Víctima de “la Manada” rompe el silencio: “Gracias por creerme”

Por Agencias

La víctima de la Manada rompió su silencio con una carta enviada a Telecinco, al “Programa de Ana Rosa” donde se refiere por primera vez a la sentencia que condena a los cinco hombres por el delito continuado de abuso sexual.

La presentadora Ana Rosa Quintana se emocionó con el contenido de la misiva de la joven agredida sexualmente por los cinco condenados a nueve años de cárcel. Se trata de una carta “emotiva, valiente, emocionante”, dijo la conductora.

El hecho se produjo en el festival de San Fermín y se hizo mundialmente conocido por la crudeza de los detalles y porque los sujetos se jactaban de lo que hicieron en mensajes de audio que se filtraron. Ahora se encuentran en libertad bajo fianza.

“Os puedo asegurar que todo el camino que hay que recorrer no es un plato de buen gusto. Pero qué hubiera pasado si yo no hubiera denunciado. No os quedéis callados. Porque si lo hacéis, les estáis dejando ganar a ellos”, dice la víctima de la Manada.

“Supongo que esta carta pensaréis que es para contar mi versión y mi vivencia, pero no es así. Esta carta es de agradecimiento”, escribe la joven madrileña, quien les agradece a sus padres por “no abandonarla”.

“Gracias a mis personas, mis elegidas, las mejores elecciones que he hecho en esta vida, por apoyarme, por llorar conmigo, por enfadaros por no tener sentido lo que sentía, por reír, por hacerme ver que lo mejor y lo peor de la vida hay que compartirlo, por odiar y por sobre todo, querer. Vosotros me levantáis.

“También quiero dar las gracias a los que me han ayudado en este camino, ojalá nunca os hubiese conocido, pero la vida es así, y te trae a las mejores personas en los peores momentos”.

“Agradecer a toda la gente que tomó España y me doy voz cuando muchos me la intentaron quitar, gracias por no dejarme estar sola, por creerme hermanas. Gracias por hacerme sentir parte de la sociedad, porque parece que si te violan tienes que llevar el cartel de violada pegado en la frente”.

La víctima de la Manada pidió a las otras víctimas denunciar. “Nadie tiene que pasar por esto, nadie tiene que lamentarse de beber, de hablar con gente en una fiesta, de ir sola a casa, de llevar una minifalda… Nos tenemos que lamentar todos de la mentalidad que tiene esta sociedad, donde esto le puede pasar a cualquiera”.

“No podemos bromear con una violación, es indecente y está en nuestras manos cambiarlo. Por favor, solo pido que por mucho que penséis que no os van a creer, denuncies. Os puedo asegurar que todo el camino que hay que recorrer no es un plato de buen gusto. Pero qué hubiera pasado si yo no hubiera denunciado”.
“Está muy bien condenar unos hechos, todos tenemos que ser partícipes de un cambio. Para todas las mujeres, hombres, niñas, niños, que están pasando por algo parecido: se puede salir”, remató la joven.

Loading...
Revisa el siguiente artículo