El Vaticano busca poner fina la crisis política de Venezuela

Mediador. El Gobierno y la oposición iniciarán un diálogo el 30 de octubre, en la isla Margarita, auspiciado por la Iglesia Católica. La reunión fue confirmada por el nuncio apostólico en la Argentina

Por Metro RD
El Vaticano busca poner fina la crisis política de Venezuela

La crisis que afecta a la República Bolivariana de Venezuela ha preocupado a todo el mundo, en especial, a la Santa Sede del Vaticano, que aceptó finalmente ser intermediario en unas eventuales negociaciones entre el Gobierno de Maduro y la oposición.

La cita está pautada para el 30 de octubre en la isla Margarita para que el país suramericano rebase sus diferencias políticas y económicas, que han forzado a miles de sus nacionales a abandonar todo su patrimonio y buscar mejor vida en otros países cercanos.

Ayer se anunció que el presidente Nicolás Maduro fue recibido en la Sala de Pablo VI de la Santa Sede por el padre Leonardo Sapienza, prefecto de la Casa Pontificia.  

Inmediatamente, el papa Francisco sostuvo una reunión privada con el Mandatario, quien las bendiciones para la patria venezolana, y realizaron un intercambio de presentes. El encuentro, preparado en secreto por la diplomacia vaticanana, se produce después de varios desencuentros.

El más sonado fue en junio de 2015, cuando, en un ambiente de gran tensión política, Nicolás Maduro suspendió a última hora una reunión programada con el Papa y lo justificó en razones médicas.

El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, informó mediante carta al secretario general de Unasur, Ernesto Samper, que la Santa Sede aceptaba mediar en la crisis y pidió a las dos partes una invitación formal para comenzar el diálogo.

En la audiencia, que fue privada y no había sido anunciada previamente, el Sumo Pontífice instó a que hubiera un “diálogo sincero y constructivo’ entre el régimen chavista y la oposición, con el objetivo de “aliviar el sufrimiento” de la gente y promover ‘la cohesión social”.

El Papa expresó en un comunicado, “que tiene en el corazón el bienestar de todos los venezolanos, quiere continuar ofreciendo su contribución a la institucionalidad del país y cada paso que contribuya a resolver las cuestiones pendientes y a crear mayor confianza entre las partes”.

Francisco pidió a Maduro y a la oposición que emprendan “con valentía el camino del diálogo sincero y constructivo, para aliviar el sufrimiento de las personas, en primer lugar de los pobres, y a promover un clima de renovada cohesión social, que permite mirar con esperanza el futuro de la nación”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo