Otro golpe de Maduro: fijó solo las elecciones

El Gobierno determinó sin llegar a acuerdo con la oposicón que los comicios se realizarán el próximo 22 de abril

Por Agencias

Sin llegar a un acuerdo con la oposición, el presidente venezolano Nicolás Maduro suscribió ayer de manera unilateral un documento que establece que las elecciones presidenciales se realizarán el próximo 22 de abril.
“He dado la orden que se publique el acuerdo de manera inmediata (…) y voy a firmar yo personalmente el acuerdo de República Dominicana para avalar con mi firma este acuerdo y lo voy a cumplir en todas sus partes”, dijo Maduro frente a la prensa.

La oposición aún debate si participará en estos comicios, pues consideran que la fecha fue impuesta por el oficialismo y no se trata de una decisión consensuada como se ofreció al principio de las negociaciones.
El jefe de la delegación opositora, el diputado Julio Borges, indicó que los partidos se reunirán para definir la postura que asumirán.

Borges dijo a la radio local Éxitos que desde su percepción la oposición debe decidir entre “cerrarse completamente” ante la postura del gobierno de imponer los tiempos, reglas y procedimientos para las elecciones o inscribir un candidato unitario que represente un “frente amplio”.

Por su parte, Andrés Velásquez, dirigente del partido Causa R, dijo a The Associated Press que su organización llevará a la reunión la propuesta de “no avalar las elecciones” acordadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) -controlado por el oficialismo-, alegando que en el proceso se cometió un “fraude a la constitución y un fraude a las leyes electorales”.

La dirigencia opositora apuesta a que la alianza de partidos logrará definir una posición de consenso, pero algunos analistas tienen dudas de que puedan sobreponerse a las fracturas para enfrentar a Maduro, quien pesar de que su popularidad se ha visto golpeada por la crisis figura como favorito para ganar los comicios y gobernar por otros seis años.

Cuatro millones de venezolanos en el extranjero tras la crisis

Mientras tanto, un 25% de los cuatro millones de desplazados al exterior por la crisis económica y social, que se han registrado en las diferentes olas migratorias en estos diecinueve años de chavismo, representa un millón de votos opositores que no podrán pronunciarse contra Maduro en las elecciones, apunta a este diario Jesús Seguías, director de la consultora Datincorp.

“Solamente 110.000 venezolanos fuera del país están inscritos en sus dependencias consulares para sufragar lejos de casa», afirma el periodista Eugenio Martínez, especializado en procesos electorales en «El Nacional».

De acuerdo con los datos de la consulta popular organizada por la oposición el 16 de julio de 2017, en el extranjero hay al menos 700.000 electores potenciales que votarían en contra de Maduro.
Sin embargo, solamente 110.000 son capaces de sufragar legalmente en los distintos consulados venezolanos. El régimen de Maduro sabe que en el exterior hay una cantera de votos en su contra. Por esa razón no le interesa permitir la inscripción de nuevos votantes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo