BIS ve irrelevante aprobación de Ley de Partido y Agrupaciones Políticas

Por Carlos J. Basora O.

El Bloque Institucional Social Demócrata (BIS) entiende que el acento social en la Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas ha sido excesivo. Según la organización política, esa ley es, a pesar de la opinión pública al respecto, incluso irrelevante, peor aún, ha dado ocasión al ejercicio de un virtuosismo mediático de discutible validez, que ha desatado un proceso de discusión estéril en el que sólo por oírse bien se dicen notorias inconsecuencias.

En un comunicado en enviado a este medio de comunicación, el BIS dijo que como entidades de libre organización, queda a los estatutos de los partidos regular su conformación y a la Junta Central Electoral y su Departamento de Partidos Políticos verificar y aprobar el mayor o menor apego de dichos estatutos al sistema social y democrático de Derecho constitucionalmente designado por el artículo 7 de la Carta.

“Nos parece que una simple diligencia de esa instancia especializada de la JCE puede analizar los estatutos de los partidos y disponer lo que al respecto convenga, sin necesidad de elaboradísimas negociaciones políticas, tales como las que hasta ahora se han suscitado” señaló en el comunicado.

Advertencia de la JCE

El miércoles, el presidente de la Junta Central Electoral (JCE) advirtió que para ese organismo embarcarse en la organización de primarias abiertas y simultáneas deben darse cinco condiciones fundamentales.

Castaños Guzmán destacó entre ellas la necesidad de un consenso entre los 26 partidos y agrupaciones políticas que tienen reconocimiento electoral.

“La implementación de avances tecnológicos debe tomar en cuenta consideraciones políticas y sociales, a fin de construir consensos indispensables para aumentar la confianza”, explicó Castaños Guzmán, a los delegados de las entidades políticas que asistieron el miércoles a una reunión con dicho organismo para tratar algunos temas relacionado con la Ley de Partidos y las elecciones venideras.

También resaltó el costo económico que implicaría para ese organismo dirigir los procesos internos de los partidos, ya que los técnicos estiman que habría que hacer una inversión similar a las elecciones nacionales.

"Una Ley de esa naturaleza debe precisar con claridad la fuente de los recursos económicos necesarios para financiar las primarias, cuya inversión rondaría los 5 mil millones de pesos", dijo.

Recordó que por esa razón la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional en el 2005 la Ley de Primarias aprobada en 2004, ya que no identificaba el origen de los recursos para costear las primarias de los partidos.

El tercer elemento que identeficó, el doctor Castaños Guzmán, fue la logística que habría que tomar en cuenta para realizar las primarias simultáneas, como el uso de un padrón de electores que tiene 7 millones 300 mil ciudadanos, así como la habilitación de 16 mil 285 colegios electorales, que funcionan en 4 mil 313 recintos. "El proceso sería complejo porque cada partido tendría que postular candidatos para 4 mil 106 cargos electivos. También la JCE tendría que entrenar alrededor de 125 mil ciudadanos", explicó Castaños Guzmán durente la reunión.

En el cuarto elemento, se refirió al aspecto tecnológico, sostuvo que con boletas impresas o con voto electrónico, consideró imprescindible el uso de tecnología de punta dado lo complejo que sería el conteo y transmisión de los resultados.

Indió que en este aspecto también deben haber un consenso entre los partidos. “Al mismo tiempo la misma debe ser licitada, adjudicada, contratada, pagada, fabricada, entregada, probada a través de sucesivos simulacros que despejen cualquier duda”.

En relación al tiempo de que dispone la JCE para organizar las elecciones del 2020, exhortó a los partidos a tomar en cuenta que ese año la Constitución obliga a celebrar dos elecciones: las municipales en febrero y las presidenciales y congresuales en mayo, mientras pudiera haber un tercer proceso, en caso de una segunda vuelta.


Otros temas

El BIS aprovechó la ocasión para expresarle otras inquietudes a las autorides de la Junta Central Electoral, relacionado con la competencia de está respecto de otros órganos constitucionales, como lo son el Tribunal Superior Electoral y el Tribunal Superior Administrativo, que inciden en el valor jurídico y, por tanto, en el respeto generalizado a las decisiones al organismo electoral.

También mostraron su precupación por la adscripción del voto al candidato y partido, consideraron que para la mayoría de los partidos del sistema, que concurren en alianza con partidos de los llamados “mayoritarios”, al no tener representación en las mesas sus votos suelen ser computados a favor de los partidos que encabezan las alianzas. "Esto es totalmente injusto y la JCE debe instruir expresa y definitivamente a sus representantes en las juntas municipales para que todo voto emitido por un partido se anote a ese partido, y luego se calculen los votos de todos los partidos aliados, independientemente del sistema de escrutinio que se utilice y de si finalmente se acepta la publicidad del cómputo de votación (no del voto)", señalaron en su comunicado.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo