Código sin aborto deja a sectores igual de divididos

Polémica. “Mientras el personal médico agote todos los medios posibles para salvar ambas vidas, no habrá responsabilidad penal sobre ellos”, sostiene el diputado reformista Víctor -Ito- BisonóCarta íntegra para los legisladores

Por maryelin reyes @maryelinreyes
Código sin aborto deja a sectores igual de divididos

El aborto, como desde hace más de 15 años, continúa siendo tema de discordia entre diferentes sectores. Esta vez el detonante fue la aprobación del Código Penal que hizo el martes la Cámara de Diputados dejando fuera las excepciones planteadas en el párrafo del artículo 110 de La Constitución.
En la citada pieza legal se habla de que “la interrupción del embarazo por causa de violación, incesto, o el originado en malformaciones del embrión incompatible con la vida clínicamente comprobada, estarán sujetos a los requisitos y protocolos que se establezcan mediante ley especial”.  

Tanto los denominados defensores de los derechos de las mujeres, como los de una línea conversadora, sobre todo los apegados a preceptos religiosos, vuelven a poner sobre la mesa sus opciones encontradas.

Por un lado el padre Luis Rosario, coordinador de la Pastoral Juvenil de la Iglesia Católica, plantea con firmeza que “el aborto es la madre de todos los crímenes” y por el otro la directora ejecutiva de la Colectiva Mujer y Salud, Cinthya Velasco, critica que “se haya tomado solamente cinco minutos para de un plumazo borrar las causales que despenalizaban el aborto”.

“Estamos claras y conscientes que los sectores conservadores del país, las iglesias, las cúpulas políticas, decidieron omitir una posición para no quedar mal con nadie y con quien quedaron mal fue con todas las mujeres. La celeridad con que se manejó es cuestionable pero sobre todo es cuestionable que el Gobierno de nuestro país haya cedido a la presión de grupos ideológicos que no están garantizando la vida y que están obstaculizando el desarrollo de nuestro país”, enfatiza Velasco, además de anunciar que en los próximos días el Movimiento de Mujeres y el Movimiento Feminista Dominicano se apostarán en las calles para demandar que esta medida se revierta.

La dirigente feminista califica la aprobación del Código Penal sin las citadas causales de excepción como un “grave retroceso” que muestra nuevamente las injusticias de las que, a su juicio, son víctimas las mujeres dominicanas. Además, reconoce la labor de los diputados  Guadalupe Valdez, Magda Rodríguez, Demóstenes Martínez, Cristian Paredes y Minou Tavárez, que prestaron atención a lo que ella describe como “una demanda social urgente y legítima”.

Velasco, en declaraciones a este medio, también hace referencia a que en foros internacionales, el gobierno dominicano tendrá que reformular ideas antes planteadas.

“Lamentamos que el gobierno dominicano se va a tener que ir a desdecir ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde en años pasados estuvieron expresando en todos los foros internacionales que habían despenalizado el aborto en tres causales como una garantía de las mujeres. Ahora van a tener que ir a esos mismos foros a decir que eso es mentira”.
Para que sea ley, queda pendiente la aprobación íntegra en la cámara alta y ayer varios  senadores anunciaron que seguirán la misma línea de los diputados.

La óptica de un médico

A consideración del doctor Pedro Sing, expresidente del Colegio Médico Dominicano, en República Dominicana urge una ley especial sobre el aborto y sus causales.

Considera que “si se penaliza el formato de atender a las pacientes cuando lleguen sangrando porque ya han tenido un aborto en curso, los médicos no tendrán espacios para atenderlas bajo el temor de que vayan a ser entonces condenados (…) No estamos de acuerdo con el aborto criminal. Nosotros estamos de acuerdo con el aborto terapéutico donde la madre corre el riesgo de perder la vida. A eso nos referimos”.

“Los diputados son los responsables de lo que pueda ocurrir en las maternidades de la República Dominicana. Hace falta una ley suficientemente clara que no penalice al médico por intentar salvarle la vida a una joven que llega sangrando. Va a haber dificultad, porque, como va a estar penalizado hasta con condena de años de prisión, entonces los médicos no podrán hacer su trabajo ni aplicar el protocolo de atención ante una paciente que venga sangrando”, recalca Sing, especialista en infectología.

Votación en consenso para excluir este tema del Código

Víctor -Ito- Bisonó, diputado nacional y presidente en funciones del Partido Reformista Social Cristiano, al ser cuestionado por Metro sobre el tema, aseguró que la aprobación del nuevo Código Penal se trató de una propuesta en busca de viabilizar esta pieza legal que ya tenía 16 años en discusión.

“Al sustraer el párrafo (del artículo 110 de La Constitución) que manda a una ley especial y mejor discutir dicha ley de manera directa, se libera al Código de las demandas en inconstitucionalidad que surgirían de ese componente. Ahora podemos tener un texto legal que tipifique el sicariato, la tortura, los feminicidios y muchas otras figuras hasta ahora ausentes; esto independientemente de la posición sobre el tema del aborto que cada uno defendemos”.

En términos concretos Bisonó se refiere a que la citada aprobación responde a la necesidad de agilizar los mecanismos para combatir la criminalidad que actualmente azota al país, y poder así discutir el tema del aborto mediante una ley especial que, posiblemente, demande un tiempo considerable de elaboración y evaluación.

“Lo que hubo fue una votación consensuada con la mayoría de todas las bancadas congresuales, 120 de 139 presentes, dando su voto a favor de excluir este tema del Código Penal. La incidencia de los diferentes sectores que debaten el tema se vio en la reforma constitucional del 2010 en la cual su artículo 37 es claro al penalizar el aborto y no permitir el aborto selectivo”, subraya el dirigente político.

 El diputado aclaró además que “el artículo 110 del Código aprobado mantiene de manera explícita el eximente terapéutico que establece que mientras el personal médico agote todos los medios posibles para salvar ambas vidas, no habrá responsabilidad penal sobre ellos”.

Otros sectores se pronuncian al respecto

El presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), reverendo Fidel Lorenzo Merán, expresó ayer que “es un paso notable que ha dado el país.  Tenemos un código a la altura de los nuevos tiempos luego de más de quince años de luchas y defensa a la cultura de la protección de la vida”.

Mientras tanto, la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología llamó a la Cámara de Diputados y al Senado, junto al Poder Ejecutivo a reconsiderar la decisión de la penalización del aborto.
Esta batalla, que no es de ahora, parece ser una victoria para los sectores conservadores del país y proyecta una nueva lucha que posiblemente asumirán feministas, médicos y juristas.

Votación mayoritaria

120 Votos a favor – de un total de 139 diputados- de excluir el párrafo del artículo 110 sobre excepciones para la interrupción del embarazo, mediante protocolos establecidos en una ley especial con el objetivo, supuestamente, de agilizar la aprobación del Código Penal .

“No permitir el aborto mató a mi hija”

Carta íntegra para los legisladores

Rosa Hernández, madre de Rosaura Almonte (“Esperancita”), joven de 16 años embarazada y diagnosticada con leucemina quien murió en 2012.

Rosa Hernández, madre de Rosaura Almonte (“Esperancita”), joven de 16 años embarazada y diagnosticada con leucemina quien murió en 2012.

Fuente Externa

Foto:

Hacer una ley que en la práctica hace casi imposible el acceso a un aborto legal, mata a las mujeres. Pasó con mi hija hace ya cuatro años y continuará pasando teniendo en cuenta la decisión que tomaron ayer los diputados y diputadas.

Aún queda mucho trámite legislativo y ustedes como nuestros representantes tienen la posibilidad de evitar que más mujeres y niñas mueran innecesariamente.

No permitir el aborto en ciertas circunstancias mata a las mujeres… Mató a mi hija en el año 2012 y me destruyó la vida. A nadie le importó nunca la vida de mi niña, solo les importaba ese embarazo que estaba tan enfermo como ella. Claro, mi hija no era hija de un alto funcionario del Estado ni de un narcotraficante perdido en dinero. Era simplemente hija de una maestra de pocos recursos, de una familia humilde que ni al Estado ni al personal médico le importaba.

Imagínense que llegan a un servicio de urgencias con su hija de 16 años que en los últimos días presenta fiebre muy alta, debilidad extrema y hematomas en el cuerpo. Le detectan una leucemia que debe ser tratada de inmediato y un embarazo de pocas semanas.

¿Qué harían ustedes si el personal médico les dice que no pueden iniciar la quimioterapia a causa del embarazo? Estoy segura de que harían todo lo posible por salvarla, moverían todas sus influencias, y lo lograrían.

Yo no pude hacerlo. Mis súplicas no sirvieron de nada hace cuatro años cuando mi hija Rosaura necesitó quimioterapia para salvar su vida pero no se la hicieron a tiempo porque estaba embarazada, y falleció.
Cada vez que alguien se opone irracionalmente al aborto me queda claro que, para ciertos grupos, las mujeres que estamos en este mundo no importamos, solo les vale lo que puede venir al mundo, no importa cómo venga.

Yo no quiero que historias como la mía se repitan y por eso no voy a dejar de luchar para que en mi caso se haga justicia y para que mi historia sirva como ejemplo de lo que no puede volver a pasar en este país.

Todos mis sueños y mi vida se fueron con ella que habría cumplido 20 años el pasado 2 de abril.
Ahora les pido nuevamente a todos los representantes que aún tienen voz en este proceso, que aprueben la despenalización del aborto para que ninguna otra niña o mujer muera y ninguna madre tenga que pasar por lo que yo pasé. Es un asunto de humanidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo