Cristianos se empoderan en la política dominicana

Fijan posición sobre agenda LGBT, aborto y matrimonio homosexual

Cristianos se empoderan en la política dominicana

Para la mayoría de la población dominicana, el cristianismo no se debe mezclar con la política, debido no solo a lo controversial de este oficio en República Dominicana, sino porque además para muchos creyentes “la política es del diablo”.

Sin embargo, estas creencias quedan cada vez más obsoletas. Hoy día pastores y miembros de distintas iglesias han decidido incursionar en esta carrera, pues entienden que si es un cristiano quien gobierna, el país tendrá leyes más justas y las cosas marcharán mejor.

Para Soraya Aquino, aspirante presidencial del Partido de Unidad Nacional (PUN), este es el momento en que los cristianos deben tomar posiciones importantes para hacer que las leyes se cumplan. “Me motivé a aspirar a la Presidencia, aun siendo cristiana, porque debemos irnos empoderando de todos los estamentos del Estado para que así las cosas puedan hacerse lo más correctas posible”, declaró a Metro.

Esta abogada notario, quien profesa la religión cristiana evangélica, indicó que la Biblia declara en el capítulo 29 del libro de Proverbios que “cuando el justo gobierna, el pueblo se alegra”, y aseguró que la política no debe ser vista como depravada o pensar que quien está en política tiene un pacto con el diablo.

El pastor Dío Astacio expresó a Metro que “siente carga” al ver lo que sucede en la ciudad en la que aspira, la cual necesita un cambio. Por eso, dice, “hice la promesa de presentarme como instrumento para trabajar por esos cambios, y ciertamente, la política es el medio, porque son los que gobiernan los principales responsables de lo que sucede en una ciudad o nación”.

Este pastor, quien manifestó que no lleva mucho tiempo militando en un partido, asegura que, de acuerdo con el significado real del término “política”, desde que se inició como pastor es un político. “Pues la política no es más que buscar el bienestar común y los pastores vivimos en eso, buscando el bienestar de los demás”.  

Guía política

Astacio comenta que “es tiempo de hacer que el pueblo entienda que ya es hora de asumir nuestro compromiso social y que ya es tiempo de que la Iglesia, que representa más del 30% de la población dominicana, asuma los compromisos que demanda esta numerosa población”.

Los cristianos entienden que ellos representan la honestidad que necesita la nación.

“Se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel” –esta era una de las características que tenían que ostentar los candidatos a alguna posición directiva en el pueblo de Corinto, en Grecia, según lo redacta la Biblia en 1 de Corintios 4:2.

En cambio, para dirigir la nación, la Constitución de 2015 establece en su artículo 123 que el presidente debe ser dominicana o dominicano de nacimiento u origen, haber cumplido 30 años de edad, estar en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos y no estar en el servicio militar o policial activo por lo menos durante los tres años previos a las elecciones presidenciales.

En cuanto a los legisladores, los artículos 79 y 82 establecen que los aspirantes a senadores deben ser dominicanos en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos, haber cumplido 25 años de edad y ser nativos de la demarcación territorial que los elija o haber residido en ella por lo menos cinco años consecutivos.

“Cristiano manchado”

El pastor Astacio, quien es abogado de profesión, afirmó que no siente temor de que su nombre sea manchado con la política. “Definitivamente no, no tememos”, indicó.

Sin embargo dijo estar consciente de que siempre se levantarán voces que pretendan hacerlo. “No seríamos los únicos, lo mismo pasó con José, con Daniel, con Esther, que todos, tuvieron a punto de la muerte siendo políticos y creyentes; sin embargo, también sabemos que Dios está con nosotros como lo estuvo con ellos”.

Aquino también está muy firme, afirmó que eso no sucederá, “porque nosotros tenemos principios, porque sabemos que si no hacemos las cosas bien, alguien nos va a pedir cuenta y somos muy temerosos de Dios”.

Comunidad LGBT

Sobre la comunidad LGBT, el pastor Dío Astacio explicó que la Biblia relata que “Dios ama a todos por igual y quiere que todos los seres humanos procedan al arrepentimiento”. Sin embargo, subrayó que una cosa es que una persona haya elegido este tipo de conducta por la razón que sea y otra muy distinta es que un grupo de personas quiera atentar de manera sistemática y provocativa contra la familia en sentido general, como institución que Dios creó, y establecer esas conductas como una norma en la sociedad.

Dijo que no se trata de homofobia o de rechazo, porque asegura que muchas iglesias cristianas tienen programas especiales de ayuda para personas LGBT; sin embargo, “hay una agenda programática de alto nivel que busca destruir el fundamento de Dios sobre las familias”.

“No se trata solo de un tema de igualdad de derechos,  es un tema de orden mundial y nosotros no vamos a aceptar esto mientras podamos. La comunidad cristiana católica, evangélica y todo el que profesa la fe y los que creen en la familia original y tradicional, estaremos de frente ante estas intenciones malignas de estos grupos sociales”.

Matrimonio homosexual

La aprobación del matrimonio homosexual también es un tema a enfrentar. Soraya Aquino declaró que “si estamos empoderados los cristianos, eso jamás va a pasar, igual que el aborto”.

Astacio también dijo que su posición es “radicalmente cerrada”. “Nosotros no transigimos con nuestros principios, que son los mismos del 95% del pueblo dominicano; creemos en la familia nuclear, no solo porque es un principio bíblicamente establecido, lo cual es suficiente, sino también porque estadísticamente se ha comprobado que es la familia más sana, y que mayor seguridad ofrece al ser humano. Además, dijeron, es demostrable que un porcentaje muy bajo de los homosexuales realmente quieren casarse y de los que lo hacen solo el 20% de las uniones sobrevive los a los cinco años”.

Posición del Codue

La presencia de los cristianos en el mundo de la política dominicana no solo se muestra entre los candidatos. También los representantes de la comunidad cristiana, liderados por el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue) han lanzado su ofensiva contra lo que consideran posiciones con los valores y principios cristianos.

A través de una carta pública dirigida a los candidatos a cargos electivos para las elecciones del 15 de mayo, el Codue informó que exhortaron a los líderes cristianos a instruir a los creyentes para que nieguen el voto a los candidatos que apoyen o promuevan la agenda LGBT, el aborto y el matrimonio homosexual, entre otros.

Además, la organización cristiana pidió a los líderes cristianos que se abstengan de formalizar acuerdos de apoyo político, hasta tanto sus potenciales aliados hagan públicas sus respuestas en torno a los temas citados.

“Un remanente”

Cada vez hay más personas “lavadas por la sangre de Cristo”, aspirando a puestos electivos, de cara a las elecciones del 15 de mayo. Elías Wessin Chávez es otro cristiano que milita en el PQDC y aspira a la Presidencia de la República.

Además, el creyente Bladimir Mur aspira a llegar a la Cámara de Diputados. Al igual que ellos, hay varias personas que profesan el cristianismo y están sumergidas en la política porque entienden que la situación debe cambiar.

Recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo