Derrota en La Haya sumerge a Evo Morales en su peor crisis

Por Agencias

El hecho de que la Corte Internacional  haya fallado en contra de la demanda, deja a Bolivia más debilitada que nunca en su reclamo marítimo,  pero sobre todo, deja a su presidente contra las cuerdas, ante lo que aparentemente se vislumbra como el hecho de que  un exceso de  confianza ante un fallo favorable, impidió al gobierno estructurar un “Plan B” y  ya le está empezando a pasar factura.

Opositores consideran que la derrota del país en La Haya cobrará una factura política a Morales, que está inmerso en un afán de repostulación y comienzan a pedir cuentas:  Diputados y senadores de oposición solicitaron este miércoles al presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), Álvaro García Linera, convocar al mandatario Evo Morales para que explique en una sesión de los legisladores la derrota de Bolivia frente a Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“En el ámbito de la política interna, el senador de “Unidad Nacional” (UD) Arturo Murillo, lamentó que en el gobierno se hagan a los “giles” por el fracaso en la demanda marítima contra Chile en la Corte Internacional de Justicia, cuando debieron “rodar cabezas”, refiriéndose a dimisiones de quienes encabezaron el equipo jurídico.

Otros van más allá, y el ex magistrado del Tribunal Constitucional , Gualberto Cusi,  pidió por su parte un juicio de responsabilidades contra Evo Morales.

Los detractores a la administración de Morales, con algunos comités cívicos del país se preparan para un paro cívico.El representante de la organización política “Otra Izquierda es Posible”, Beto Astorga, explicó a radio Panamericana que coordinan con plataformas de todo el país esa medida de presión para conseguir paralizar el país. “Tenemos que salir el 10 de octubre porque queremos que se reivindique esta democracia que está matando el MAS, en ese sentido vamos a estar el 10 de octubre, va ser una movilización nacional por la defensa del 21 de febrero”, sostuvo.

Desde la Agencia de Noticas Fides (ANF), advierten que la desinstitucionalización y la ausencia de independencia ha conducido al Tribunal Supremo Electoral a una “grave crisis”. Cuatro vocales suplentes renunciaron en 2015, dimitió el vicepresidente del ente, José Luis Exeni, y tres vocales no están de acuerdo con el reglamento para las elecciones primarias.

Toda esta crisis,   a menos de cuatro meses para la realización de las internas de los partidos políticos y en medio de la presión que tienen los vocales electorales para decidir si habilitan o no la postulación  Evo Morales y Álvaro García Linera. irene ayuso

Loading...
Revisa el siguiente artículo