La “piloto nervios de acero” que evitó una tragedia

Por Agencias

La piloto Tammie Jo Shults se ha convertido en toda una heroína tras haber mantenido la calma y evitar una tragedia mayor al aterrizar correctamente un avión de Southwest Airlines el martes, luego de que uno de sus motores explotara a 32 mil pies de altitud.

Shults, que manejaba un Boeing 737 que viajaba de Nueva York a Dallas con 149 personas a bordo, comenzó a descender rápidamente y aterrizó de emergencia en Filadelfia poco antes del mediodía, mientras los pasajeros respiraban a través de las mascarillas de oxígeno de la nave y se preparaban para el impacto.

Tras la emergencia sólo resultó una víctima fatal, una mujer identificada como Jennifer Riordan. Los fragmentos metálicos resultantes causaron un orificio en una ventana en pleno vuelo, por el cual Riodan estuvo a punto de salir expulsada.

Algunos pasajeros sujetaron a la mujer para evitar que saliera expulsada por la ventanilla rota debido a la descompresión súbita en la cabina, pero la mujer sufrió heridas graves que la llevaron a la muerte.

Shults, una de las primeras mujeres piloto en la Armada de Estados Unidos, caminó por el pasillo de la cabina para cerciorarse de que todos estuvieran bien después de que la aeronave aterrizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo