#LaVerdadVerdad: Elecciones: la democracia que debemos valorar

A ti que vas en el Metro.

A veces nos sentimos un poco agobiados de tanta crítica y de tanta propuesta que se produce en esta época de elecciones. Pero te invito a pensar en el privilegio gigantesco que tenemos de vivir en un país en democracia, en el que todos, desde la diversidad, tenemos derecho a manifestarnos, a hacer escuchar nuestra voz, a que seamos atendidos por las autoridades, a reclamar. Este derecho es una bendición. Debemos inspirarnos en el respeto, en la tolerancia, en la aceptación y en que aunque no comparta la idea del otro, ésta tiene su valor.
Te pasará lo mismo que a todos: abres un diario o ves las noticias en la televisión y hay una reguera de críticas, al Gobierno, a los municipios; porque falta o porque sobre algo.
Por otro lado, el Gobierno pide validar su administración y sus logros, mirando más allá del momento y de la coyuntura.
En este contexto, debemos manejarnos con la verdad. Debemos respetar la dignidad del otro y también su derecho a expresarse libremente. En esa expresión no debe menospreciarse ni ofenderse a nadie.
Debemos exaltar las propiedades y cualidades de nuestras propuestas e ideas y no enlodar la honra ni la dignidad de nadie.
Dios creó a todo ser humano del polvo de la tierra y hay un relato alegórico que dice que “para hacer a ese hombre, tomó tierra de todas partes del mundo, para que considerando la diversidad y el respeto a las diferencias, seamos uno en el concepto de hermandad”.

¡Qué bendición es vivir en democracia!
Una madre que fue a votar con su hijo… el hijo nota que al recibir la papeleta los ojos de su madre se iluminan y le cae una lágrima. Al salir de la cámara secreta le pregunta: ¿por qué te emocionaste? Porque cuando estaba votando -dijo la madre- pensé en el futuro, pensé en ti y en el país que te voy a heredar y porque sé que todo va a mejorar.

A ti que vas en el Metro, disfruta de estos tiempos de propuestas y sueños; enorgullécete por vivir en una tierra de libertad y que Dios nos bendiga para que podamos gozar sintiendo que esos sueños de vernos mejores como sociedad se hacen realidad.

Eduardo Waingortin.Rabino. Capellán de La Moneda