La gran tormenta solar que afectará a la Tierra

Será la tercera del año, la primera se registró el 15 de enero y la segunda el 19 de febrero

Por Agencias

Una tormenta magnética golpeará a todo el planeta en los próximos días. De acuerdo con un gráfico difundido por el Laboratorio de Astronomía Solar de Rayos X del Instituto Físico de la Academia de Ciencias de Rusia, tres días antes de la tormenta se registrarán alteraciones geomagnéticas.

Una tormenta solar genera partículas muy energéticas que penetran el campo magnético de la Tierra y afectan los componentes electrónicos de los satélites que orbitan el planeta.

Las partículas solares ocasionan las auroras boreales y calentamientos en las capas altas de la atmósfera, lo que ocasiona que los satélites de órbitas bajas comiencen a frenarse.

Al incidir sobre este escudo, las partículas se dirigen principalmente hacia las zonas polares, en las cuales el campo magnético tiene una disposición e intensidad diferente. Esta interacción entre las ráfagas solares, el magnetismo terrestre y la atmósfera es la responsable de las conocidas luces del norte y las australes.

Actualmente, muchos de los satélites son indispensables para dotar a la población de telefonía, Internet, sistemas de posicionamiento global (GPS) y rutas aéreas o marítimas, así que las afectaciones a sus transmisiones pueden ocasionar peligros a la población y daños económicos considerables.

Aunque el fenómeno no se puede evitar, es posible predecir su llegada a la Tierra y atenuar sus posibles daños. Sin embargo, los pronosticadores sólo son capaces de predecir grandes tormentas espaciales, que pueden causar enormes cortes de energía y perturbar nuestros sistemas de comunicaciones, con sólo 19 horas de anticipación.

En el caso de las personas, los efectos pueden ser ansiedad, irritabilidad, agotamiento, nerviosismo y dolores de cabeza, pero sólo si se es sensible a estas ondas. En el caso de los aparatos electrónicos, las transmisiones inalámbricas como internet, señal de teléfono y satelitales podrían verse interrumpidas, incluso, por varias horas, aunque dependerá de la magnitud de la tormenta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo