Rusia lanza la última y más sangrienta ofensiva en Siria: el duelo final más catastrófico en Idlib

Por Agencias

En una localidad del noroeste de Siria donde viven 3 millones de personas, el gobierno y los rebeldes se preparan para su sangriento duelo final.

La pugna por el control de Idlib, el único reducto que les queda a los insurgentes y hasta ahora un refugio para más de un millón de sirios desplazados, será probablemente el último campo de batalla considerable tras siete años de una brutal guerra civil.

Será también, a todas luces, el más catastrófico.

La ONU y diversas organizaciones humanitarias se preparan para un desastre, advirtiendo que unas 800.000 personas más podrían quedar desplazadas si el gobierno cumple con la arremetida. Ya las fuerzas oficialistas se están acumulando en el perímetro, señal de que el operativo es inminente.

Turquía, que apoya a los rebeldes en Idlib, ha advertido que no habrá una solución militar, y al parecer ha estado negociando con Rusia para evitar una ofensiva total.

Están aumentando los temores de que se usarán armas químicas, y la Marina rusa se está concentrando buques en el Mar Mediterráneo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo