Los “árboles de la vida” caen en Managua

Por José Denis/MWN

Botan símbolos del poder en Nicaragua

Managua

La tarde del 20 de abril cayó el primer “árbol de la vida”. Las estructuras del Gobierno han sido blanco del ataque de los universitarios que por más de una semana han protestado en las calles. Hasta el 26 de abril, aproximadamente nueve estructuras habían sido derribadas y 50 quemadas, la mayoría ubicados en las vías principales de Managua.

 

 

 

 

 


140

“árboles de la vida” fueron instalados en la capital de Nicaragua.


Adaptación de la obra de Gustav Klimt

Los “árboles de la vida” son estructuras de metal que se ubican por diferentes puntos de la capital de Nicaragua. Estos aparecieron para la celebración del 35 aniversario de la Revolución Sandinista, el 19 de julio de 2013, pero de pronto la Primera Dama y vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, anunció que los colocaría en rotondas, avenidas y plazas como “adornos” de la ciudad. La armazón es una adaptación de la obra del pintor austriaco Gustav Klimt.

A estas estructuras también se les conoce como “chayopalos”, en referencia al nombre de la Primera Dama.


Tienen una simbología estructural grande, que se asienta bajo el poder la familia Ortega–Murillo, además predominan en amarillo, porque ese color tiene una gran fuerza esotérica, asociado a lo oculto, Addis Esparta Díaz, especialista en semiótica


El cambio de la “ciudad de la eterna Navidad”

 

Hasta 2013, Managua era conocida como la “ciudad de la eterna Navidad”. La razón: la Primera Dama, Rosario Murillo, había orientado desde 2008 mantener los árboles de Navidad durante todo el año, pese a las críticas de diversos sectores por el gasto público en energía y seguridad que eso suponía. Después fueron sustituidos por  “árboles de la vida”.


USD

$ 25 K

es el costo de cada “árbol de la vida”, sin incluir el gasto en seguridad y en energía.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo