, destaca que defenderá el derecho de los inmigrantes, al tiempo que protegerá las fronteras y la seguridad nacional. Promete, además que terminará con la separación de familias que propicia el actual sistema migratorio, especialmente en aquellas familias cuyos jefes (entiéndase padre y madre) son indocumentados, pero sus hijos nacidos en Estados Unidos sí tienen su ciudadanía.

Por otro lado, asegura que dará continuidad a las acciones ejecutivas de Obama conocidas como DACA y DAPA y defenderlas de ataques partidistas. Respecto a las deportaciones, Clinton centrará recursos en detener y deportar a aquellos individuos que representan una amenaza para la seguridad pública.

También buscaría ampliar el acceso a servicios de salud asequibles para todas las familias y promovería la naturalización e integración e inmigrantes a la sociedad estadounidense.

Respecto a seguridad nacional, Clinton propone afianzar los lazos con los aliados de Estados Unidos, desde el Oriente Medio y Asia hasta Europa y nuestro propio hemisferio. Además, en su plan indica que continuará firme el apoyo a Israel y su capacidad de defensa.

Por otro lado, asegura que invertirá en acuerdos en América Latina, África y Asia con las personas y las naciones que comparten los valores y visión de futuro de los Estados Unidos.

También asegura que utilizará todas las herramientas del poder estadounidense, en especial la diplomacia y el desarrollo, para llegar a soluciones de problemas en el exterior, antes de que lleguen a los Estados Unidos. “La diplomacia es a menudo la única manera de evitar un conflicto que podría terminar cobrando un costo mucho mayor. Se requiere paciencia, persistencia y un ojo en el lugar de juego, pero vale la pena”, indica en el plan que incluye evitar que Irán adquiera un arma nuclear, crear vínculos más fuertes entre cubanos y estadounidenses, mantener las cuentas claras con Rusia y China y trabajar con los aliados para eliminar al grupo extremista Estado Islámico.
 

Reforma Energética:

Además de continuar la gesta de Estados Unidos en el Acuerdo de París sobre el cambio climático y otras medidas aprobadas ya por la administración de Barack Obama, Clinton propone defender, aplicar y extender las normas de contaminación y eficiencia inteligente, incluyendo el plan de energía limpia y las normas para los autos, camiones y máquinas “que ya están ayudando a limpiar el aire, ahorrar dinero a las familias, y luchar contra el cambio climático”.

También propone lanzar el Clean Energy Challenge, un plan de US$60 millones para asociarse con estados, ciudades y comunidades rurales para reducir la contaminación de carbono y expandir la energía limpia, incluyendo a las familias de bajos ingresos.

Clinton considera prioridad invertir en infraestructura energética innovadora para un desarrollo limpio de la economía de Estados Unidos, al tiempo que garantiza empleos bien remunerados en ese renglón y la producción de energía segura y responsable. Además, entre sus planes está cortar miles de millones de dólares en subsidios a compañías petroleras y de gas

Las propuestas Donald Trump

Reforma de Impuestos y Economía:

Donald Trump propone simplificar y reducir los impuestos tanto a la clase baja y media como a la alta. Específicamente, en su plan de gobierno habla de una “dramática reducción de impuestos sobre ingresos”.

A las empresas y negocios, prono limitar los impuestos de ingresos a un 15 por ciento. La meta final es crear un sistema de impuestos competitivo al nivel mundial, que coloque a Estados Unidos como el lugar más atractivo en el mundo para invertir.

Para ello, considera imperativo establecer una pausa temporal en nuevas regulaciones, así como una revisión de los reglamentos anteriores para ver qué necesita ser cambiado y qué puede ser deshecho.

Por ejemplo, buscaría enmendar el reglamento de la EPA sobre los cuerpos de agua, que de acuerdo con el plan de Trump limita la capacidad del uso del suelo al regular las corrientes más pequeñas en terrenos privados. También buscaría enmendar o eliminar la suspensión de permisos de explotación minera de carbón, que “dejan sin trabajo a decenas de miles de mineros de carbón”.

De acuerdo con el plan de Trump, el exceso de reglamentación le está costando alrededor de US$2 mil millones al año a a Estados Unidos.

Entre otras cosas, Trump también establece que de ser presidente retiraría a Estados Unidos del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica, renegociaría el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, calificaría a China como manipulador de divisas y aplicaría aranceles y derechos a “los países que hacen trampa”.

Inmigración y Seguridad Nacional:

En su plan Trump parte de la premisa de que Estados Unidos es el único país del mundo cuyo sistema de inmigración pone las necesidades de otras naciones por delante de las necesidades propias.

Estos son los tres principios fundamentales de la reforma migratoria que propone el candidato republicano: una nación sin fronteras no es una nación, de modo que propone un muro en la frontera con México; una nación sin leyes no es una nación, así que promete hacer cumplir las leyes aprobadas de acuerdo con el sistema constitucional de gobierno estadounidense; y una nación que no sirve a sus propios ciudadanos no es una nación, de modo que cualquier plan de inmigración debe mejorar puestos de trabajo, los salarios y la seguridad para todos los estadounidenses. Respecto al muro, Trump se mantiene firme en que México tendría que pagar por su construcción.

El asunto de la inmigración ilegal y los indocumentados está estrictamente relacionada con el problema de seguridad nacional, de acuerdo con Trump, de modo que sus propuestas en ese sentido están relacionadas.

Para el candidato republicano, una creciente ola de crímenes violentos y robos está relacionada con el creciente número de indocumentados en el país, de modo que bajo su administración los alrededor de 11 millones de indocumentados en Estados Unidos estarían en peligro de deportación y aquellos con antecedentes criminales serían prioridad.

En esa misma línea, Trump propone triplicar el número de agentes dl Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los 50 estados, Puerto Rico y Guam, así como mantener alto el número de agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. También propone poner fin a la ciudadanía por nacimiento, aumentar el número de soldados en el Ejército de los Estados Unidos, la Fuerza Aérea y la Fuerza Armada.

Establecería, además, un estricto proceso de escrutinio de inmigrantes que incluirá un análisis de las visiones ideológicas y valores (que deberían estar acorde con los de Estados Unidos).

Por otro lado, detendría la inmigración de personas provenientes de países que han sido objeto de ataques terroristas recientemente y países con grandes comunidades de musulmanes, como Siria e Irak, en un intento por reducir la creciente ola de ataques internos en Estados Unidos llevados a cabo por musulmanes radicalizados hacia ideologías como las del Estado Islámico.

Esta última propuesta ha sido duramente criticada por Clinton, quien entiende que se trata de una medida discriminatoria y quien defiende que para combatir a los terroristas no es necesario combatir toda una religión (el islam) y la comunidad de musulmanes dentro y fuera de Estados Unidos.
 

Reforma Energética:

Su plan parte de la premisa de que el cambio climático no es una prioridad para Estados Unidos y que, por el contrario, las regulaciones y medidas aprobadas por Barack Obama para contrarrestar el calentamiento global sólo se traducen en pérdida de empleos.

Por tal razón, Trump dejaría sin efecto todas las acciones ejecutivas de Obama respecto a ese tema, incluyendo el Plan de Cambio Climático y el Reglamento de Aguas de Estados Unidos.

Asegura, por otro lado, reducir los costos energéticos y limpiar el agua y el aire, aunque no establece propuestas específicas. Además, propone establecer plataformas para extraer más petróleo y gas natural, así como salvar industrias, como la del carbón, amenazadas por “regulaciones extremistas”.

Finalmente, retiraría a Estados Unidos del Acuerdo de París, que busca crear consenso mundial con respecto al cambio climático y las medidas que debe adoptar cada país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo