Amenaza del ébola volvió con nuevo brote en África

Por Agencias

El martes pasado las autoridades de la República Democrática del Congo (RDC) alertaban de un nuevo brote de ébola. Tras la experiencia de la epidemia de 2013-1016, la peor de la historia y la más mortífera, estamos todos en alerta.

En esta ocasión el epicentro es Bikoro, una pequeña localidad en la provincia de Equateur. Un lugar hasta ahora casi desconocido que empieza ya a aparecer en los medios nacionales e internacionales tristemente unido a esta enfermedad que puede tener tasas de mortalidad de hasta 90%.

Como ha indicado la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay que estar preparados para el peor escenario. Por eso, un equipo de Unicef compuesto por cuatro personas -dos médicos, un especialista en agua, saneamiento e higiene y un especialista en comunicación comunitaria- ha salido ya de camino a esta localidad africana situada a cien kilómetros de Mbandaka. Su objetivo: evaluar el alcance de la epidemia y poner en marcha una respuesta inmediata, junto al gobierno y la OMS.

La cifras del brote de 2014 -casi 12 mil muertos y más de 28 mil casos de infectados por la enfermedad- han llevado a la OMS a una respuesta “inmediata” y totalmente proactiva, tras las críticas vertidas a la organización por su tardía reacción en el trágico episodio anterior.

De aquella experiencia se aprendió que es esencial desplegar sobre el terreno antropólogos y expertos en comunicación comunitaria para explicar a la población local los riesgos que conlleva estar en contacto directo con una persona enferma, dado que el virus del Ébola se transmite por la secreción de la piel y las mucosas, especialmente justo después de morir. De hecho, en el pasado el virus se expandió por la tradición de lavar y besar a los muertos en funerales multitudinarios.

La OMS ha decidido recurrir a una vacuna contra el ébola, que aún no ha sido aprobada pero que ya ha demostrado ser eficaz y segura, para evitar que la enfermedad se extienda.

Tedros Ghebreyesus, director general de la OMS tuiteó que se llegó a un acuerdo con el ministro de Salud del Congo en una conversación telefónica. Todavía falta la autorización final del gobierno congolés, que se espera llegue en unos días.

Se enviarán vacunas al Congo “lo antes posible” a medida que aumente el número de casos potenciales en el brote más reciente, dijo el director general de la OMS el viernes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo