Remanentes de tormenta Beryl inundan parte de RD

Apenas comienza la temporada. Las lluvias revelaron la magnitud y consecuencias del problema de drenaje pluvial que tiene el Gran Santo Domingo en pleno 2018.

Por Ivelisse rosario @IvelisseRosari3

Inundaciones, derrumbes, viviendas destruidas, ríos y cañadas desbordadas y la caída de  postes  de tendido eléctrico es la realidad que afecta a los residentes del Gran Santo Domingo y de algunas provincias del país, debido a las fuertes lluvias de la activa onda tropical asociada a los remanentes de Beryl.

Pero la situación podría mejorar según los reportes de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), la cual vaticinó que para hoy la onda tropical estará alejándose del área de pronóstico, dando paso a una masa de aire con menor contenido de humedad “lo que se traducirá en una reducción gradual de las lluvias”.

Pero a pesar de este pronóstico, la entidad meteorológica resaltó que, se estarán presentando algunos nublados con aguacero locales hacia zonas de la cordillera Central y la zona fronteriza.

Fueron sorprendidos

Aunque el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) había emitido un boletín de alerta por posibles inundaciones residentes de algunos barrios del Gran Santo Domingo no esperaban ser afectados por las torrenciales lluvias que iniciaron en la madrugada del martes, quedando sorprendidos y desprevenidos.
Es lo que cuentan los moradores del sector Las Cañitas en el Distrito Nacional, quienes despertaron por las inundaciones dentro de sus casas y por la destrucción de muros y el derrumbe de viviendas.

Con sus rostros tristes, debajo de las lluvias y mirando sus pertenencias inundadas, residentes de la comunidad expresaron a la prensa que los muros y casas construidos por las autoridades fueron destruidos junto con su ajuares que flotaban dentro de la viviendas inundadas.

Con voz de enojo resaltaron que durante la construcción de las viviendas y arreglo de una cañada advirtieron de las dificultades que tenían los trabajos por “el uso de materiales de mala calidad”.

Pero no solo este sector fue afectado otro de los sorprendidos por las inundaciones y derrumbes fue el Café de Herrera, donde el COE reveló que tras un deslizamiento de tierra un árbol cayó sobre una vivienda colapsando totalmente y resultando una persona herida de nacionalidad Haitiana.

Temporada activa

Cabe recordar que la Temporada Ciclónica 2018 se ha previsto sea más activa que la del 2017 y aunque directamente ninguno de los fenómenos atmosférico sde la pasada temporada ha tocado el país, los remanentes asociados a la tormenta Beryl derrumbaron también dos árboles en el sector de Villa Juana,  han destruido carreteras y mantienen sectores incomunicados.

El centro de la ciudad de SD

Las inundaciones no solo afectaron los barrios, residentes de lugares céntricos de la ciudad de Santo Domingo amanecieron con sus vehículos dentro de los parqueos de sus apartamentos inundados y las calles intransitables. Las imágenes de los afectados subidas a las redes sociales muestran que las más de cuatro horas de lluvias durante la madrugada de ayer generaron grandes daños y pérdidas.

Calles como la avenida República de Colombia, Abraham Lincoln, 27 de Febrero, el Malecón, la avenida México y sectores como Los Prados, Los Restauradores y Alma Rosa II, encabezan la lista de los que se convirtieron en un “río vial” debido a los permanentes problemas de drenaje pluvial.

Municipio de Los Alcarrizos

Otra de las tantas comunidades que amaneció con problemas de inundación fue el barrio Lebrón en el Municipio de Los Alcarrizos.

Mientras que en las zonas del Nuevo Amanecer en el Km 18 de la Autopista Duarte unas 30 viviendas fueron inundadas por la crecida del Arroyo Lebrón, donde las inundaciones acabaron con las pertenencias de estas familias.

“No pudimos sacar nada, todas mis pertenencias, ropa, cama, se quedaron ahí dentro”, dijo una de las afectadas.

San Cristóbal

En este punto cuando se habla de lluvias, e inundaciones esta es una de las provincias más afectadas y en esta ocasión se produjo un deslizamiento de tierra que ocupó los dos carriles de la vía, próximo al Cajuilito de San Cristóbal. Además, un segmento de la vía colapsó por socavamiento de las aguas del rio Nigua y Yubazo, colapsando el tramo carretero del 6 de noviembre.

Informe del COE

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) informó que se encuentran en alerta 22 provincias de las cuales están en vigilancia amarilla por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, Hato Mayor, El Seibo, La Altagracia, La Romana, Duarte en especial el Bajo Yuna, San Cristóbal, El Gran Santo Domingo, San Pedro de Macorís, La Vega, Monseñor Nouel Monte Plata, Sánchez Ramírez y San José de Ocoa

Mientras que en alerta verde se encuentran Espaillat, María Trinidad Sánchez, Hermanas Mirabal,  Samaná, Santiago, Peravia, Barahona y Azua.

En números, el informe de las 7:00 de la noche de ayer arrojó que hay mil 586 viviendas afectadas, cuatro destruidas, 7 mil 930 personas desplazadas a casa de familiares, 96 personas albergadas,  19 comunidades incomunicadas, 3 puentes destruidos y  1 carretera afectada.

Loading...
Revisa el siguiente artículo